Público
Público

El ultimátum a Siria vence sin que cesen las matanzas

Otros 14 muertos por la represión del Ejército en la última jornada del plazo de la Liga Árabe para que cese la violencia contra los civiles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 14 personas perdieron la vida este sábado en Siria, víctimas de la diaria represión del Ejército de las protestas contra el régimen. Las muertes llegaron en la misma jornada en que expiró el plazo de tres días que la Liga Árabe dio el miércoles a Damasco para que pusiera fin a la muerte de civiles.

El Gobierno sirio ya se comprometió el mes pasado a evitar las bajas civiles, pero desde entonces el número de fallecidos se ha disparado, lo que indica que el régimen no es capaz de controlar unas protestas que cuentan con el apoyo moral de la comunidad occidental y de la mayor parte de los países árabes.

Crece el número de militares desertores que se enfrentan al régimen de Al Asad

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que tiene su sede en Londres y recibe la información de activistas del interior de Siria, las muertes de este sábado tuvieron lugar en el sur y en el centro del país, donde las protestas contra el régimen han sido más activas en las últimas semanas.

Entre los muertos hay al menos dos soldados desertores, lo que corrobora un patrón de comportamiento que se viene repitiendo desde antes del verano, aunque ahora con más intensidad, y que sugiere que el número de desertores no para de crecer. Los desertores estánbien armados y existen indicios razonables de que reciben armamento del exterior a través de la frontera libanesa.

El miércoles por la noche, los ministros de Exteriores árabes reunidos en Rabat lanzaron un ultimátum de tres días, que expiró anoche, al Gobierno del presidente Bashar al Asad para que aceptara unos protocolos que instan al régimen a permitir la entrada de decenas de observadores para que verifiquen sobre el terreno que las Fuerzas de Seguridad no usan la violencia contra los manifestantes.

Damasco pretende cerrar el paso de los observadores a cárceles y hospitales

Según la ONU, desde que estallaron las protestas a mediados de marzo han muerto más de 3.500 personas. El Gobierno sirio sostiene que muchos muertos son soldados o civiles afectos al régimen que han sido asesinados por 'bandas armadas' que tratan de sembrar el terror en las localidades sirias.

Damasco ha contestado a la Liga Árabe que, 'en principio', acepta el envío de observadores árabes, si bien quiere negociar algunos detalles de la misión, y desde el jueves las dos partes están discutiendo las modificaciones que propone Siria.

El premier Cameron recibirá mañana en Londres a opositores sirios en el exilio

Entre las alteraciones que quiere Damasco figuran la de examinar con antelación el expediente de cada uno de los observadores, la de no darles acceso a los hospitales, la de no permitir su entrada en las cárceles y la de que los observadores no puedan mantener un contacto directo con la población en general.

Entretanto, las potencias occidentales continúan expresando su apoyo a los rebeldes. La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, ha puesto en duda que el régimen se vaya a imponer, aunque existe un riesgo claro de una guerra civil. Por su parte, el premier británico, David Cameron, recibirá el lunes a una representación de la oposición siria en el exilio.