Publicado: 13.01.2016 19:07 |Actualizado: 14.01.2016 09:05

Artur Mas renuncia al acta de diputado del Parlament

El expresident deja el escaño un día después de que Carles Puigdemont tomara posesión del cargo al frente del Govern. Fabian Mohedano, exdirigente del PSC, ocupará su lugar. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El expresidente de la Generalitat, Artur Mas, abandona el Palau de la Generalitat acompañado del nuevo presidente, Carles Puigdemont tras el acto de toma de posesión. EFE/Andreu Dalmau

El expresidente de la Generalitat, Artur Mas, abandona el Palau de la Generalitat acompañado del nuevo presidente, Carles Puigdemont tras el acto de toma de posesión. EFE/Andreu Dalmau

BARCELONA.- El expresidente de la Generalitat Artur Mas ha renunciado este miércoles al acta de diputado del Parlament por JxSí, después de haber dado un paso al lado en favor de Carles Puigdemont al frente del Govern.

Mas ha formalizado su abandono del escaño autonómico este mismo miércoles en la Cámara Catalana, un día después de que Puigdemont tomara posesión del cargo, ha informado el Govern en un comunicado.



Al renunciar a su último cargo público, Mas podrá optar, si lo desea, a las prerrogativas de un expresidente de la Generalitat, entre ellas la asignación mensual del 80 % de lo que cobraba como presidente por un periodo equivalente a la mitad del tiempo que ha estado en el cargo y, como mínimo, por una legislatura.

Según la ley del estatuto de los expresidentes de la Generalitat, la percepción de esta asignación es incompatible con el ejercicio de un cargo público o privado ni con la participación en consejos de administraciones de empresas públicas y privadas. Como expresidente, Mas también tiene derecho por ley a una oficina con dotación presupuestaria y personal.

En la rueda de prensa del sábado en la que anunció que retiraba su candidatura a la Presidencia para desencallar el acuerdo entre JxSí y la CUP, Mas aseguró que todavía no

"No quiero cargos, sino ser presidente o expresidente, y tan digna es una cosa como otra", dijo el sábado pasado

En esa misma rueda de prensa, sí dejó claro: "No quiero cargos, sino ser presidente o expresidente, y tan digna es una cosa como otra", y aseguró que no se retira de la política ni renuncia a ser candidato de nuevo en algún momento, porque su antiguo compromiso de retirarse era sólo para hacerlo tras este nuevo mandato que iba a asumir.

Además, el también presidente de CDC concretó que cree poder contribuir a dar "solidez" a la renovación de su partido de cara a este año, una labor que ha definido como necesaria y urgente.

La imputación por el 9N

Al renunciar al escaño, Mas dejará de ser aforado, pero la causa de la organización del proceso participativo del 9N sobre la independencia --por el que está siendo investigado-- previsiblemente seguirá siendo instruida por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ya que la consellera en funciones también investigada, Irene Rigau, es diputada por JxSí.

En este procedimiento, además de Mas y Rigau, está siendo investigada la entonces vicepresidenta del Govern, Joana Ortega; todos ellos, por supuestamente desobedecer el veto del Tribunal Constitucional (TC) a esta consulta de 2014 sobre la independencia.

Un ex del PSC, su sustituto

El asiento de Artur Mas en el Parlament de Catalunya será ocupado por Fabian Mohedano, exdirigente del PSC que abandonó el partido por el proceso soberanista, ya que es el siguiente en la lista de JxSí por Barcelona en las pasadas elecciones del 27 de septiembre. 

Mohedano fue nombrado el 20 de octubre de 2015, presidente del Consejo Asesor para la Reforma Horaria

Mohedano ya ha sido informado por el Parlament de que debe iniciar el procedimiento para "arreglar los papeles" antes de recoger su acta de diputado, entre los que destaca la declaración de bienes y actividades. Mohedano fue nombrado el 20 de octubre de 2015, presidente del Consejo Asesor para la Reforma Horaria --en reconocimiento a su histórica significación por una mejora de los horarios--, en pro de la conciliación familiar y social de los ciudadanos.

Díaz cree que forma parte de la normalidad

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado que la renuncia del expresidente catalán Artur Mas a su escaño en el Parlament "forma parte de la normalidad de la decisión que tomó al renunciar" a la Presidencia de la Generalitat. Fernández Díaz ha añadido que la decisión que ha anunciado esta tarde Mas es "lógica", porque, si un presidente dimite, "lo lógico es que deje el acta" de diputado.

Ha insistido en la necesidad de que Catalunya "vuelva a la normalidad" porque es bueno para esta comunidad y para España que se restablezca el "sentido común"

Respecto a la fórmula que empleó su sustituto al frente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para tomar posesión de su cargo, el titular de Interior ha recordado que los servicios jurídicos del Estado están estudiando por si hubiera vulnerado el ordenamiento jurídico.

En cualquier caso, Fernández Díaz no ha querido darle más importancia y ha indicado que no le llamó "especialmente la atención", si bien no le gustó que durante la toma de posesión aparecieran cubiertos con velos negros los retratos del Rey y de su padre, el rey Juan Carlos.

Ha insistido en la necesidad de que Catalunya "vuelva a la normalidad", porque es bueno para esta comunidad y para España que se restablezca el "sentido común", así como el respeto a la legalidad y al funcionamiento normal de las instituciones.