Publicado: 13.04.2014 13:57 |Actualizado: 13.04.2014 13:57

La UE estudiará nuevas sanciones a Rusia y el envío de una misión civil a Ucrania

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) abordarán este lunes la posibilidad de ampliar la lista de sancionados rusos y ucranianos por el papel de Moscú en los últimos acontecimientos en Ucrania, y de enviar a ese país una misión europea de asesoramiento policial y jurídico.

El consejo de ministros, que se reunirá en Luxemburgo, tratará ampliamente la situación en Ucrania en un momento en que ha crecido la tensión con la toma por activistas prorrusos de edificios oficiales en el este del país y la operación militar en respuesta lanzada por Kiev. 

La UE, que comparte la postura de EEUU y de la OTAN ante el conflicto, ha dejado claro que si Moscú da nuevos pasos que desestabilicen esa parte del país, después de anexionarse la región ucraniana de Crimea, abrirá la puerta a nuevas sanciones que podrían afectar a su economía.

Así, los líderes de la UE encargaron en su última cumbre de marzo a la Comisión Europea (CE) preparar un informe sobre posibles sanciones económicas a Rusia que no se espera que esté listo para la reunión de los ministros de mañana, indicaron fuentes comunitarias.

Los Veintiocho sí que hablarán sobre la posibilidad de ampliar la lista de 33 sancionados rusos y ucranianos (a los que se les ha prohibido viajar a la UE y se les han congelado sus bienes en territorio de la Unión) tal y como han solicitado algunas delegaciones.

"Algunos estados miembros han planteado la posibilidad de aplicar más medidas restrictivas" contra personas específicas, dijeron las fuentes, que también dejaron claro que no se producirán decisiones el lunes porque para ello "es necesaria una preparación".

Mientras que el vicepresidente estadounidense John Kerry amenaza a Moscú con "consecuencias adicionales" si no frena la escalada militar, la OTAN va un paso más allá y establece un paralemismo entre su actuación y la mantenida durante la Guerra Fría: Moscú, está llevando a cabo una "guerra propagandística del tipo "que no habíamos visto desde el final de la Guerra Fría". "Rusia afronta una elección: dejar de culpar a los demás por sus propias acciones, retirar sus tropas, regresar a sus obligaciones internacionales y comenzar a reconstruir la confianza" o "un más profundo aislamiento internacional".

Esta segunda opción "no va en interés de nadie y sólo hará nuestro mundo más peligroso e impredecible", agregó el secretario general de la OTAN.

En Francia, su secretario de Estado de Relaciones con el Parlamento, Jean-Marie Le Guen, insistió hoy en que su país pedirá "nuevas sanciones" si continúa la escalada militar en Ucrania, en declaraciones a una cadena de radio. Junto a la posibilidad de ampliar las sanciones contra personas específicas los ministros estudiarán la petición del Reino Unido, Suecia y Polonia de enviar una misión civil comunitaria en el marco de la Política de Defensa y Seguridad Común europea a Ucrania para que asesore en el terreno policial y de justicia.

La UE teme que una misión europea se solape con la de observación electoral de la OSCE

Fuentes comunitarias señalaron que algunos países mantienen "reservas" ante el envío de esa misión europea por temor a que pueda solaparse con la de observación electoral de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), que supervisará los comicios del 25 de mayo y que ha recibido de la UE una contribución de 5 millones de euros.

Además, el Consejo respaldará el préstamo a medio plazo de 1.000 millones de euros acordado a Kiev -que se suma a la ayuda macroeconómica ya aceptada pero aún no desembolsada de 610 millones-, así como las ventajas arancelarias unilaterales ofrecidas a Ucrania hasta el próximo 1 de noviembre con la idea de firmar para entonces el acuerdo de asociación con ese país.

Los ministros también tendrán presente en sus discusiones la carta enviada esta semana por el presidente ruso, Vladímir Putin, a los líderes de 15 países europeos y de Turquía, los cuales reciben gas ruso a través de Ucrania, en la que advertía de que Moscú podría cortar el suministro debido al continuo impago de Kiev (supera los 2.000 millones de dólares).

Fuentes comunitarias indicaron que esa misiva "más bien parece dirigida a los principales clientes de Gazprom", el consorcio gasístico estatal ruso, y añadieron que los veintiocho comparten la idea de que "hay que dar una respuesta coordinada" a Putin.

Indicaron se hará "por los medios más apropiados", incluida la reunión prevista previsiblemente para el 17 de abril en Ginebra entre los jefes de la diplomacia de la UE, EEUU, Rusia y Ucrania.

También señalaron que la seguridad del aprovisionamiento del gas o las consecuencias de la deuda energética ucraniana son elementos que "no son nuevos" y "que han sido tenidos en cuenta a la hora de elaborar un programa de asistencia" del Fondo Monetario Internacional (FMI) en favor de Kiev.

En paralelo, los ministros tienen previsto respaldar la decisión ya tomada a nivel de embajadores de ampliar en cuatro personas la lista de individuos con sus activos congelados en la UE por malversación de fondos públicos ucranianos.

Ya el martes, los titulares de Defensa de la UE hablarán de las implicaciones de la crisis ucraniana en la Política de Defensa y Seguridad Común europea, un debate en el que participará el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen.