Publicado: 17.04.2015 22:35 |Actualizado: 17.04.2015 23:35

Anguita: “Podemos ha cubierto nuestro hueco. Falta una refundación”

El excoordinador de IU llama a una renovación urgente para evitar la caída de la coalición: alejarse del PSOE y ayudar a Podemos a "abrir una brecha" por la que se cuele también IU.

Publicidad
Media: 4.26
Votos: 54
Comentarios:
anguita

El portavoz del Frente Cívico y excoordinador de IU

MADRID.- “Hay que asumirlo con serenidad y sin enfadarse. Podemos ha cubierto nuestro hueco. Hace falta una refundación”. Para Julio Anguita, excoordinador general de Izquierda Unida y exsecretario general del PCE, se acaba el tiempo. Las elecciones andaluzas han colocado al partido de Pablo Iglesias con tres escaños más de los que logró IULV-CA en 2012. Antonio Maíllo, coordinador de IU Andalucía, tuvo que sufrir el 22 de marzo para mantener cinco diputados y grupo parlamentario. Las encuestas para las generales no suben del 6%, lejos de aquellos 50 escaños en el Congreso que preveían algunos sondeos antes de que Podemos diera el golpe en la mesa en las elecciones europeas.

Poco antes de ser entrevistado precisamente por Pablo Iglesias para su programa Otra Vuelta de Tuerka, de Público TV, Anguita recuerda a Público su intervención del jueves en Córdoba con motivo del 30º aniversario de Convocatoria por Andalucía, donde junto a Maíllo y el también excoordinador de la coalición en Andalucía Luis Carlos Rejón, apremiaron a los dirigentes de IU a emprender la enésima refundación de la coalición si quiere sobrevivir al terremoto político que vaticinan los sondeos. “Pero no vale que me pidan hacer un manifiesto, aprobar documentos y dejarlos en un cajón como los del 2008”, la penúltima Asamblea en la que Cayo Lara salió elegido coordinador federal, advierte.

Ruptura o no con la Transición y el PSOE

“Hace falta un replanteamiento. Quizás no para mañana, pero sí para pasado mañana”, asegura. De forma gráfica, el veterano comunista resume la urgencia en un “vísteme despacio que tengo prisa”, dejando –quizás– para después de las elecciones autonómicas y municipales la tarea de “retomar lo que fue en principio IU y no ha desarrollado”.

"Hace 30 años constatamos que no había nada que hacer con el PSOE, por eso nacimos”

No es nuevo lo que pide. Que IU deje definitivamente de contemplar la opción de ser muleta del PSOE. Precisamente lo contrario de lo que hizo la coalición en la última cita electoral en Andalucía. “Hace 30 años constatamos que no había nada que hacer con el PSOE, por eso nacimos”, recuerda el llamado artífice de "la pinza" a Felipe González. “Esto [el declive] está ocurriendo porque dentro de IU ha habido siempre un debate que alguna vez tiene que terminar: el de quienes mantienen que IU y el PCE tienen que ser el báculo en el que se apoya el PSOE cuando pierde su mayoría”.

Para Anguita, la situación del país es de “emergencia”, lo mismo que para “casi todas las fuerzas políticas”. “Estamos ante acontecimientos graves que significan el desmoronamiento del régimen de la Transición”, subraya el día después de que el vicepresidente económico de José María Aznar, Rodrigo Rato, fuera detenido por presunto blanqueo y fraude fiscal, y pocos días después de que los exvicepresidentes de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, comparecieran como imputados por el caso de los EREs falsos. “Esto no significa que se acabe con el poder, sino que se acaba con la forma en la que se ha manifestado hasta ahora”.

Pablo Iglesias y Julio Anguita conversan en la redacción de Público. /JAIRO VARGAS

Pablo Iglesias y Julio Anguita conversan en la redacción de Público. /JAIRO VARGAS

“Hay que replantearse si rompemos con la Transición o no. Y yo creo que no podemos estar pensando en el bipartidismo, hay que confrontar con los dos porque el PP y el PSOE no serán exactamente iguales pero sí hacen lo mismo”, afirma. Y en esa línea de continuismo también sitúa a los sindicatos: “Los apoyaremos cuando coincidamos, pero no tenemos que ser su brazo político siempre. Los míos son los sindicatos que rompan la dependencia que han tenido con el sistema”, critica.

“Desde mi militancia en IU, los míos son Podemos, Equo, las mareas, la gente de Stop Desahucios, los que luchan por cambiar esto"

Su tesis, así la ha defendido dentro del Frente Cívico Somos Mayoría, es la “alianza programática” después de “pensar quiénes son los nuestros”. “Desde mi militancia en IU, los míos son Podemos, Equo, las mareas, la gente de Stop Desahucios, los que luchan por cambiar esto. Tendremos mayor o menor grado de acercamiento, pero esa mi gente y quiero que se organice. Los que ya no son mi gente son los del bipartito, ni CiU ni el PNV ni ciertas visiones nacionalistas, a las que respeto pero no comparto”, explica.

Deja claro que lo que plantea -“y mucha gente de IU comparte”- no es ser a Podemos lo que IU ha sido al PSOE. “Ser la muleta del PSOE consiste estar a lo que él diga y exigirle algunas pocas cosas”. Al profesor le gusta explicar con ejemplos, y en este caso pone uno militar: “El bipartidismo es una fortaleza y de pronto aparecen unos soldados, Podemos, justificados en el desencanto de la gente. Parece que van a abrir una brecha; y yo, que soy partidario de acabar con el bipartidismo, ¡caray!, creo que a ese batallón hay que apoyarlo mientras rompa la brecha. No estamos a su servicio, sino ayudando y apoyando para poder colarnos todos por ella”.

La actitud de Podemos

Sin embargo, también son muchos los que piensan que el partido de Pablo Iglesias está siendo un tanto –o demasiado– arrogante. “Creen que ellos solos van a cambiar el mundo”, dice de ellos Alberto Garzón, el candidato de IU a La Moncloa. Y entonces, Anguita esboza una sonrisa y recuerda el día que Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero le visitaron en Córdoba. “Me plantearon la cuestión de ir a una asamblea con IU para, a través de un proceso de primarias, elegir un candidato común para las europeas.

"No hay que estar al servicio de Podemos, sino ayudando a abrir una brecha por la que colarnos todos”

Entonces dije que me parecía una excelente idea, pero que seguía siendo de IU y que no era ninguna autoridad para decidir nada. Mantengo que era una excelente idea, pero aquello se rechazó en una reunión. Puede ser que ahora, Podemos haya devuelto un poco la jugada. Tal vez porque considere que las expectativas que ha despertado pueden convertirse en una fuerte masa que les vote. Sin embargo, estamos viendo que no es del todo así. La presión es muy fuerte. No sé si han tocado techo pero el poder económico ha reaccionado con fuerza”.

¿Cayo Lara o Alberto Garzón?

“Tenemos potencial si queremos”, subraya. No tiene dudas de que Alberto Garzón representa esta renovación a la que apremia, aunque él solo “no es suficiente”. ¿Y Cayo Lara? ¿Debe seguir o hacer aún más sitio? “Su obligación es llevar a cabo esta refundación, si está de acuerdo”, zanja sobre el coordinador federal, de quien en alguna ocasión ha dicho de parece que le escucha, pero que no le entiende.

"IU es necesaria, pero no para estar solos. El cambio en España vendrá con mucha gente"

Como militante de IU y del PCE, Anguita también tiene claro que IU es necesaria, “pero no para estar solos. El cambio en España vendrá con mucha gente. Hay mucha coincidencia en todo lo que se está moviendo. Nos falta el paso para poder confluir”. Quizás “soltar algunos lastres”, sobre todo en Madrid, donde las posiciones cercanas al PSOE, junto con una cúpula de dirigentes a los que se considera parte de “la mafia de Caja Madrid” han forzado a abandonar a una parte de la Organización, entre ellos, a Tania Sánchez. “En Madrid ha habido prácticas poco correctas desde hace años.

También poco democráticas. Cuando decías: dame esto por escrito, nunca lo conseguías”, asegura. Para Anguita el problema se arregla fácilmente, y tira de símiles para ilustrar: “Si abres una habitación y entra el aire, automáticamente se van todas las telarañas. Es como Drácula, no resiste que entre la luz”, añade. “Hay antecedentes para abrir ese debate de refundación en Madrid. El antecedente es Tania Sánchez, a quién la gente votó en las primarias frente a la dirección de Madrid. Eso es un signo muy importante”, sentencia.