Público
Público

Ada Colau: "Los diputados tienen una impunidad absoluta"

La portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) señala que mantendrán los escraches hasta que se acepten sus reivindicaciones mínimas, como la dación en pago 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Ada Colau, subraya que tanto el Gobierno como los diputados del PP saben 'abiertamente' que 'están mintiendo' cuando dicen que los escraches son violentos y acusa a ese partido de intentar 'criminalizar' a las víctimas de los desalojos.

En una entrevista con Efe, Colau defiende los escraches por ser 'pacíficos' y sostiene que el PP pretende crear 'una cortina de humo' en un momento muy concreto en el que la PAH tiene 'más apoyo popular que nunca' y cuando hay una 'indignación generalizada' porque se ha rescatado a los bancos en lugar de a las personas.

Reitera que el objetivo de acudir a los domicilios de los políticos es dialogar con ellos y presentarles sus propuestas y adelanta que seguirán haciéndolo hasta que no se aprueben las reivindicaciones mínimas recogidas en la Iniciativa Legislativa Popular (ILP): dación en pago, moratoria para frenar los desahucios y alquileres sociales para los afectados.

En ningún caso se ha ejercido la violencia, apunta Colau, y emplaza a aquellos que mantienen que este tipo de protesta es violenta a demostrarlo: 'no se puede acusar sin pruebas' asevera, y añade que la PAH sí puede constatar que los escraches han sido pacíficos.

'El Gobierno y los diputados del PP saben abiertamente que están mintiendo cuando hablan de que nuestras acciones son violentas', sostiene la portavoz de la PAH, que indica que lo dicho por el exdiputado popular en el Parlamento de Canarias Sigfrid Soria 'demuestra quién es el violento aquí'.

Colau mantiene que los populares quieren 'criminalizar' a las víctimas pero su estrategia 'se les ha girado en contra' porque la causa que defiende la PAH la apoya todo el mundo: 'ya no sé quién más falta por posicionarse en la demanda de mínimos de la Plataforma', agrega.

'Los diputados en este país tienen una impunidad absoluta, no se les puede exigir nada, ni siquiera que hablen con la ciudadanía, se esconden tras la disciplina del partido', opina la portavoz.

Pero la Plataforma no sólo hace escraches para defender el derecho a la vivienda, recuerda la portavoz, que anuncia una 'primavera verde' en la que además de esta protesta, seguirá frenando desahucios, negociando con los bancos daciones en pago y alquileres sociales, y presentando escritos en los juzgados para pedir la nulidad de los desalojos.

Además, advierte de que si todo sigue igual aumentará el apoyo de la PAH a aquellas familias que quieran 'reabrir' edificios vacíos u ocupar las casas de las que les han desalojado.

'Somos el país con más viviendas vacías de toda Europa y el que más está desalojando a las familias, es un sinsentido que hay que solucionar', resalta Colau, quien cree que incluso por interés económico es más rentable que esos inmuebles sean ocupados porque sin mantenimiento se están estropeando.

Aclara que la PAH no pretende que la gente viva en un piso gratis, pero sí que el banco le plantee un alquiler social acorde con sus ingresos.

'La PAH está demostrando que desde fuera del Congreso, la ciudadanía está haciendo mil veces más que cualquiera de los partidos que están dentro. La política transformadora está pasando fuera del Congreso y no dentro de él', insiste la portavoz, quien comenta que lleva una década defendiendo el derecho a la vivienda.

En este sentido, valora la aprobación por parte del Gobierno andaluz del decreto para frenar los desahucios, que, entre otros, prevé sanciones de hasta 9.000 euros a bancos e inmobiliarias que no alquilen sus viviendas vacías.

'Es un primer paso pero desde luego no lo resuelve todo', estima Colau, que insiste en que hay que poner fin a 'la usura y a los privilegios' de las entidades financieras en este país, en tanto que invita al resto de comunidades autónomas a seguir la estela andaluza.