Publicado: 08.11.2015 21:04 |Actualizado: 08.11.2015 23:30

Acuerdo en el PSOE para derogar por completo la reforma laboral

Se incluirá en el programa que se hará en dos fases, para buscar el acuerdo social, pero se garantiza que decaerán las normas actuales que abaratan el despido

Publicidad
Media: 1.25
Votos: 4
Comentarios:
El secretario general del PSOE, Pedro Sanchez junto a la secretaria general regional de la formación y presidenta de Andalucia, Susana Diaz durante un acto público en la localidad de Viator. EFE/Carlos Barba

El secretario general del PSOE, Pedro Sanchez junto a la secretaria general regional de la formación y presidenta de Andalucia, Susana Diaz durante un acto público en la localidad de Viator. EFE/Carlos Barba

MADRID.- No llegó la sangre al río y, finalmente, hubo acuerdo para fijar el compromiso socialista de derogar completamente la reforma laboral del Partido Popular y de cómo hacerlo, si el PSOE llega al Gobierno tras las elecciones del 20-D.

El consenso se alcanzó durante el debate de las enmiendas al programa electoral que el PSOE llevará a las próximas elecciones generales, que se ha celebrado este domingo como primera fase de la Conferencia Política.



En el fondo, el debate era un tanto absurdo, pero llegó a provocar un nuevo pulso entre la milicia de Susana Díaz y la dirección de Ferraz, sobre todo, en cómo derogar dicha reforma. Pedro Sánchez creó confusión cuando matizó que la anunciada derogación no sería inmediata, como tantas veces se había dicho, y que sólo decaería la reforma en una parte por Real Decreto y, posteriormente, se abriría a la negociación entre los agentes sociales para futuras modificaciones.

Esto provocó reticencias en el partido y, desde el PSOE-A y otras federaciones socialistas, llegaron hasta 14 enmiendas exigiendo la derogación total e inmediata de dicha reforma laboral, sobre todo en su aspecto más polémico: el abaratamiento del despido.

Finalmente, se alcanzó un acuerdo que da la razón a cómo lo quiere hacer Pedro Sánchez –lo que avalan los sindicatos mayoritarios—, aunque incluyendo la garantía de que el PSOE hará decaer en todo en caso las actuales normativas sobre el abaratamiento del despido de no existir acuerdo social.

Sánchez nunca se opuso a derogar al completo la reforma laboral, pero quiso abrir una parte a la negociación entre los agentes sociales, sin que entrara en su intención abaratar más el despido o mantener las actuales normas de la reforma laboral en cuanto al mismo. Es más, el líder del PSOE ya advirtió de que si no había acuerdo, entonces sí regulará por decreto. El socialismo andaluz, por su parte, quiso garantías de que no seguirá el actual sistema de despidos de los trabajadores. Y, ambas cosas, quedarán recogidas en el programa socialista.

El programa definitivo

Así, en el texto definitivo al que ha tenido acceso Público, se afirma en el párrafo 1.265 del programa: “Los socialistas derogaremos con carácter inmediato toda la reforma laboral del PP, que estableció un modelo de empleo precario, de bajos salarios, de despidos baratos y un sistema de relaciones laborales sin equilibrio de poder entre trabajadores y empresarios (…)”.

Y añade en el párrafo 1.267: “Los socialistas aprobaremos, con carácter inmediato, un decreto-ley que recupere la centralidad de la negociación colectiva, eleve el salario mínimo interprofesional, garantice los derechos de los trabajadores y combata de manera eficaz la precariedad en el empleo, que son las prioridades que hoy tienen los trabajadores de nuestro país”.

Y añade: “En paralelo, abriremos un proceso de diálogo social desde la voluntad de un acuerdo con los sindicatos y las organizaciones empresariales que culmine en la aprobación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores que deberá garantizar la igualdad salarial entre mujeres y hombre, y los derechos laborales como la formación, la igualdad en el acceso al empleo, la seguridad y salud en el trabajo, o el reconocimiento de nuevos derechos”.

Asimismo, se contempla que en dicho diálogo se debe garantizar que se recuperará “la causalidad y proporcionalidad del despido, incluyendo la revisión de los costes del mismo, y la razonabilidad en los despidos colectivos”.

Finalmente, se incluye que en la reforma Constitucional que proponen los socialistas se incluya “los derechos laborales fundamentales, entre otros, el derecho a la seguridad, salud y dignidad en el trabajo, y la tutela judicial efectiva ante los despidos injustificados”.