Público
Público

La UE recuerda que los asentamientos son ilegales

La jefa de la diplomacia , Catherine Ashton, envía un comunicado para evitar la proliferación de las colonias en Jerusalén Este

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Unión Europea (UE) pidió hoy a Israel que dé marcha atrás en el plan para construir 1.300 nuevas viviendas en colonias judías en Jerusalén Este por contradecir los esfuerzos diplomáticos para reanudar las negociaciones de paz.

Pero casi al tiempo en que la Alta Representante de la UE, Catherine Ashton, se dijera 'extremadamente preocupada' por el anuncio israelí, el Gobierno hebreo anunciaba una nueva ampliación.

'Este plan entra en contradicción con los esfuerzos de la comunidad internacional para reanudar las negociaciones directas y la decisión debería ser anulada', señaló la portavoz de Ashton en un comunicado.

La nota añade que los asentamientos israelíes en territorios ocupados 'son ilegales según el derecho internacional, suponen un obstáculo para la paz y amenazan con hacer imposible una solución basada en dos estados', el israelí y el palestino.

Ashton, responsable de Política Exterior y de Defensa, recuerda que la Unión Europea 'no reconocerá' ningún cambio de las fronteras existentes previas a la guerra de 1967 que no hayan sido acordado por las partes.

Para que haya una paz verdadera, todos los asuntos pendientes deben ser resueltos a través de negociaciones, incluyendo la cuestión de Jerusalén 'como futura capital de los dos estados', añade la nota.

Por ello, Ashton sigue insistiendo a israelíes y palestinos para que creen las condiciones necesarias para crear un medio ambiente propicio para la reanudación de las negociaciones directas.

DISPLAY CONNECTORS, SL.