Público
Público

Inmigración en EEUU Trump amenaza con cortar la ayuda a países que no acepten a sus migrantes deportados

Lanza la misma advertencia, mediate sanciones, aranceles y fin de la financiacion a los Estados que no eviten la entrada de droga en EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de EEUU, Donald Trump.- REUTERS

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha amenazado este sábado con imponer sanciones y aranceles o incluso cortar la ayuda financiera a los países que no acepten acoger a los ciudadanos de su nación que hayan sido deportados por Estados Unidos, entre los que se encuentran China y Cuba, según informes.

"Si no los aceptan, impondremos sanciones a esos países. Impondremos aranceles a esos países. Los aceptarán tan rápido que les dará vueltas la cabeza", dijo Trump durante una visita a una división de la Oficina de Protección de la Frontera y las Aduanas (CBP, en inglés). "Simplemente impondremos aranceles a sus bienes que entren aquí, y los aceptarán en dos segundos. Hay mucha gente de esos países, y los aceptarán" cuando sean deportados, agregó el presidente. "Y otra cosa, damos mucha ayuda a algunos de esos países. Y a esos países, les dejaremos de dar ayuda, y los aceptarán de vuelta instantáneamente", subrayó.

El presidente lanzó la misma advertencia a los países que no eviten que entren drogan en EEUU, aunque no ha precisado de qué países se trata. "Les damos miles y miles de millones de dólares y no hacen lo que se supone que deberían hacer. Y ellos lo saben. Pero vamos a tomar una acción muy dura", afirmó finalmente Trump. "Quiero detener la ayuda. Quiero detenerla si no pueden evitar que las drogas lleguen, porque ellos podrían evitarlo mucho más fácil que nosotros", ha advertido.

El Gobierno de Trump ya impuso en septiembre pasado sanciones, que consisten en restricciones a la emisión de ciertos visados para entrar a Estados Unidos, a cuatro países -Camboya, Eritrea, Guinea y Sierra Leona- debido a su supuesta negativa a aceptar a sus ciudadanos cuando eran deportados.

Durante la visita de Trump a las instalaciones del CBP, el subsecretario de Estado de EEUU, John Sullivan, expresó al presidente su preocupación por los "problemas" que han surgido con algunos países cuando se trata de enviar a los inmigrantes indocumentados "al lugar de donde vinieron".

"China, que tiene un largo historial de no aceptar" a sus emigrantes deportados, ha dicho

Trump preguntó entonces cuáles son esos países, y el secretario adjunto de Estado para Asuntos Consulares, Carl Risch, le respondió que entre los países está "China, que tiene un largo historial de no aceptar" a sus emigrantes deportados.

Risch también mencionó a Camboya, Eritrea, Guinea y Sierra Leona, pero recordó que, en esos casos, las sanciones relativas a los visados que Washington impuso en septiembre "están funcionando", y se están registrando "algunos avances".

Trump replicó que "esos son nombres poco habituales, porque uno piensa más en términos de Suramérica que de Asia" cuando trata de imaginarse qué países no aceptan a sus emigrantes deportados.

Pero acto seguido, amenazó con imponer sanciones, aranceles o cortar la ayuda financiera, y pidió una lista de los países en cuestión para poder "resolver este tema económicamente".

Según una información publicada en mayo pasado en el diario The Washington Times, que citaba fuentes de la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas de EEUU (ICE), hay once países que no cooperan con las autoridades migratorias estadounidenses a la hora de aceptar a los emigrantes deportados.

Son Cuba, China, Irán, Marruecos, Birmania, Vietnam, Laos, Camboya, Eritrea, Guinea y Sudán del Sur, además de la región administrativa especial china de Hong Kong.

Una alta funcionaria de ICE, Marlen Pineiro, dijo a ese diario que las autoridades de Cuba habían accedido a aceptar a los cubanos deportados en virtud de un acuerdo bilateral que firmaron con el Gobierno de Barack Obama, pero que el proceso estaba siendo lento.