Publicado: 28.01.2014 07:00 |Actualizado: 28.01.2014 07:00

Blesa censura los tuits del juez Silva y sus apariciones en la tele

Afirma que usa esos medios para "auspiciar" la máxima difusión al contenido de sus polémicos correos electrónicos, que califica de "perfectamente privados".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

A Miguel Blesa no le gusta el uso que el juez que le mandó dos veces a la cárcel, Elpidio José Silva, hace de su cuenta en Twitter y tampoco sus "contínuas apariciones" en la prensa y la televisión. En su escrito de acusación contra el magistrado, destaca que Silva utiliza esos medios para auspiciar que las noticias sobre sus polémicos correos electrónicos, que califica de "perfectamente privados", "tengan la máxima difusión".

La difusión del contenido de sus correos, que ilustran su grado de implicación en la emisión de las participaciones preferentes, sus relaciones con José María Aznar y otros dirigentes del PP, o detalles de la compra por Caja Madrid de un banco en Miami por 1.000 millones de dólares, ha hecho mella en el exbanquero, a juzgar por lo que dice en su escrito de acusación contra Silva, para quien pide una condena de 43 años de inhabilitación.

En un amplio capítulo de ese documento, el exbanquero incide en que con la "aprehensión y difusión" de los 8.777 correos electrónicos se perseguía "arruinar la reputación personal y profesional de don Miguel Blesa".

Añade que al reclamar esos mails a Bankia, así como al pedir las declaraciones de renta y patrimonio de los últimos diez años, el juez Slva abrió una causa general y una investigación prospectiva al expresidenta de Caja Madrid "para ver si puede, escudriñando los más personales aspectos de vida de don Miguel Blesa de la Parra,  y violentando de una manera evidente su derecho a la intimidad y al secreto de las comunicaciones, intentar encontrar algún hecho que pueda ser calificable como delito".

Destaca Blesa en su escrito que el destino de los correos y de la información fiscal mencionada era su filtración a la prensa de manera ilegal y delictiva, además de constante.

El expresidente de Caja Madrid incide entonces en la difusión que Silva hace de esas noticias a través de sus tuits y de sus apariciones en la tele y en prensa, e incluso acompaña su escrito de una copia de la página de cuenta de Twitter del juez Silva, y de enlaces a varias de sus apariciones televisivas.

Expone que la incautación de los correos no era prioritaria para la instrucción de la causa sino "para los torcidos propósitos" de Silva, y añade que pese a que han sido declarados prueba nula, "no impide que se hayan filtrado a la prensa para apoyar la causa del supuesto 'juez perseguido por el sistema'".

Por otro lado, Blesa ataca duramente a quienes ejercen la acusación contra él por el caso de la compra del banco de Miami y el crédito de Caja Madrid a Díaz Ferrán,  empezando por el sindicato Manos Limpias, de quien dice que "realmente no realiza acción sindical, sino que se dedica sistemáticamente a formular de manera profesionalizada toda suerte de denuncias en base a noticias de prensa, recortes de periódicos o simples rumores".

En cuanto a la representación letrada de Manos Limpias en este caso, Luis Pineda, de la asociación de usuarios de banca Ausbanc, Blesa indica que con anterioridad a este asunto tuvo una "relación extraordinariamente tensa" con él a partir de que, como presidente de Caja Madrid, decidiese retirar la publicidad de la entidad en las publicaciones de Pineda y Ausbanc.

Miguel Blesa, en el escrito de acusación formulado junto a su abogado, Carlos Aguilar, no ahorra calificativos contra la actuación del juez Silva, que tilda de "bochornosa", "ilegal", "escandalosa" "arbitraria", "injusta" y que ha incluido "mañas procesales inaceptables!".