Publicado: 15.01.2016 15:35 |Actualizado: 15.01.2016 15:38

Ascensión Mendieta consigue justicia: exhumarán el cadáver de
su padre asesinado en 1939 

La exhumación, que se llevará a cabo el próximo martes, 19 de enero, ha sido autorizada por el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Guadalajara, siguiendo un exhorto de la jueza que instruye la Querella Argentina contra los crímenes de la dictadura

Publicidad
Media: 4.67
Votos: 6
Comentarios:
Ascensión Mendieta lleva una vida entera luchando por recuperar los restos de su padre, asesinado cuando ella era sólo una niña.- F.S.

Ascensión Mendieta lleva una vida entera luchando por recuperar los restos de su padre, asesinado cuando ella era sólo una niña.- F.S.

GUADALAJARA.- Ascensión Mendieta cumplirá su sueño. Tras una vida de lucha por recuperar los restos de su padre, fusilado en 1939, este martes verá cumplido su deseo de darle un entierro digno. Un juzgado de Guadalajara ha autorizado la exhumación de Timoteo Mendieta, fusilado en 1939, la primera que se va a realizar en España solicitada por la jueza argentina María Romilda Servini de Cubría, que instruye la denominada "querella argentina" contra los crímenes del franquismo.

La exhumación, que se llevará a cabo el próximo martes, 19 de enero, ha sido autorizada por el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Guadalajara, siguiendo un exhorto de la jueza, según ha informado a Efe Chon Vargas, la nieta de Timoteo Mendieta Alcalá, que está enterrado en una fosa común del cementerio de Guadalajara, previsiblemente con otros 22 represaliados.



Vargas ha expresado su alegría por una noticia que esperaban desde hace décadas, aunque ha considerado: "Lo justo habría sido que la justicia se hiciese en España y no tener que ir hasta Argentina".

"Lo justo habría sido que la justicia se hiciese en España y no tener que ir hasta Argentina".

También su madre, Ascensión Mendieta, hija de Timoteo Mendieta, "lloró mucho cuando se lo dijeron pero no paraba de decir que estaba muy contenta".

En este sentido, ha recordado que Ascensión Mendieta voló hasta Buenos Aires en noviembre de 2013, con 88 años, para prestar declaración ante la juez Servini "con el único objetivo que le dejaran recuperar los restos de su padre".

Ahora con 90 años "ya puede dormir a gusto porque dice que ha hecho todo lo que podía", asegura su hija y la nieta del fusilado.

Timoteo Mendieta, natural de Sacedón (Guadalajara) fue fusilado el 16 de noviembre de 1939 en Guadalajara, aunque su mujer recibió la noticia en Madrid, donde vivía con sus siete hijos tras el arresto de su marido. Según Chon Vargas, desde ese mismo día, su abuela intentó recuperar los restos de su marido.

"Nada más conocer la noticia vino hasta el cementerio donde, hasta principios de los 80 un muro separaba la fosa común", ha rememorado Chon Vargas, quien ha añadido que aunque no logró recuperar los restos, tras la reforma del camposanto pudo colocar una lápida junto a la fosa común, que aún se conserva.

Chon Vargas ha apuntado: "Según toda la documentación mi abuelo se encuentra en una fosa con otros veintidós represaliados", por lo que es consciente de que el proceso de la exhumación va a ser complicado.

La familia podrá estar presente en la exhumación, para la que el Ayuntamiento de Guadalajara dio autorización a los responsables del cementerio municipal el pasado 17 de diciembre.

Es la primera exhumación que se ha autorizado en España por la denominada "querella argentina", la causa que ha abierto la magistrada María Romilda Servini de Cubría contra los crímenes del franquismo tras las querellas presentadas por varias familias de represaliados.