Publicado: 18.07.2016 18:07 |Actualizado: 18.07.2016 19:39

El PP propone a Ana Pastor como nueva presidenta del Congreso

Rajoy desvela el resultado final del pacto con C's en la Junta Directiva Nacional del PP, aunque se desconoce cuál de las tres actuales diputadas conservadoras de la Mesa
perderá su cargo en la misma.

Publicidad
Media: 3
Votos: 4
Comentarios:
La ministra de Fomento, Ana Pastor, y próxima presidenta del Congreso de los Diputados. - EFE

La ministra de Fomento, Ana Pastor, y próxima presidenta del Congreso de los Diputados. - EFE

MADRID.- La actual ministra de Fomento, Ana Pastor, será casi con toda probabilidad, la nueva presidenta del Congreso. Así lo ha anunciado el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, en su intervención en la Junta Directiva Nacional del PP.

La reunión se ha celebrado tras conocerse el acuerdo entre PP y Ciudadanos en el que los conservadores han cedido dos puestos a los de Albert Rivera a cambio del apoyo de los 32 diputados naranjas a Pastor como tercera institución del Estado tras el rey y el jefe del Ejecutivo. Pío García Escudero permanecerá, por su parte, en su cargo de presidente del Senado.

Con sus propios votos, el PP ya tenía garantizados cuatro puestos en el máximo órgano de dirección de la Cámara baja ─dos Vicepresidencias y dos Secretarias─, siempre y cuando no hubiese una alianza alternativa que sume más de los 137 escaños de la bancada popular. En todo caso, se garantiza dos puestos como mínimo. Tanto PSOE como Podemos también tienen garantizados dos puestos con sus propios votos ─una Vicepresidencia y una Secretaria para cada uno─. Los vicepresidentes y los secretarios, los cuatro más votados, se eligen en una sola votación para cada una de las responsabilidades.



La elección de la Presidencia necesita la mayoría absoluta en una primera votación. De no haberla, los dos nombres que han obtenido más apoyos se someten a una segunda votación. Ese sistema de votación permite múltiples combinaciones entre los diversos grupos parlamentarios, informa Juan Antonio Blay. Pero la única que podría desbaratar los planes de la derecha, una vez cerrado el pacto PP-C's, sería que el resto del arco parlamentario (PSOE, Unidos Podemos y sus confluencias, ERC, CDC, PNV, EH-Bildu, CC, etc) se pusiera de acuerdo para votar a un candidato alternativo. Dado lo complicado de esa tarea, todo parece apuntar a que Pastor será la nueva presidenta del Congreso.

Rajoy ha desvelado su nombre tras haber aplaudido el "esfuerzo" y el trabajo "en equipo" de las pasadas elecciones que les permitió ser "el único partido que creció en escaños y votos el 26-J", presumió. No obstante ha reservado su decisión sobre quiénes serán los otros dos diputados que ocuparán la vicepresidencia y la secretaría que también corresponde ─según sus posibilidades de sacar adelante las votaciones según su fuerza parlamentaria y el apoyo de los naranjas─ a los conservadores.

Actualmente son Celia Villalobos, Rosa Romero y Alicia Sánchez Camacho quienes ocupan, respectivamente, la vicepresidencia primera, la vicepresidencia cuarta y la secretaría primera de la Cámara baja. Rajoy ha manifestado su intención de que todo siga igual porque, ha dicho, no encuentra "ninguna razón en contra" para destituir a ninguno de sus cargos.

De ello se deduce, y así lo creen también varios dirigentes populares, que Rafael Hernando y José Manuel Barreiro seguirán como portavoces en Congreso y Senado, respectivamente, pero tendrá que prescindir de alguna de las citadas mujeres al haber propuesto a Pastor a la Presidencia de la Cámara. Estas últimas decisiones del todavía jefe del Ejecutivo se conocerán este martes, tras la reunión que el grupo popular mantendrá en el Congreso. Este mismo martes, además, se producirá la votación en la que los 350 diputados elegirán definitivamente a los nueve miembros de la Mesa del Congreso.

Punto de partida hacia una investidura

El pacto alcanzado por PP y Cs para designar a los miembros de la Mesa es sólo el primer punto de partida en la carrera hacia una investidura. Aunque desde el partido de Albert Rivera siempre han negado que fueran a aceptar cargos a cambio de su apoyo a Rajoy, algunas fuentes del PP sí consideran este primer entendimiento como una posibilidad de que su acercamiento vaya en aumento.

Los populares han conseguido ya que los naranjas se abstengan en una segunda votación, pero esa decisión no sirve de nada si el PSOE no mueve ficha. Para presionar más a los socialistas, los conservadores quieren sumar más apoyos al ya conseguido de Coalición Canaria para poder presentarse ante el rey y el resto de diputados con 170 escaños y no con sólo sus 137. Ello no alcanzaría los 176 de la mayoría absoluta, pero serviría para ser más fuertes frente al no de la oposición.

Aunque en C's aún se muestran reticentes a ello, ha sido el propio Rajoy quien este lunes ha tendido la mano a formar "un acuerdo lo más amplio y lo más estable posible". Es decir, volvió a proponer al resto de fuerzas su acuerdo de mínimos "con objetivos, programas de actuación y estrategia a medio plazo claros y pactados". Para ello aseguró que el documento enviado la semana pasada al resto de grupos y que fue rechazado por todos ellos (Rajoy admitió que "son medidas basadas en el, programa electoral del PP") era sólo "un punto de partida para hablar".

Es decir, que está dispuesto a seguir negociando para buscar los apoyos necesarios que le permitan permanecer en La Moncloa. "Son medidas orientadas al entendimiento, no a la imposición", insistió, "y sus objetivos son compartibles: recuperación económica, creación de empleo, y fortalecimiento del sistema de protección social". Y de nuevo amenazó con la necesidad de aprobar cuanto antes el techo de gasto, los próximos Presupuestos Generales del Estado y una posición común en política internacional para hacer frente al terrorismo o a las consecuencias del Brexit.

"No hay excusa para que no haya acuerdo", zanjó Rajoy, sin querer asumir que tanto Rivera como Pedro Sánchez pidieron su dimisión para poder negociar. "Las elecciones han quedado atrás y atrás deberían quedar las arengas de campaña", les pidió. "Esto es lo que esperan de nosotros los votantes de todos los partidos: necesitamos un Gobierno cuanto antes para seguir avanzando", concluyó.