Público
Público

Caso gürtel Esperanza Aguirre matiza su mítica frase: "Yo, sin saberlo, destapé la trama Gürtel"

La expresidenta de Madrid se pone de perfil ante el tribunal y vincula a Alberto López Viejo, procesado en Gürtel, con el PP nacional aunque fue su viceconsejero.

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5
Comentarios:

Aguirre declara ante el tribunal. | EFE

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre ha dicho por dos veces al tribunal del caso Gürtel que ella destapó la trama de corrupción: "Yo, sin saberlo, destapé la trama Gürtel". Aguirre ha matizado así su mítica frase en su declaración como testigo ante el tribunal del caso Gürtel, la trama de corrupción surgida alrededor de su partido y de su gobierno.

La actual portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid se ha puesto de perfil y ha negado todo conocimiento, incluso del líder de la trama: "No sabía quién era Francisco Correa, jamás he hablado con él". También ha negado que su consejero procesado en este caso, Alberto López Viejo, fuera de su entorno de confianza. Es más, lo ha vinculado a la organización de actos del PP nacional, porque lo conocía de antes de ser nombrado viceconsejero.

Reconoció, sin embargo, que a Alberto López Viejo lo conocía de antes: "Se encargaba de actos en el [PP] nacional, seguro que sí", ha recordado Aguirre."El organizó, creo recordar, cuando fue lo del chapapote, aquellos monos blancos". Ha contado que se lo encontró en Galicia y recuerda que él le dijo que se ocupaba de los actos nacionales del partido. "Me sorprendió", ha dicho Aguirre.

“Alberto López-Viejo no era una persona de mi confianza” ha enfatizado a preguntas de la fiscal Concepción Nicolás durante el inicio de su interrogatorio. Al ser preguntada si fue adjunto a su campaña electoral de 2003 ha respondido: "No tenía ni idea, yo era candidata". El director de campaña era el popular Juan Carlos Vera, que es quien ella propuso, "pero los demás, no".

Aguirre ha demostrado ignorancia o mala memoria durante las casi dos horas y media de interrogatorio. Así, no recuerda qué necesidad hubo para que la polémica sociedad Arpegio, que contrataba con la trama, pasara a ser controlada por López Viejo como viceconsejero: "Yo no me ocupaba de la estructura orgánica".

Fiscal: ¿Sabe si [López Viejo] tenía competencias para contratar y hasta que cuantía?

Aguirre:  No.

Tampoco sabe si López Viejo podía contratar a empresas y hasta qué cuantía. Ni el sistema de facturación de las empresas de Gürtel, que se troceaba para eludir los controles, ni la existencia de reuniones de maitines para organizar sus actos.

"No me he preocupado nunca ni creo que nunca se haya ocupado un ministro, un presidente o un alcalde de cómo se organiza un acto". Ella ha asegurado que se preocupaba de estudiar cada acto y su documentación, pero no de la "logística".

Los actos a los que ella acudía en los nueve años de presidenta de la Comunidad de Madrid dependían de la dirección de Relaciones Externas. "Mis actos los organizaba las consejerías", que los proponían al gabinete técnico de la Presidencia. "La logística, supongo que la organizaba la consejería correspondiente", ha asegurado.

Ella pedía, por ejemplo, que hubiera luz en los atriles. Pero ha tildado de "falso" que requiriera que estos atriles fueran de metacrilato, como sostienen los acusados de Gürtel.

La fiscal le ha recordado que las empresas de Gürtel consiguieron contratos por un valor de 6,448 millones de euros. No le llamó la atención este volumen, porque el presupuesto que manejaba era de 20.000 millones de euros. "Yo no recibí ninguna advertencia de la Intervención, ni que hubiera formulado ningún reparo, ni nada de nada".

"No podía concebir lo que está ocurriendo"

López Viejo le engañó cuando el escándalo fue divulgado por la revista Interviú (Las amistades peligrosas de Alejandro Agag), donde se revelaban las contrataciones de la trama Gürtel con diversos gobiernos entre ellos Madrid. El reportaje citaba a la empresa Easy Concept y él "me negó que se estuviera contratando con esa empresa y me dio otros nombres".

Se quedó "tranquila" en aquella reunión, de marzo de 2005. Lo que no sabía era que esas empresas eran del mismo propietario, Francisco Correa. "Mal hecho por mi parte; tenía que haber acudido al Registro Mercantil. Pero en aquella época no podía concebir las cosas que ahora están ocurriendo", ha dicho a la acusación popular.

"Claro que me ocultó información y me mintió. Constantemente me ocultó información", ha reconocido Aguirre después a la acusación que ejerce la propia Comunidad de Madrid.

Aguirre: "López Viejo amenazaba con mi no presencia en un acto si no se concedía a determinadas empresas. Yo me he enterado ahora. Entonces no sabía nada"

Ante el tribunal ha incidido en que López Viejo amenazaba "con mi no presencia en un acto si no se concedía a determinadas empresas. Yo me he enterado ahora. Entonces no sabía nada".

Tampoco supo entonces que López Viejo continuó contratando sus actos de presidenta cuando fue nombrado consejero de Deportes en 2007.

Por no recordar, no recuerda haber recibido regalos de la trama. "Los regalos los tengo muy claro… Cuando son de valor, los devuelvo. Cuando son libros o cosas fungibles, como chocolate, se los quedan en el gabinete"

La reunión con Mariano Rajoy

Ha recordado cómo impidió una venta de terrenos de Majadahonda a precio fijo y que fuera sacada a subasta. "Y la diferencia del precio (…) fue nada menos que de 60 millones de euros (…) Por eso yo, sin saberlo, destapé la trama Gürtel".
Recuerda cómo se enteró. Fue "llamada" por el tesorero nacional, Álvaro Lapuerta, con el que se reunió en el despacho de Mariano Rajoy, presidente del PP.

A preguntas del abogado de la acusación de los socialistas valencianos, Virgilio Latorre, ha aclarado que Rajoy estaba presente en la reunión pero no intervino, al igual que el entonces gerente del PP, Luis Bárcenas. Sitúa la reunión el 20 de noviembre de 2004.

"Lapuerta me llamó la atención por una práctica de dos ayuntamientos que no era correcta de Arganda y Majadahonda", de sacar a la venta terreno público a precio fijo. La ley había cambiado y era "perfectamente legal lo que estaban haciendo", pero el tesorero y ella consideraron que los terrenos debían salir a subasta.

En Arganda, los terrenos ya se habían adjudicado (a Martinsa-Fadesa), pero en Majadahonda, no. Doce de los quince concejales se rebelaron contra el alcalde, Guillermo Ortega, procesado en el caso Gürtel, quien perdió la alcaldía.

"Por eso yo digo que destapé la trama Gürtel", porque frenó la subasta de esos terrenos y dos de los concejales que presuntamente intentaban chantajear a Francisco Correa —quien "se hartó"— optaron por presentar una denuncia ante el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, en 2009.

Los terrenos salieron a subasta y se vendieron por 60 millones de euros de más respecto al precio fijo anterior. El abogado de José Luis Peñas ha aprovechado el interrogatorio para recordar que la venta tenía que ser aprobada por la Comunidad de Madrid y que el precio tasado inicial "fue propuesto por Ignacio González".
Tampoco lo sabía Aguirre.

Habla de su libro

Aguirre ha desplegado plumaje para resaltar sus inauguraciones como presidenta porque "teníamos un programa electoral muy ambicioso". El presidente del tribunal, Ángel Hurtado, le ha pedido que sintetizara "un poco". Aguirre incluso ha alardeado de "la apertura de Palacios de Justicia" realizada en su época, cuando Madrid destaca por la ausencia de una Ciudad de la Justicia de tal manera que sus 700 juzgados están dispersos por todo el territorio.

Y también ha hablado de su libro. La expresidenta de Madrid ha respondido en diversas ocasiones a la acusación popular y las defensas de que las respuestas a varias de sus preguntas estaban "todas en mi libro". Y ha lamentado que el abogado Latorre no se lo haya leído. "Espasa Calpe", ha apostillado después en relación a la editorial.