Público
Público

Trump defiende que su hija Ivanka le sustituyera en una sesión del G20

Pese al estupor causado, el presidente de EEUU considera en Twitter que es "muy normal" y aprovecha la ocasión para cargar contra Hillary Clinton y su hija Chelsea.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ivanka Trump se ríe junto a Lagarde en la cumbre del G20. /REUTERS

El presidente de EEUU, Donald Trump, defendió este lunes que su hija Ivanka, quien también es su asesora, lo sustituyera temporalmente en las sesiones de la cumbre de líderes del G20 celebrada en Hamburgo (Alemania), tras los numerosos comentarios al respecto, y ha alegado que se trata de una práctica "muy normal".

Ivanka Trump ocupó la silla de su padre durante una reunión a puerta cerrada centrada en el desarrollo africano y en la que tomó la palabra el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim. Pese al estupor generalizado, el mandatario norteamericano ha restado importancia a este gesto.

"Cuando salí de la Sala de Conferencias para reuniones cortas con Japón y otros países, pedí a Ivanka que ocupara el asiento. Muy normal. ¡Angela M. (Merkel) está de acuerdo!", explicó Trump a través de su cuenta personal de Twitter.

Ivanka Trump, hija mayor y asesora del presidente, se sentó en el lugar reservado para su padre en la mesa principal de la cumbre el sábado cuando el mandatario se ausentó temporalmente.

Es habitual que en este tipo de encuentros algún alto cargo ocupe de forma provisional el puesto de un jefe de Estado o de Gobierno cuando éste no está presente, para no dejar vacío el asiento.

La canciller alemana, Angela Merkel, al ser preguntada al respecto, indicó que entra dentro de las competencias de cada delegación decidir quién de sus integrantes sustituye al presidente en caso de ausencia. "Es obvio que Ivanka trabaja en la Casa Blanca", apostilló Merkel.

Carga contra Chelsea Clinton

Mientras, en otro tuit, Trump sugirió que los comentarios en los medios serían muy distintos si las protagonistas de lo ocurrido hubieran sido su rival demócrata en las elecciones presidenciales, Hillary Clinton, y la hija de ésta, Chelsea.

En ese caso, los "Fake News", como califica Trump a la mayoría de los principales medios de comunicación de EEUU, estarían ya promoviendo una candidatura de Chelsea Clinton a la Casa Blanca, según el mandatario.

La propia aludida, Chelsea Clinton respondió a Trump y, también en Twitter, dijo que a su madre ni a su padre, el expresidente Bill Clinton, "nunca" se les hubiera ocurrido pedirle a ella ocupar su asiento en una cumbre, como hizo el presidente con su hija.

"¿Estaba (usted) vendiendo a nuestro país? Espero que no", preguntó Clinton a Trump en su tuit en respuesta a un comentario en ese sentido escrito por el presidente en su tuit aludiendo al tiempo que Hillary desempeño el cargo de secretaria de Estado.

El papel de Ivanka Trump en la actual Administración norteamericana ha dado para todo tipo de especulaciones en los últimos meses, en la medida en que se ha convertido en una presencia habitual en las reuniones de alto nivel, desplazando incluso a cargos jerárquicamente más relevantes. Entre los asuntos a los que más tiempo dedica están las cuestiones relacionadas con la mujer.