Público
Público

Los sondeos dan la victoria a la derecha en Portugal

El derechista Portas tendrá la llave de un futuro Gobierno de Passos Coelho

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cuando Paulo Portas salió ayer de su limusina negra delante de la cafetería Doces & Emoçõens en la Praça Paiva Couceiro de Lisboa, estalló el júbilo entre el centenar de seguidores del partido democristiano CDS-PP. El jovial Portas se fundió luego en abrazos y lanzó besos de forma indiscriminada.

La euforia de los conservadores era palpable ayer después de los últimos sondeos que dan a la formación hasta un 11% de los votos en las elecciones generales de este domingo en Portugal. Y Portas tendrá, con mucha probabilidad, la llave del futuro Gobierno.

El liberal PDS de Passos Coelho se quedará sin la mayoría absoluta

'Queremos formar una coalición con el PDS', dice Antonio, un joven militante que acompaña a Portas. 'Con los socialistas no vamos a hacer nada, porque somos demasiado diferentes', aclara. Su líder, sin embargo, mantiene una actitud más vaga y ambigua respecto a posibles pactos poselectorales.

Los últimos sondeos prevén una victoria del Partido Socialdemócrata (PDS), que representa el liberalismo puro a pesar de su nombre, aunque se quedará sin mayoría absoluta para gobernar en solitario. Los socialistas del primer ministro, José Sócrates, aún albergan la esperanza de ganar por la mínima o por lo menos empatar, pero está claro que la grave crisis económica y financiera le pasará factura al PS. Al igual que Grecia e Irlanda, Portugal tuvo que pedir un rescate de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional cuyo importe total asciende a 78.000 millones de euros.

A cambio de este dinero, la llamada troika Comisión Europea, Banco Central Europeo y FMI exige a los gobernantes portugueses un durísimo plan de ajuste y de recortes. Mientras el PDS de Pedro Passos Coelho,fiel a su ideal liberal, se ha comprometido a administrar la amarga medicina de la troika, el democristiano Portas se presenta ante el electorado como un moderado que frenaría lo peor de la esperada sangría.

La crisis económica pasará factura al primer ministro socialista, Sócrates

'En temas sociales estoy a la izquierda del PDS', dijo el dirigente, que tiene un largo historial de oportunismo político. Portas, quien fue ministro de Defensa en el Gobierno de coalición de PDS y CDS-PP con José Manuel Durão Barroso, no rehúye el populismo derechista en temas como seguridad ciudadana y ahora se hace pasar por la voz sensata en esta crispada campaña electoral.

Esta semana pidió a Sócrates y a Passos Coelho que bajaran el tono, con vistas a un posible y necesario pacto entre las tres fuerzas para aprobar reformas constitucionales que requieren el apoyo de dos tercios de los diputados. PS, PDS y CDS-PP se han comprometido a apoyar y aplicar el plan de rescate de la troika. Sólo los comunistas y verdes de la coalición CDU y el Bloco de Esquerda se oponen radicalmente a la intervención.

'No les quedará más remedio que ponerse de acuerdo, porque la política económica la dictan otros', puntualiza otro militante de la comitiva de Portas en Lisboa.