Publicado: 22.12.2016 11:52 |Actualizado: 22.12.2016 12:05

Un tuit del líder xenófobo de Pegida sobre el autor del ataque en Berlín crea sospechas de filtración policial

El mensaje publicado horas después del atentado por el dirigente islamófobo, Lutz Bachmann, indicaba que el sospechoso era un tunecino musulmán y abre el debate sobre si las autoridades filtraron información.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Fotografía facilitada por la Policía alemana que muestra al joven tunecino Anis Amri, de 24 años en búsqueda por su posible implicación en el atentado cometido el lunes en Berlín. EFE

Fotografía facilitada por la Policía alemana que muestra al joven tunecino Anis Amri, de 24 años en búsqueda por su posible implicación en el atentado cometido el lunes en Berlín. EFE

BERLÍN.- Un tuit del líder del movimiento islamófobo Pegida, Lutz Bachmann, dos horas después del atentado del lunes contra un mercadillo de Navidad en Berlín, en el que apunta a un nacional tunecino como principal sospechoso, ha abierto un debate sobre posibles filtraciones en la policía.

"Información interna de la dirección de la Policía de Berlín: autor, tunecino musulmán. Que el Fiscal Federal asuma indica la veracidad", escribía el líder de Patriotas contra la Islamización de Occidente (Pegida) en la red a las 22.16 hora local del mismo día del atentado.

El líder de Pegida, Lutz Bachman. Twitter

El tuit, que en su momento pasó desapercibido, cobró una nueva dimensión después de que el miércoles se conociera que se busca a un ciudadano tunecino de 24 años tras encontrarse su documentación en la cabina del camión con que se cometió el atentado, en el que murieron doce personas y casi cincuenta resultaron heridas.

Tras la puesta en libertad por falta de pruebas del único detenido hasta el momento, un joven paquistaní peticionario de asilo y la búsqueda ahora del tunecino como principal sospechoso con una orden europea de detención, los medios se preguntan si el tuit de Bachmann fue una casualidad o si cuenta con una fuente en la policía.

También se preguntan si la policía ya le estaba siguiendo la pista al tunecino Anis Amri al poco de haberse cometido el atentado a pesar de la detención en un primer momento de un solicitante de asilo paquistaní.

El propio Bachmann, que desde que se sumó a Twitter en abril pasado ya ha tuiteado casi 1.500 mensajes, pareció mostrarse después sorprendido por su tuit del lunes.

"Entonces, mi información de una hora después del atentado era cierta? La policía busca ahora a un tunecino", escribía el miércoles poco después de conocerse la orden de detención europea dictada por la Fiscalía Federal.

El sospechoso había sido investigado por su presunta implicación en un "delito grave contra la seguridad del Estado", informó ayer el responsable de Interior de Renania del Norte-Westfalia, Ralf Jäger.

Las autoridades de Berlín explicaron que mantuvieron al joven vigilado desde marzo hasta septiembre, pero que el operativo se cerró al no hallarse pruebas que sustentaran las acusaciones.