Publicado: 28.04.2015 17:03 |Actualizado: 28.04.2015 17:21

Aguirre tendrá que responder ante el juez por acusar a Podemos
de "estar con ETA"

El juzgado admite la querella penal contra la lideresa por injurias y calumnias, después de que la presidenta del PP
de la Comunidad de Madrid rechazara retractarse

Publicidad
Media: 4.83
Votos: 12
Comentarios:
Pablo Iglesias, Esperanza Aguirre y Eduardo Inda.

Pablo Iglesias, Esperanza Aguirre.

MADRID.-Esperanza Aguirre acusó a Podemos de “estar con ETA” y con el chavismo, y hoy el juzgado tramita una querella por injurias y calumnias a su nombre. En concreto, el juzgado de instrucción número 42 ha admitido a trámite la querella interpuesta por la formación por un presunto delito de calumnias y otro de injurias cometidos por la presidenta del PP de la Comunidad de Madrid y candidata a la alcaldía de la capital.

La conservadora también acusó al partido de haberse financiado ilegalmente con fondos venezolanos, algo que la formación ha desmentido en repetidas ocasiones. En una entrada en su blog en la página web del PP de Madrid titulada Lo que hay que saber de Podemos, Aguirre afirmó que “Podemos está con ETA” y que Venezuela habría pagado a Podemos 3,7 millones de euros. Dado que la financiación ilegal no está tipificada como delito en nuestro país, el partido encuadra esta acusación en un delito de injurias.



"Podemos está con el chavismo, con el castrismo y con ETA", escribió la candidata a la Alcaldía de Madrid

El número de citas en los juzgados del partido de Iglesias con algunos de las figuras estrella del PP sigue creciendo: hace poco más de un mes Podemos se querelló contra el expresidente del Gobierno José María Aznar, por lo que el presidente de honor del PP previsiblemente será el próximo en encontrarse con el partido en los juzgados, aunque Aguirre fue la primera. 

La lideresa tuvo ocasión de retractarse en el acto de conciliación del pasado 20 de enero, en el que participaron la propia Aguirre y la Secretaria de Análisis Político de Podemos, Carolina Bescansa. Pero la conservadora rechazó dar marcha atrás, por lo que el proceso siguió su curso y la querella penal fue remitida al juzgado 42.

En su auto, este juzgado fundamenta que los hechos denunciados podrían ser constitutivos de un delito de calumnia y procede por ello a su admisión a trámite, incoa diligencias previas, y reclama "la práctica de las actuaciones necesarias para la averiguación y esclarecimiento de los hechos, sus autores y circunstancias". Según el documento, contra la resolución judicial se podrá interponer un recurso de reforma y apelación en un plazo de tres y cinco días, respectivamente, desde la notificación del auto. 

No era la primera vez que Aguirre, que hace poco sorprendía asegurando que estaría dispuesta a pactar con Podemos en el Ayuntamiento de la capital, acusaba al partido de estar vinculada a la banda terrorista; ya había vinculado a Pablo Iglesias con el entorno etarra, como también había cargado contra el partido en alguna otra ocasión por los 3,7 millones de euros que en realidad habrían sido percibidos por una fundación con la que colaboraron algunos de los líderes del partido antes del nacimiento de Podemos.

"#Podemos está con el chavismo, con el castrismo y con ETA. Y lo demás es palabrería", es otro de los mensajes vertidos por Aguirre contra la formación, en ese caso en la red social Twitter. El proceso es similar al que el partido emprendió de forma paralela contra el tertuliano y periodista Eduardo Inda por los mismos motivos, y que al igual que Aguirre evitó retractarse.