Público
Público

Afectados por las preferentes toman la Diputación de Pontevedra

El presidente, Rafael Louzán, del PP, acaba enfundándose la camiseta de los preferentistas y calificando el caso de "estafa" y "robo masivo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Afectados por las preferentes de varias plataformas han interrumpido este viernes el pleno de la Diputación de Pontevedra, que finalmente ha sido suspendido. La sesión debía comenzar a las 11.00 en el salón de plenos, con los asientos del público abarrotados por los afectados, en torno a un centenar, con las camisetas de las comarcas de Baixo-Miño, Pontevedra, Vigo o Salnés, entre otros.

Nada más comenzar el pleno, una parte de los afectados se levantaron y empezaron a gritar 'Nosotros también somos Xulio Vicente', en referencia al portavoz de la plataforma de O Rosal, habitualmente enfrentado con el presidente de la Diputación, Rafael Louzán (PP), que le acusa de manipular a otros afectados. Vicente, ocupado a primera hora, no llegó a la Diputación hasta las 12, pero entonces la sesión ya estaba paralizada.

'No queremos solidaridad, queremos compromiso', gritaban los afectados, en un ambiente caldeado en el que volvieron a vocear sus reclamaciones: que los arbitrajes de Consumo recuperen el ritmo de la campaña electoral (las elecciones gallegas fueron en octubre de 2012) y que los diputados se posicionen contra el decreto que consagra la quita a los ahorradores, revalidado por el PP nacional en el Congreso.

'Encima tenemos que aguantar que nos insulte', protestó Miriam Rodríguez, una de las portavoces de los afectados de Tui, que conminó irónicamente a Louzán a que 'caciquee' con los afectados como se hizo 'durante la campaña' para conseguir que todos los perjudicados recuperen sus fondos.

Los diputados del BNG y poco después los del PSOE abandonaron sus asientos y se enfundaron camisetas de las plataformas, y poco después una de las afectadas sentadas entre el público, de edad avanzada, sufrió un vahído; los diputados populares corrieron a socorrerla y ya nadie se volvió a sentar.

La mujer recuperó el sentido, según informó Louzán un rato después, tras enfundarse él también una camiseta de los afectados decorada con una pegatina con la leyenda 'comando naranja', en referencia a otro de los apelativos que dedicó a los afectados más combativos.

Tras unos instantes de incertidumbre en la sala adyacente en que Louzán debatía qué hacer con sus colaboradores, el presidente volvió a salir al pleno y declaró su suspensión, tras lo que se inició una ronda de intervenciones.

En nombre de los afectados habló de un lado Vicente, recién llegado, que recalcó la necesidad de que todos los afectados recuperen el dinero y abogó por una solución política, y José Manuel Estévez, de la plataforma de Vigo, más partidario de impulsar la vía judicial, incluyendo denuncias penales contra los directivos de Novagalicia responsables de la venta fraudulenta de productos financieros tóxicos.

César Mosquera, del BNG, habló a continuación, para proponer un pacto entre los tres grupos de la Diputación que reclame al Gobierno central que se derogue o modifique el decreto de la quita, propuesta a la que se sumó el PSOE.

Louzán, que admite que el caso de las preferentes es una 'estafa' o 'robo masivo', apuntó que 'vamos a trabajar en eso', tras apostillar que 'no es cuestión de analizar quién toma las decisiones'. Después salió del salón de plenos por la puerta principal y se quedó unos minutos hablando con afectados en el exterior, mientras la mayoría abandonó el edificio.