Público
Público

Zelaya y Micheletti hablarán cara a cara en Costa Rica

El mediador Óscar Arias aclara que no se plantea un diálogo de "igual a igual"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con posiciones cerradas y sin señales de ceder, el presidente legítimo de Honduras, Manuel Zelaya, y el golpista, Roberto Micheletti, se verán este jueves las caras en San José de Costa Rica, para solventar la crisis política abierta tras el derrocamiento del primero.

El mediador del conflicto, el presidente costarricense y premio Nobel de la Paz, Óscar Arias, aclaró este miércoles que la reunión no está planteada 'de igual a igual'. Arias insistió en que todos los países de América y del mundo solamente reconocen como Gobierno legítimo al de Zelaya, mientras el de Micheletti está estigmatizado como un régimen de facto.

Micheletti advirtió este miércoles en una conferencia de prensa que él está listo para 'dialogar, no para negociar' el retorno de su rival. El ex presidente del Congreso hondureño reconvertido por los militares en presidente de facto anunció que acude a la capital costarricense acompañado por su canciller, Enrique Ortez, quien en las últimas horas está recibiendo una lluvia de críticas por sus comentario racistas sobre el presidente estadounidense, Barack Obama, a quien definió como el 'negrito del batey (el lugar donde vivían los esclavos que cortaban caña de azúcar)'.

Zelaya está dispuesto a establecer un diálogo 'respetando la dignidad de los golpistas'. Estará acompañado por el secretario de Presidencia, Enrique Flores; el vicepresidente, Arístides Mejía; y la canciller, Patricia Rodas.

Desde el bando golpista, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Jorge Rivera, adelantó este miércoles que la única concesión que están dispuestos a hacer a Zelaya es la concesión de una amnistía de los más de 18 cargos que le imputan. Todo lo contrario piensan los seguidores del presidente legítimo. El planteamiento que llevan a San José es que aquí se escriba el capítulo final de esta crisis, que forzosamente debe concluir con la salida de Michelletti del poder, su solicitud de amnistía y el exilio.

En medio de una expectación inusitada, el secretario de Gobernación y Justicia del Gobierno de Zelaya, Víctor Meza, señaló a Público que es 'medianamente optimista' porque 'los golpistas mantienen una posición cerrada' propia de regímenes tiranos.

Meza, quien califica de 'charlatán' al canciller golpista por los comentarios sobre Obama, considera que el régimen de Micheletti llega a San José como 'un Gobierno sin personalidad' y aislado.

'Los golpistas están a tiempo para evitar más confrontación', dijo. Algunos sociólogos y políticos hondureños consideran que el Gobierno español podría desempeñar un papel determinante en el diálogo que hoy comienza.