Público
Público

Catalunya Sánchez, dispuesto a negociar las reivindicaciones de Puigdemont, salvo el reférendum

Este viernes se reúne su Ejecutiva con la del PSC para consensuar también medidas legislativas que corrijan la sentencia del TC sobre el Estatut.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

Pedro Sánchez habla ante el Consejo de la Internacional Socialista reunido en Nueva York. | EFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, tiene un plan para afrontar el llamado problema de Catalunya, y este viernes dará el primer paso con la reunión de su Ejecutiva con la dirección del PSC en Barcelona, con el objetivo de consensuar una paquete de medidas que sirvan para buscar una salida distinta a la que plantean los independentistas y para acabar con el inmovilismo del Gobierno frente al denominado “problema catalán”.

Hasta la tarde de este jueves, dirigentes del PSOE estuvieron trabajando en el documento que se quiere negociar, primero con el PSC y luego con el resto de fuerzas políticas, para que sirva de base de cara a buscar otras soluciones al conflicto existente entre Catalunya y España.

Según ha podido saber Público, el documento de trabajo incluye prácticamente las 46 propuestas que el president de Generalitat, Carles Puigdemont, entregó al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y de las que no ha recibido respuesta del Ejecutivo. Algunas de estas peticiones del president de la Generalitat serán matizadas aunque se respeta casi todo su contenido, y sólo hay un “no” rotundo a una de ellas: la celebración del referéndum independentista.

En concreto, el PSOE planteará la presentación de una proposición de Ley que contemple la necesidad de un acuerdo previo con los gobiernos autonómicos para las inversiones estatales en materia de bienes y equipamientos culturales. También abordar ya un nuevo sistema de financiación autonómica “más justo y equitativo”, aprobar una Proposición de Ley Orgánica de reconocimiento y amparo de la pluralidad lingüística en España y culminar el reconocimiento de la pluralidad lingüística en el Senado.

Sánchez quiere añadir a estas peticiones otra batería de medidas legislativas que den cobertura legal a algunos de los artículos del Estatut que tumbó el Tribunal Constitucional

Además, Sánchez quiere añadir a estas peticiones otra batería de medidas legislativas que den cobertura legal a algunos de los artículos del Estatut que tumbó el Tribunal Constitucional en su polémica sentencia. Ésta propuesta, que viene de la etapa de Alfredo Pérez Rubalcaba al frente del PSOE, pretende que se recupere el contenido esencial del Estatut que aprobó en referéndum el pueblo catalán.

A estas dos iniciativas se sumará también un nuevo planteamiento para la profundización del encaje de Catalunya en la Carta Magna, dentro de la reforma Constitucional que plantea el PSOE desde hace años, y que ahora se quiere poner en marcha de forma inmediata.

Cuatro grandes cuestiones para Catalunya

El PSOE propone abordar cuatro grandes cuestiones para Catalunya: el reconocimiento de las aspiraciones nacionales de Catalunya, unas nuevas reglas para el reparto de competencial que mejore el autogobierno, una financiación que dote de los recursos necesarios el sostenimiento de las grandes políticas públicas, y el establecimiento de un Estado federal como mecanismo de representación territorial.

Sánchez cree que sobre estas tres iniciativas hay que ponerse a trabajar incluso antes del 1 de octubre

Sánchez cree que sobre estas tres iniciativas hay que ponerse a trabajar incluso antes del 1 de octubre, la fecha del referéndum, y cree que puede encontrar la complicidad de otros grupos de la Cámara Baja para buscar consensos, aunque también se las quiere plantear al Gobierno.

El líder del PSOE también quiere buscar el respaldo de su partido a la propuesta, ya que hay federaciones que han mostrado su desconfianza a que Sánchez sea demasiado condescendiente con las reivindicaciones de Catalunya. Según estas fuentes, el listón está en la igualdad de todos los españoles, y que no haya privilegios especiales más allá de los identitarios.

En este sentido, fuentes cercanas a Sánchez apuntaron que el líder del PSOE es bien consciente de hasta dónde puede llegar, entre otras cosas, porque quiere tener a su partido detrás y que no se produzcan divisiones internas como ha ocurrido en otras ocasiones.

Dichas fuentes no ocultaron que el reto que quiere afrontar Sánchez es mayúsculo y plagado de riesgos, pero el líder socialista está empeñado en afrontarlo le cueste lo que le cueste.