Público
Público

Tailandia levanta el estado de excepción

La medida se mantenía desde la violencia desatada en abril entre los 'camisas rojas' y el Ejército

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno de Tailandia ha acordado este martes levantar el estado excepción en Bangkok y en tres provincias limítrofes, a partir de mañana miércoles, aunque mantendrá poderes especiales, anunciaron fuentes oficiales.

La medida, en vigor desde el pasado 7 de abril en respuesta a las protestas callejeras de los partidarios del Frente Unido para la Democracia y contra la Dictadura conocidos por 'camisas rojas', será reemplazada por la Ley de Seguridad Interna.

Esta ley autoriza mantener detenido a un sospechoso durante una semana sin que deban presentarse cargos en su contra, declarar el toque de queda y limitar la libertad de movimiento y expresión cuando las autoridades consideren que la seguridad nacional está en peligro.

'El Gobierno ha decidido anular el decreto debido a que las acciones del movimiento de oposición son ahora pacíficas', dijo el portavoz Supachai Jaisemut, en conferencia de prensa.

Además de en Bangkok, escenario de violentos disturbios y explosiones de artefactos que entre marzo y abril causaron 91 muertos y unos 1.800 heridos, también el estado de excepción dejará de estar vigente en las provincias de Pathum Thani, Samut Prakan y Nonthaburi.

El estado de excepción permite al Gobierno sacar al Ejército a las calles, prohibir las asambleas públicas y mantener detenida a una persona sospechosa hasta 30 días sin necesidad de presentar acusaciones contra ella.

Con las protestas, los llamados 'camisas rojas' presionaron sin éxito al Gobierno de Coalición del primer ministro y líder del Partido Demócrata, Abhisit Vejjajiva, para que disolviera el Parlamento y convocara elecciones anticipadas.

Los dirigentes del Frente, que han desafiado el estado de excepción con protestas secundadas por hasta 10.000 'camisas rojas' han anunciado que durante el próximo año continuarán realizando dos manifestaciones cada mes en la capital con la finalidad de perseguir sus objetivos.

Desde que el pasado 19 de mayo el Ejército desalojó a tiros a los miles de 'camisas rojas' que se atrincheraban en el corazón comercial de la capital, las fuerzas de seguridad han detenido a más de 400 seguidores de entre una lista con unas 800 personas, sobre las que pesan acusaciones que van desde la de 'participación en manifestación ilegal' a la de 'posesión de armas' o 'terrorismo'.

A la vez, las autoridades han congelado las cuentas bancarias de varias decenas de tailandeses que financiaron las manifestaciones, incluidas las de familiares del ex primer ministro Thaksin Sinawatra. Tailandia atraviesa una crisis política desde el golpe militar que depuso en 2006 a Shinawatra, declarado prófugo por la justicia tailandesa y exiliado en Dubai.

Los 'camisas rojas' claman que su movilización es el resultado de la desatención del medio rural y consideran que el Gobierno de Vejjajiva es ilegítimo porque llegó al poder por medio de pactos parlamentarios con diputados tránsfugas.