Publicado: 24.09.2015 21:06 |Actualizado: 25.09.2015 07:00

Un alto cargo se da de baja del PP para gobernar con el PSOE

Blanca Soláns, directora General de Presupuestos en el ejecutivo de Rudi, deja la formación conservadora para seguir en el área económica con el socialista Lambán

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
Blanca Soláns, directora general de Presupuestos del Gobierno de Aragón.

Blanca Soláns, directora general de Presupuestos del Gobierno de Aragón.

ZARAGOZA.- Un alto cargo del Gobierno PP-PAR que presidió Luisa Fernanda Rudi en Aragón controlará un área clave de la política económica en el ejecutivo PSOE-Cha que dirige Javier Lambán. Y, para hacerlo, Blanca Soláns, directora general de Presupuestos en el último tramo de la anterior legislatura y que se mantiene en el mismo cargo, se ha dado de baja de su anterior militancia.

Soláns comunicó la baja formalmente hace unos días a través de un burofax a los conservadores, que viven una tensa situación preelectoral y precongresual tras los resultados de las elecciones del 24-M, que supusieron su salida del Gobierno autonómico y de las alcaldías de ciudades como Huesca.

Ella fue la responsable de la elaboración y posterior ejecución de los vigentes presupuestos de la comunidad (los últimos del PP-PAR), en los que el actual consejero de Hacienda, Fernando Gimeno, denunció hace unas semanas la existencia de un agujero de casi 600 millones de euros, más de la mitad de ellos en Sanidad y unos cien en el capítulo de nóminas. Ahora será la encargada de cuadrar los primeros de la coalición PSOE-Cha. Fuentes de la Consejería indicaron que los planes de su titular no contemplan, al menos a corto plazo, el relevo de Soláns.



Siguen un técnico consolidado y el jefe de la campaña antiincendios

Fuentes políticas apuntaron la posibilidad de que permanezca durante unos meses en el cargo para realizar, antes de ser cesada, la transición entre los dos modelos de cuentas de la comunidad. Mientras tanto, desde el departamento de Hacienda declinaron pronunciarse sobre el futuro de la directora general, si bien su baja como militante conservadora abona otras tesis que la sitúan como inesperado fichaje del nuevo consejero.

De hecho, otros dos cargos del anterior ejecutivo autonómico continúan en los mismos cargos que ocupaban, aunque sus perfiles son muy distintos de los de Soláns. Uno es Francisco Pozuelo, director general de Tributos, que ya ocupó ese cargo entre 1999 y 2011 con los gobiernos PSOE-PAR que presidió Marcelino Iglesias y que siguió en él la pasada legislatura. Distintas fuentes destacan su buena preparación para ese cargo, de elevado nivel técnico.

El otro es Roque Vicente, dirigente del PAR que sigue en la Dirección General de Gestión Forestal. Es el responsable del dispositivo antiincendios, por lo que el nuevo ejecutivo se plantea mantenerlo en ese cargo al menos hasta que, en octubre, se dé por finalizada la campaña.

De Calanda a Presidencia y de ahí a Hacienda

Soláns fue la cabeza de lista del PP en las elecciones municipales de 2011 en la localidad turolense de Calanda, donde presidía la junta local de los conservadores. Tras formar gobierno el PP con el apoyo del PAR de José Ángel Biel, dejó la política local para debutar en la autonómica como directora general de Participación Ciudadana, Acción Exterior y Cooperación, en la Consejería de Presidencia.

En la primavera de 2014 aceptó la propuesta para hacerse cargo de Presupuestos que le hizo Javier Campoy, tercer consejero de Hacienda de la legislatura tras la dimisión de Mario Garcés, actual subsecretario del Ministerio de Fomento, y el cese de su sucesor, José Luis Saz, al acumular Aragón un déficit superior al 2% el año anterior cuando el techo marcado por el Gobierno central era del 1,3%. Con él se fue Rosario Carnicer, antecesora de Soláns en la dirección general.

Una de sus primeras tareas con el equipo de Gimeno consistirá en diseñar las primeras modificaciones presupuestarias para hacer frente al descuadre contable y, paralelamente, comenzar a preparar los primeros presupuestos autonómicos de la coalición de izquierdas, cuya tramitación parlamentaria coincidirá con la campaña de las elecciones generales.