Publicado: 22.01.2016 13:28 |Actualizado: 22.01.2016 17:42

El juez Pedraz deja en libertad a Moreira y descarta que blanqueara dinero de los Zetas

Considera que la investigación de Anticorrupción sobre el exlíder del PRI mexicano fue estéril. Le retira el pasaporte hasta que el sobreseimiento sea firme.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Fotografía de archivo de Humberto Moreira. - EFE

Fotografía de archivo de Humberto Moreira. - EFE

MADRID.- El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha dictado la libertad para el expresidente del mexicano Partido Revolucionario Institucional (PRI) Humberto Moreira, al que sólo le prohíbe salir del país y le retira el pasaporte hasta que su resolución sea firme.

La Fiscalía Anticorrupción investiga a Moreira por organización criminal y blanqueo en España de 200.000 euros procedentes de corrupción política en México o del narcotráfico en EEUU, en concreto del cártel de los Zetas.



Sin embargo, Pedraz descarta que haya existido dicho blanqueo, según la defensa de Moreira, que ha aportado un tomo completo de documentación donde justifica los pagos recibidos de dos de sus empresas y los gastos con el fin de acreditar la ausencia de delito en esos fondos.

“No hay acto alguno que denote la comisión o siquiera la preparación de delito alguno”, sostiene el auto según el abogado de Moreira, Manuel Ollé quien sostiene que en la resolución judicial el juez descarta “con total rotundidad y claridad que no hay delito ninguno, y tampoco se ha cometido delito de blanqueo”.

Pedraz ha ordenado que Moreira sea puesto en libertad de la cárcel de Soto del Real (Madrid), con la única medida cautelar de prohibición de salida del país, para lo que se le retira el pasaporte, hasta que su auto sea firme.

Ollé considera que el juez decretará en su auto el sobreseimiento para su defendido, aunque la causa, que es secreta, continuará adelante para otras personas que están implicadas.

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido para él prisión provisional sin fianza por blanqueo e integración en organización criminal, y basa algunas de sus acusaciones en las reuniones que, según testigos, mantuvo con líderes del cártel de Los Zetas. En cambio, su defensor revela que en el auto el juez Pedraz sostiene que las investigaciones de Anticorrupción realizadas en los años 2013 y 2014 “han sido absolutamente estériles”.

El defensor Ollero sostiene que, según el auto, Pedraz considera que la imputación por parte del Ministerio Fiscal a Moreira "se basa en conversaciones telefónicas intervenidas que no revelan actividad delictiva alguna, no habiendo solicitado la Fiscalía ninguna otra diligencia probatoria contra D. Humberto Moreira".

Los fiscales del caso, José Grinda y Juan José Rosa, pedían que a Moreira, detenido hace una semana en Madrid, se le mantuviera en prisión por el riesgo de que se fugue, especialmente atendiendo a su poco arraigo familiar en España. Ambos fiscales investigan al expresidente del PRI por formar parte, supuestamente, de una red criminal y haber blanqueado en España 200.000 euros procedentes de delitos de corrupción política en México o del narcotráfico.

Relación con supuestos blanqueadores de cárteles


A Moreira se le relaciona además con los hermanos Raúl y Rolando González Treviño, considerados como "blanqueadores" de dinero para cárteles de la droga de aquel país. El juez decidirá durante la mañana sobre su permanencia en prisión.

Tras su declaración, los fiscales han defendido en una vista la medida de prisión al entender que los delitos que se le imputan son graves y, de ser condenado, sería sentenciado a más de 3 años de prisión.

"Peligrosa facilitad" para huir

Además, han destacado la falta de arraigo en España del mexicano. Su abogado ha alegado que familiares suyos se han trasladado a Madrid, lo que, para los fiscales, solo demuestra su "peligrosa" facilidad para desplazarse y huir de la justicia.

A Moreira se le investigó en México por malversación y negociaciones ilícitas y se le abrió un procedimiento por su relación con los Zetas que luego se archivó, pero, según las mismas fuentes, las testificales que ahora le han vinculado ante el juez Pedraz con líderes de este cártel de la droga son posteriores a ese sobreseimiento.

Al finalizar su declaración, el abogado de Moreira, Manuel Ollé, ha afirmado a los periodistas que ha aportado "elementos probatorio en los que se acredita que todo el dinero recibido durante la estancia del señor Moreira en España era absolutamente lícito, que procedía de empresas por trabajos que había realizado, por las dos empresas en las que trabajaba".

También ha facilitado al juez las resoluciones por las que la Procuraduría General de la República (PGR) de México decretaron el archivo de varias causas en las que su defendido estaba implicado.

"Entendemos que no existe ningún indicio de criminalidad por parte de Humberto Moreira", ha indicado Ollé, que ha solicitado la libertad de su cliente, quien, según ha dicho, "está bien y tranquilo".

A Moreira se le detuvo aprovechando que visitaba España cada dos o tres meses, después de haber residido por un tiempo en Sant Cugat del Vallés (Barcelona).

Humberto Moreira, que fue también exgobernador del Estado mexicano de Coahuila, ostentó la presidencia del PRI de marzo a diciembre de 2011, cargo que dejó al verse involucrado en el caso de la supuesta contratación irregular de deuda pública durante su Gobierno en Coahuila.

En 2013, se conoció que residía en Sant Cugat del Vallès, localidad a la que, según sus propias declaraciones, se trasladó después del asesinato de su hijo José Eduardo el 3 de octubre de 2012, al parecer a manos de presuntos miembros de Los Zetas.