Publicado: 11.12.2013 18:15 |Actualizado: 11.12.2013 18:15

Yanukóvich dice ahora estar dispuesto a hablar con la oposición

Los dirigentes opositores rechazan la mesa redonda nacional apoyada por el presidente ucraniano por considerar que se contradice con la represión de las protestas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de Ucrania, Víctor Yanukóvich, se ha mostrado dispuesto este miércoles a participar en una mesa redonda nacional junto a la oposición para atajar la crisis provocada por las protestas antigubernamentales. "Invito a todas las fuerzas políticas, líderes religiosos y a los representantes de la sociedad civil a un diálogo nacional. Yo mismo estoy dispuesto a participar en tal mesa redonda", afirmó Yanukóvich en una alocución divulgada por la Presidencia ucraniana.

Con el fin de "lograr un compromiso", Yanukóvich llamó a la oposición a no dar la espalda al diálogo y "no tomar la senda de la confrontación y los ultimatos". "Las acciones de todas las partes deben limitarse exclusivamente al marco de las leyes y la Constitución de Ucrania", señaló. A su vez, aseguró que, "como presidente de Ucrania, como garante de la Constitución", hará todo lo posible para salvaguardar "el normal funcionamiento del país y la defensa de los derechos e intereses de todos los ciudadanos, y garantizar la paz y tranquilidad".

El líder ucraniano hizo estas afirmaciones después de reunirse con la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, y con la secretaria adjunta para Asuntos Europeos y Eurasiáticos del Departamento de Estado de EEUU, Victoria Nuland. Ambas diplomáticas le instaron a entablar urgentemente un diálogo con la oposición, al tiempo que deploraron la carga policial de esta madrugada contra los manifestantes en las inmediaciones de la Plaza de la Independencia, baluarte de las protestas antigubernamentales. Las protestas comenzaron hace tres semanas por el rechazo de Yanukóvich a suscribir un acuerdo de asociación con la Unión Europea. "Todavía existen posibilidades de salvar el futuro europeo de Ucrania", aseguró Nuland.

La oposición ha rechazado la mesa redonda nacional propuesta por el expresidente Leonid Kravchuk, y apoyada por Yanukóvich, por considerar que se contradice con la represión de las manifestaciones pacíficas. Yanukóvich "ha escupido en la cara a Estados Unidos, a los países de la Unión Europea y a los 46 millones de ucranianos. No se lo perdonaremos", dijo Arseni Yatseniuk, uno de los máximos dirigentes opositores.

Mientras, la encarcelada ex primer ministra ucraniana Yulia Timoshenko rechazó hoy el diálogo con las autoridades para atajar la crisis y llamó a Occidente a actuar contra Yanukóvich. "Ninguna negociación con esa banda, ninguna mesa redonda. Sólo la inmediata dimisión de Yanukóvich y sus ayudantes", señala Timoshenko en un comunicado divulgado por su partido, Batkivschina (Patria).

Timoshenko, que cumple siete años de cárcel por abuso de poder, asegura que cada golpe de porra contra los manifestantes pacíficos es un atentado contra los valores que Occidente promueve en todo el mundo. "Pongan fin al régimen autoritario en Ucrania con sanciones económicas y de visados, investigaciones internacionales anticorrupción", sugirió. La líder opositora advirtió de que, "en el peor de los casos, en Ucrania se erigirá un cementerio de la libertad".