Publicado: 16.11.2015 14:52 |Actualizado: 16.11.2015 14:52

La ANC dirige ahora su protesta hacia los 72 diputados independentistas

El presidente de la Assemblea Nacional Catalana desmiente que el acto previsto para el próximo domingo forme parte de la campaña de presiones hacia la CUP, conocida ya como "pressing CUP". La plataforma pide "responsabilidad, coraje, firmeza y capacidad de entendimiento y diálogo" tanto a la formación anticapitalista como a CDC y ERC.

Publicidad
Media: 3
Votos: 1
Comentarios:
Los organizadores de la Diada, este viernes, en rueda de prensa. ANC

El presidente de la ANC, Jordi Sànchez, en el centro de la mesa, en un imagen de archivo. ANC

BARCELONA.- La Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha aclarado este lunes que la manifestación que ha convocado para el próximo domingo va dirigida a los 72 diputados independentistas en su conjunto, y no únicamente a los de la CUP, a fin de que alcancen un acuerdo antes del día 27 que facilite investir al presidente de la Generalitat.

El posicionamiento de la ANC queda reflejado en un manifiesto dado a conocer este lunes bajo el título "Hagamos la República Catalana", que concluye con cinco puntos concretos en los que se pide a las tres principales formaciones independentistas, CDC, ERC y la CUP, "responsabilidad, coraje, firmeza y capacidad de entendimiento y diálogo".



El presidente de la ANC, Jordi Sànchez, ha desmentido en una rueda de prensa que el acto previsto para el próximo domingo, que debía haberse celebrado ayer pero que fue aplazado una semana por los atentados de París, forme parte de la campaña de presiones hacia la CUP, conocida ya como "pressing CUP".

Según Jordi Sànchez, "no es una movilización focalizada en una parte de nuestros diputados, sino que la presión va dirigida a los 72 diputados independentistas que hay en el Parlament, puesto que todos ellos son nuestros representantes y les reclamamos, de la misma forma, generosidad y responsabilidad para que el proceso no encalle", ha precisado.

Ha matizado, en este sentido, que "se malinterpretó que la manifestación fuese orientada únicamente hacia la CUP" porque "la ANC presiona por igual a unos y a otros", pero no ha explicado los motivos por los que Òmnium Cultural se ha desmarcado de la convocatoria del acto, al margen de que se haya hecho con poco tiempo de anticipación. "No nos corresponde decir cuál puede ser la solución" al desacuerdo entre CDC y la CUP, pero la ANC insiste en que hace falta "actuar con responsabilidad".

"Creo que hasta ahora han actuado con convicción, han respondido a sus compromisos y lo han hecho de forma legítima, no se trata de culpabilizar a nadie, pero les pedimos más responsabilidad, porque el acuerdo es posible, y somos optimistas", ha explicado.

Ha advertido, de todas formas, de que "cuanto más se retrase el acuerdo más riesgo hay de erosión del espacio independentista", y que por ello ponen "una fecha límite" para alcanzar las bases de un acuerdo. Después de reiterar que no contemplan "un escenario de elecciones anticipadas", se ha mostrado convencido de que hoy están "más cerca del acuerdo que hace dos semanas" y ha apuntado que "la resolución aprobada por el Parlament, que contiene un anexo con medidas de carácter social, ayuda a ampliar la base social del independentismo".

En el manifiesto se reclama a los 72 diputados independentistas "responsabilidad, coraje, firmeza y capacidad de entendimiento y diálogo" para encontrar "lo más pronto posible el mejor acuerdo para la creación de un gobierno fuerte y cohesionado".

La ANC considera imprescindible que el acuerdo "que facilite la investidura" sea alcanzado antes del 27 de noviembre "porque la situación social y política de los ciudadanos lo requiere con urgencia".