Publicado: 13.12.2014 00:00 |Actualizado: 13.12.2014 00:00

La amenaza de chantaje de Nicolás a Legaz incluye chats privados con adolescentes

Amigas del joven le han hecho llegar los mensajes que intercambiaban con el secretario de Estado.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

La documentación sensible que Francisco Nicolás Gómez Iglesias guarda sobre importantes miembros del Gobierno no procede sólo de sus habilidades y precauciones tecnológicas. Amigas suyas, chicas de imagen a las que contrataba para fiestas en discotecas como Liberata en Madrid, de la que el pequeño Nicolás era jefe de Sala, le habrían proporcionado mensajes con los que chantajear a quienes eran sus amigos.

Entre ellos, estaría el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, que canceló su agenda oficial el 30 de octubre, dos días después de que se produjera un intento de extorsión por parte de Francisco Nicolás. El 28 de octubre, tal y como desveló Público en exclusiva, el presunto estafador intentó que esta periodista advirtiera al alto cargo del Ministerio de Economía que tenía información comprometedora sobre grabaciones en su despacho en el que se hacía entrega de sobres con dinero y se mantenían reuniones sobre problemas de empresas. Asimismo, se le facilitaron los mensajes entre una joven y García-Legaz.

Ese día, desde la Secretaría de Estado de Comercio se informó de que Jaime García-Legaz sólo había estado un día en una discoteca con Francisco Nicolás, porque había decidido compartir una tarde con los jóvenes de FAES.

Sin embargo, según los mensajes en poder de Francisco Nicolás, Jaime García-Legaz habría mantenido varias conversaciones en la red social Facebook con esa estudiante de selectividad, en las que además de citarse o enviar imágenes, le informaba de sus actividades profesionales y la invitaba a un encuentro de FAES celebrado en la sierra madrileña.

García-Legaz canceló su agenda oficial dos días después de que se produjera un intento de extorsión por parte del 'pequeño Nicolás'Diversas conversaciones de Wassap entre el secretario de Estado de Comercio y Francisco Nicolás, hechas públicas por diferentes medios de comunicación, dejan claro que el joven de 20 años llevaba tiempo manteniendo este triángulo de relaciones en el que las mujeres ocupaban uno de sus vértices.

Entre las discotecas que el por ahora imputado por estafa, falsificación de documentos y usurpación de identidad, el pequeño Nicolás menciona como lugares a los que habría acudido con García-Legaz están las salas madrileñas Ramsés y Liberata.

Tras cinco comunicados desde el mes de octubre, el secretario de Estado de Comercio aún no ha dado explicaciones sobre esta relación con Francisco Nicolás y sus conversaciones sobre mujeres, y tampoco sobre las supuestas grabaciones en las que el pequeño Nicolás le daba sobres con dinero. El día de la publicación de dicha información, Jaime García-Legaz apareció en la escena pública escoltado por el rey Felipe VI, el presidente del Gobierno y la elite empresarial, pero su única declaración fue que tenía una comida.