Público
Público

Bárcenas reconoce la caja B del PP: era una “contabilidad extracontable no finalista”

El extesorero asegura que un empresario medió ante Rajoy para apartar a Correa de los contratos del Partido Popular y que donó 60.000 euros al partido.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 12
Comentarios:

El extesorero del PP Luis Bárcenas, a su llegada a la sede Audiencia Nacional, donde hoy se reanuda el juicio del caso de corrupción política "Gürtel" con la declaración de Bárcenas, para quien la Fiscalía pide 42 años y seis meses de cárcel. EFE/Emilio Naranjo

SAN FERNANDO DE HENARES (MADRID).- El exgerente y extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas ha reconocido ante el tribunal del caso Gürtel que su formación política tenía una contabilidad “extracontable” al margen de las cuentas oficiales y que era nutrida por aportaciones de empresarios.

En la primera jornada de su interrogatorio a cargo de la fiscal, Concepción Sabadell, Bárcenas ha asegurado en cuatro ocasiones que mantenía esas anotaciones con el entonces tesorero del partido, Álvaro Lapuerta, dinero que aportaban “todos los empresarios y a todos los partidos políticos” porque “quieren echar una mano”. A cambio no recibían nada, según él.

Era una “actividad extracontable sin carácter finalista”; esto es, eran donaciones a cambio de nada, según su versión.

Bárcenas ha reconocido que el empresario Joaquín Molpeceres –de Licuas- ingresó en esa contabilidad paralela 60.000 euros el mismo día que realizó “una envolvente” contra Correa ante Álvaro Lapuerta. Al mismo tiempo, el yerno de este constructor tuvo una conversación con Mariano Rajoy, ya que dirige el club de tenis donde el presidente del Gobierno jugaba entonces, para cuestionar al líder de la trama Gúrtel.

Los Molpeceres denunciaron que Correa hacía negocios en paralelo al partido. Y el mismo día de esta doble “envolvente”, el constructor ingresó 60.000 euros para el PP. Ocurrió un 16 de junio de 2003 y aparece en las anotaciones de Luis Bárcenas, los famosos papeles que llevan su nombre.

Este constructor recibió 7,7 millones de euros en contratos públicos en la etapa de los Gobiernos del Partido Popular, tanto central como en Madrid y del ayuntamiento de Majadahonda, según las investigaciones.

Órdenes de Rajoy

La orden de cortar con las empresas de Correa partió de Mariano Rajoy, según la versión de Bárcenas, quien escribió a todas las delegaciones del PP para transmitirla. Sólo se permitió que Francisco Camps continuara contratando con Álvaro Pérez, el Bigotes, porque el entonces presidente de la Comunidad Valenciana aseguró que era “un genio” en la organización de actos y que sus precios estaban “muy ajustados”.

El exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega afirmó en su interrogatorio del juicio que Lapuerta le llamó en una ocasión para que adjudicase contratos públicos municipales a dos empresas que "colaboraban con la casa" y que pertenecen al constructor Molpeceres.

Bárcenas ha negado haber recibido dinero del líder de la trama, Francisco Correa, quien confesó ante el tribunal que había cobrado comisiones de hasta el 3% a empresarios a cambio de mediar para adjudicaciones públicas, comisiones que entregaba al extesorero en la sede central del partido de calle Génova de Madrid.

El extesorero ha presentado a Correa como una suerte de proveedor advenedizo que inventa esta versión, cuando él, Bárcenas, considera que empresarios como Florentino Pérez (ACS) o Juan Miguel Villar-Mir (OHL) no lo necesitan para conseguir obras públicas:
“Teniendo el nivel de interlocución que tiene el señor Pérez y el señor Villar Mir”, quienes pueden “disponer del palco del [estadio] Bernabéu por donde pasan varios ministros” nadie se cree que necesiten como intermediario “al señor de la agencia del partido”, en referencia a Correa quien organizaba los mitines del PP y los viajes de esta formación política desde su empresa Special Events.

Desmiente ser el famoso “L.B.” que aparece en la contabilidad de la Gürtel como receptor de dinero, ni “Luis el cabrón”: “Niego la mayor, la menor y la intermedia. Esas iniciales no se corresponden conmigo en ningún caso y no he recibido nada del señor correa ni para mí ni para el PP”.

Bárcenas intenta en todo momento crear un cortafuegos alrededor del PP para evitar que el caso Gúrtel salpique a su partido con su declaración.

Dinero B

El extesorero ha considerado “imposible” que él pudiera haberse quedado con parte del dinero paralelo del PP porque las anotaciones las controlaba Álvaro Lapuerta, quien ha sido exculpado por el tribunal de Gürtel por demencia senil. Era una “persona honrada, honrada, honrada” cuyo “excesivo celo” realizaba un “control exhaustivo” del dinero opaco que manejaban.

Bárcenas ha llegado a asegurar en dos ocasiones que usaban este dinero B para pagar la seguridad de los políticos del PP vascos amenazados por la organización terrorista ETA
Y, al igual que ha llamado “extracontable” al dinero negro del PP, Bárcenas también ha recurrido a los eufemismos para negar que recibiera retribuciones en metálico, “en España” y que está “todo declarado”.

La fiscal Sabadell ha destacado que durante varios años nunca sacó dinero en metálico de sus cuentas corrientes: ni en 2002, 2003, 2004... hasta llegar a 2007 cuando su esposa, Rosalía Iglesias, realiza una disposición en efectivo.

Bárcenas sostiene que la Fiscalía se equivoca y probará que sí sacaba dinero de sus cuentas. Los pagos los realizaban ambos desde las cuentas corrientes y los pagos diarios con cheques bancarios o pago en metálico para los gastos menores.

“La realidad es que yo no tengo gastos, porque su actividad del partido “la soportaba el PP”. La fiscal ha llegado a preguntarle incluso cómo pagaba cuando hacían la compra o iba a la peluquería. Cuando se cortaba el pelo, pagaba en metálico y “yo a la compra he ido muy poco”.