Publicado: 28.08.2015 12:16 |Actualizado: 28.08.2015 12:16

Trump declara la guerra a las galletas Oreo por abrir plantas en México

El magnate republicano y aspirante a la Casa Blanca dice que no volverá a comer ninguna, aunque las 'ame', porque la compañía "cierra" la planta de Chicago. Pero ha eludido reconocer que la firma no cierra del todo en dicha ciudad y, además, permanece en otras fábricas estadounidenses de New Jersey, Oregón y Virginia.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 3
Comentarios:
trump oreo

trump oreo

MADRID/NUEVA YORK.- "Amo las Oreo. Nunca las volveré a comer de nuevo". Esa ha sido una de las últimas extravagancias de Donald Trump, el magnate republicano y aspirante a la Casa Blanca que, tras proponer construir un muro entre EEUU y México, ahora pretende boicotear a la marca de galletas porque la firma ha decidido trasladar parte de su producción desde Chicago, precisamente, a México. 

El polémico candidato se ha expresado así en varias ocasiones en las últimas semanas, evidenciando su clara animadversión por el país vecino, a cuyos inmigrantes tildó de "criminales" y "racistas". Lo que no ha explicado Trump es que la firma sí continuará trabajando en Chicago, así como en otras zonas de Estados Unidos como New Jersey, Oregón y Virginia.

Aun así, el magnate afirmó que nunca volvería a comer esas galletas salvo que pudiera encontrar "algunas" fabricadas en Estados Unidos. Mintió. 



El representante de Mondelez (la compañía que fabrica las Oreo, así como las Chips Ahoy o los chicles Trident), Laurie Guzzinati, reconoció que la planta de Chicago pasará de tener aproximadamente 1.200 empleados a alrededor de 600 y que la decisión se debe a la reducción de costes, pero también aclaró que la planta seguirá operativa.

Pero Trump, que lidera los últimos sondeos, según Forbes, parece decidido a seguir basando su campaña hacia la Presidencia de los EEUU en teorías xenófobas y ultranacionalistas. Esta guerra contra las Oreo se une a sus propuestas de deportar a todos los inmigrantes -incluso a los que ya son nacidos en EEUU y han obtenido la ciudadanía- o la ya citada de construir un muro en la frontera. 

Además, el magnate del Partido Republicano acumula otras polémicas como la expulsión de un periodista de una rueda de prensa por preguntarle sobre su plan migratorio o la demanda contra el chef español José Andrés tras negarse éste a atenderle, entre otras.