Publicado: 26.12.2015 12:17 |Actualizado: 26.12.2015 12:18

Arístegui y De la Serna también cobraban comisiones por vender cemento en el Congo

Se embolsaron cerca de 110.000 euros entre 2010 y 2014 gracias al contrato que lograron para la empresa Cementos La Unión, que les pagaba por cada tonelada exportada.

Publicidad
Media: 3.25
Votos: 4
Comentarios:
Pedro Gómez de la Serna, diputado por Segovia del PP y Gustavo de Arístegui, exembajador de España en la India

Pedro Gómez de la Serna, diputado por Segovia del PP y Gustavo de Arístegui, exembajador de España en la India

MADRID.- Las ramificaciones de los negocios del exembajador en la India, Gustavo de Arístegui, y del diputado electo del PP, Pedro Gómez de la Serna, llegaron también hasta el Congo, en pleno corazón de África. Allí, el lobby que controlaban logró un suculento contrato por vender cemento para la empresa valenciana Cementos La Unión, que les pagaba por cada tonelada exportada de este material de construcción.

Este sábado informan de este negocio el diario El Mundo y la cadena SER. Esta ultima detalla que entre los años 2010 y 2014 llegaron a facturar al menos 110.000 euros. Y es que el diplomático y el político se aprovecharon de las penurias de la república africana, que necesitaba acometer grandes inversiones y construir infraestructuras para recuperarse de la guerra civil que destruyó el país a finales de la década de los 90.



Arístegui y De la Serna consiguieron que el Gobierno congoleño encargara a esta empresa española una enorme cantidad de cemento. Según la propia empresa, su fábrica podía llegar a producir hasta 500.000 toneladas al año. 

Según El Mundo, la planta con silos y maquinaria para embolsar el material se situó en la localidad costera de Pointe Noire. Se rehabilitó una vieja fábrica en 2010 y en 2011 empezó a producir. Cementos La Unión montó una filial en el Congo, llamada Ciments Unibeco, que era a la que los lobbistas le pasaban sus facturas. Las comisiones se pactaron en función de cada tonelada de cemento vendida en el país.

Según las facturas que figuran en la denuncia presentada en la Fiscalía Anticorrupción, el despacho de Gustavo de Arístegui se embolsó casi 70.000 euros en 2010 y el de Gómez de la Serna facturó 38.000 euros en 2013 y casi 5.000 en los dos primeros meses de 2014.

Aristeguí y De la Serna ingresaron durante años miles de euros entre las mensualidades y las comisiones que les abonaban cerca de una veintena de empresas españolas que suscribieron contratos con ellos para adjudicaciones en el exterior. Todas estas comisiones eran incompatibles con sus cargos. 

El diplomático, tras las presiones por parte del Gobierno, dimitió de su cargo como embajador de la India el 13 de diciembre. Sin embargo, De la Serna no solo no se retiró de las listas del PP en las elecciones generales, sino que ha salido reelegido diputado por la provincia de Segovia. De la Serna solo fue apartado de la campaña electoral, el PP le abrió expediente disciplinario pero él todavía no ha ofrecido ni disculpas ni explicación alguna. Las reiteradas peticiones por parte de numerosos cargos del partido conservador para que diera un paso atrás y retirara su candidatura han sido infructuosas.