Público
Público

Viejas tecnologías burlan el bloqueo a internet

Los egipcios envían mensajes al exterior superando la censura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El último de los operadores que daban acceso a internet en Egipto cayó ayer. Las redes móviles también están siendo obstaculizadas. Pero hay agujeros. Con la ayuda de hackers y empresas como Google y Twitter, los egipcios están usando viejas tecnologías como el fax y las emisoras de radioaficionados para hacer llegar su mensaje a la red.

Tras el apagón ordenado por el Gobierno el pasado viernes, la reacción de los activistas, tanto dentro como fuera, ha sido echarle imaginación. Los primeros en sortear la desconexión fueron miembros de Wikileaks. Tiraron del listín de faxes de empresas e instituciones egipcias para enviar documentos al interior del país, confiando en que las fotocopias circularan de mano en mano. Desde dentro, los egipcios podían enviar un fax a un teléfono de Alemania del colectivo We Rebuild, que después los replicaba en internet. Los más habilidosos podían convertir esos mismos aparatos de fax o sus teléfonos móviles bloqueados en routers para conectarse a la red.

El colectivo Anonymous ha creado una guía con diversos trucos para burlar el bloqueo. La mayoría aprovechan viejas tecnologías. Es el caso de los antiguos módem que permiten conectarse a internet a velocidades de los años noventa pero suficientes para enviar y recibir información. Como todos los operadores (ISP) egipcios, incluidas las filiales de Telecom Italia, Orange y Vodafone, acataron la orden del Gobierno, la conexión tiene que hacerse con un ISP extranjero, gracias a una llamada internacional. Colectivos de activistas como Telecomix han habilitado líneas gratuitas. La asociación de operadores French Data Network decidió 'abrir una pequeña ventana a la red' ofreciendo otro número al que cualquier egipcio con teléfono fijo puede conectarse.

Un personaje clave a la hora de abrir fisuras en el cerrojazo está siendo Jacob Applebaum. Este hacker estadounidense desarrolló la seguridad de Wikileaks. Aunque está siendo acosado por el FBI en su país, ha sacado tiempo para husmear en las conexiones a internet de varios ministerios egipcios. Su objetivo era encontrar puertas de entrada por las que dar conectividad a los egipcios a escondidas.

La existencia de estas vías de entrada puede estar detrás del cierre de Noor.net, el último ISP que funcionaba en Egipto. Aunque daba conectividad a la Bolsa cairota y firmas estadounidenses, el Gobierno desconectó sus routers. Su red estaba siendo usada para enviar mensajes sobre las protestas. Applebaum llegó a pedir por Twitter los números de teléfonos móviles de algunos altos cargos. Se desconoce para qué.

Otra de las tecnologías que está siendo aprovechada es la de los radioaficionados. El Partido Pirata alemán y We Rebuild están sintonizando las frecuencias de radio egipcias para captar comunicaciones de ciudadanos egipcios. 'Radioaficionados activistas están recibiendo señales en código morse desde Egipto. Cuando los países bloquean la web, nosotros evolucionamos', escribe el colectivo We Rebuild.

A la ola iniciada por hackers y activistas se han sumado también grandes empresas de internet, como Google y Twitter. 'Al igual que muchas personas, hemos estado pegados a las noticias que vienen de Egipto y pensando en lo que podríamos hacer para ayudar a la gente sobre el terreno' escribieron ayer dos de los ingenieros de Google en el blog oficial de la compañía. Dedicaron el fin de semana a crear Speak2tweet, un sistema para que cualquier egipcio pueda dejar un mensaje de voz. El programa convierte automáticamente la voz en un texto que aparece en Twitter. Y de ahí, a todo el mundo.