Público
Público

Suecia no tiene tan fácil conseguir la extradición de Assange

Las pruebas que lo acusan de violación no parecen suficientes para los abogados. El diputado sueco que reabrió el caso dice quela debilidad de Assange "son las mujeres" y lo compara con Mick Jagger

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Faltan pruebas. Y esa parece empezar a conventirse en la principal razón por la que Julian Assange, el fundador de Wikileaks, podría evitar ser extraditado a Suecia.

Desde el pasado martes, cuando se entregó en una comisaría londinense, los abogados de Assange insisten en que para hacerse efectivo su traslado, el juez británico que examina la orden de arresto internacional emitida por la fiscalía sueca había pedido ver todas las pruebas que lo relacionan con un supuesto caso de violación y abuso sexual a dos mujeres.

Los abogados del líder de Wikileaks aseguran que las pruebas no son suficientes como para acusarlo de los cargos que se le imputan y que eso pesaría a la hora de hacer efectiva la extradición.

Este jueves, en una conversación con el diario The Guardian, el ex abogado del Royal Prosecution Service británico, Raj Joshi, aseguró que ese procedimiento no tiene las bases suficientes como para salir adelante.

'Por lo que se sabe hasta ahora, va a ser muy complicado extraditarle. El juez tiene que estar seguro de que la denuncia tiene las suficientes pruebas para convertirse en un delito por el que debería ser extraditado y que no hay ninguna traba legal para hacerlo', dijo.

'El equipo legal de Assange argumentará que cómo se puede considerar que la denuncia reúne las pruebas suficientes como para extraditarlo si ni siquiera la fiscalía sueca cree que haya pruebas suficientes como para acusarle de ningún delito y, de hecho, aún no ha sido acusado', aseguró. Hay que recordar que la Justicia sueca cerró el caso en verano y lo volvió a abrir recientemente.

Assange, que permanece detenido en una cárcel del sur de Londres, recibirá hoy la visita de sus abogados, la primera desde que fuera arrestado, para evaluar el caso.

Al fundador de Wikileaks se le denegó la libertad bajo fianza tal y como habían solicitados sus abogados por el hecho de no tener una residencia oficial en Reino Unido. Este hecho extraña hasta a los grupos de activistas por los derechos de las mujeres.

En una carta al periódico, Katrin Axelsson, de la organización Mujeres contra la Violación, muestra sus dudas sobre la transparencia con la que se está llevando el caso de Assange: 'Muchas mujeres en Suecia y Reino Unido se preguntan sobre el excepcional entusiasmo con el que se está tratando el arresto de Assange por los cargos de violación. Hay una tradición muy extendida del uso político de los casos de violación y abuso sexual que no tiene nada que ver con la seguridad real de las mujeres', dijo.

Axelsson se refería a que en Reino Unido, lo normal es que a un hombre al que se le acuse de violación, se le conceda la libertad bajo fianza hasta el juicio. La activista dijo, además, que era llamativa el interés de las autoridades suecas, teniendo en cuenta 'el pobre historial que tiene Suecia cuando se trata de juzgar a violadores'.

En defensa de las dos mujeres que acusan a Assange, A. y S., ha salido el diputado sueco que está en el centro de todas las miradas. Claes Börgstrom, portavoz del Partido Socialdemócrata en materia de Igualdad, es visto como el artífice del proceso contra Assange. A Börgstrom se le acusa de querer utilizar el impacto público que podría tener una sentencia contra el fundador de Wikileaks para endurecer las leyes sobre la violación en el país.

En una entrevista también con The Guardian, dice que 'no hay un trasfondo político en todo esto, aunque entiendo que la gente pueda pensar así. Wikileaks está en todos los titulares de la prensa mundial y Assange está acusado de violación en Suecia, así que es comprensible que la gente piense que hay un motivo político', dijo.

Börgstrom asegura haber avisado a Assange de su comportamiento con las mujeres: 'Una personalidad como Assange, conocido en todo el mundo, que sale en los medios todos los días, tiene una atracción enorme para las mujeres. Muchas lo invitan a su cama y él se aprovechó de ello...todo el tiempo. Hablé con él sobre este tema. Le avisé de que no era un comportamiento ético y que podía poner en riesgo su seguridad. Su debilidad eran y son las mujeres. Le avisé de que podía meterle en problemas'.

El diputado sueco, que habla como si conociera a Assange de toda la vida, asegura que 'las mujeres actúan con él como habrían hecho con Mick Jagger. Cuando atraes a tantas mujeres tienes que medir tu comportamiento'.