Publicado: 04.10.2015 14:25 |Actualizado: 04.10.2015 16:08

Alarde militarista de Estados Unidos tras la ’venta’ de Rota y Morón

El secretario de Defensa de EEUU visita España, en un momento de mayor presencia norteamericana en las bases con el despliegue del escudo antimisiles en Cádiz y el aumento de hasta 3.000 marines en Sevilla

Publicidad
Media: 2.92
Votos: 39
Comentarios:
Parte de los 338 miembros de la tripulación del "USS Carney", el último destructor arribado a Rota (Cádiz)  y que integra el escudo antimisiles de la OTAN. EFE/Román Ríos.

Parte de los 338 miembros de la tripulación del "USS Carney", el último destructor arribado a Rota (Cádiz) y que integra el escudo antimisiles de la OTAN. EFE/Román Ríos.

MADRID.- Estados Unidos lleva años replegándose en Europa como medida de ahorro y para concentrar sus esfuerzos en Iraq, Afganistán y Siria. Las fuerzas norteamericanas han retirado cazas de Italia, sus aviones de ataque A-10 de Alemania… ¿En toda Europa? No. Hay un país donde aumenta su presencia militar: España.

La importancia geoestratégica de España ha pasado a ser prioridad para el Pentágono, que ha aumentado su presencia militar tras el despliegue de cuatro destructores en la base naval de Rota (Cádiz) y el aumento de marines en la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla).

El aumento de la presencia norteamericana ha sido auspiciado por los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy.

Hace sólo unos días, el cuarto destructor estadounidense del escudo antimisiles de la OTAN (USS Carney) atracó en la base naval de Rota (Cádiz), que será a partir de ahora su base permanente para interceptar misiles en el Mediterráneo -alcanza escenarios de riesgo como Libia o Siria- y en misiones de seguridad marítima.

El primer destructor, el USS Donald Cook, llegó a la base naval de Rota en febrero de 2014.

Los cuatro destructores que conforman este despliegue naval fijan su base en Rota en un momento de tensión con Rusia, entre otras causas por la intervención de este país en Siria con el bombardeo de los terroristas de Estado Islámico y también de opositores a Bashar al-Asad.

En este momento de mayor presencia militar norteamericano es el aprovechado por el secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, para visitar España.

USS Carney

La visita de Carter se produce después de que España y Estados Unidos hayan acordado la transformación de la base militar de Morón, de uso conjunto, en sede permanente para de la fuerza de reacción rápida estadounidense en África.

Con una nueva enmienda introducida en el Convenio de Cooperación para la Defensa firmado entre España y EEUU, la base de Morón pasa de los aproximadamente 850 infantes de marina y 17 aeronaves que acoge actualmente, a un despliegue máximo de 3.000 marines en momentos álgidos aunque el permanente será de 2.200 militares, 500 civiles y 21 aeronaves.


La visita de Carter comenzará este lunes, cuando, acompañado por su homólogo español, Pedro Morenés, pronunciará un discurso en el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN), en Madrid. A continuación, ambos se desplazarán hasta la sede del Ministerio de Defensa, donde mantendrán una reunión y luego ofrecerán una rueda de prensa.

Ya el martes, el secretario de Defensa viajará, junto con Morenés, a Morón de la Frontera, donde presenciarán un ejercicio de fuerzas de ambos países. Posteriormente, Carter sostendrá un encuentro con sus tropas.


Desde el departamento que dirige Pedro Morenés aseguran que la colaboración entre España y Estados Unidos en materia de Defensa es "excelente", sobre todo por la preocupación común existente ante la desestabilización que en los últimos años están viviendo las regiones de Oriente Próximo y norte de África.

Carter visita España pocas semanas después de la reforma del Convenio de Cooperación, modificación que contempla el aumento en Rota hasta 3.000 marines que integran la Fuerza Especial Tierra-Aire de Respuesta de Crisis del Cuerpo de Marines (SP-MAGTF Crisis Response) creada en 2013 ante la necesidad de contar en Europa con una unidad de reacción rápida para intervenir ante posibles crisis en África.

Precedidos por tres ERES


Este notable incremento de la presencia militar estadounidense llega después de que entre 2010 y 2014, Vinnell-Brown & Root Spain (VBR), como concesionaria del contrato de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa para la gestión de los servicios civiles de la base de Morón, acometiese 240 despidos entre los trabajadores españoles del recinto militar. En concreto, VBR promovió tres expedientes de regulación de empleo (ERE) en 2010, 2013 y 2014. El contrato fue transferido después a la compañía Vectrus, sociedad que gestiona los servicios civiles de las Fuerzas Aéreas norteamericanas.

El comité de empresa de Vectruc aprovechará esta visita para intentar celebrar con Carter "un breve encuentro" con él y trasladarle las reivindicaciones de los trabajadores españoles.

Imagen de archivo de miembros de la fuerza de reacción rápida de los marines en su misión de apoyo en Tripoli (Libia). Foto: Maida Kalic/U.S. Marine Corps

Imagen de archivo de marines integrantes de las fuerzas especiales de respuesta de crisis en África mientras viajan camino de Tripoli (Libia). Foto: Maida Kalic/U.S. Marine Corps


Los trabajadores reclaman que la transformación de la base en sede permanente de las fuerzas militares estadounidenses de intervención en África y la ampliación del contingente americano traigan consigo la readmisión de los 240 trabajadores despedidos en 2010 y la equiparación de las condiciones de la plantilla con las de los trabajadores de Rota y del resto de bases estadounidenses en Europa, lo que implica su transformación en "personal laboral local".

Las enmiendas introducidas en el Convenio Bilateral se incluye un apartado dedicado a las "inversiones locales". Expone que EEUU "pretende utilizar materiales, trabajadores y equipo español para proyectos y obras siempre que sea posible y conforme a las leyes y reglamentos de Estados Unidos".

El documento indica que Estados Unidos planea "proyectos de infraestructura para Morón en 2015 y años venideros por un importe aproximado de 29 millones de dólares", al objeto de "optimizar" la base y lograr "acomodo" para el incremento de tropas.