Publicado: 29.11.2013 18:12 |Actualizado: 29.11.2013 18:12

Cientos de personas marchan de Génova a Plaza de Castilla contra las detenciones de los 30 jóvenes

La convocatoria, lanzada por la Coordinadora 25-S, ha finalizado en los juzgados, donde familiares y compañeros han recibido a los arrestados puestos en libertad con cargos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al rededor de 500 personas han acudido a la llamada de la Coordinadora 25-S para concentrarse en la sede del Partido Popular de Madrid, en la calle Génova, en protesta por los 30 jóvenes detenidos este jueves y la nueva Ley de Seguridad Ciudadana, la bautizada como "ley mordaza".  Rodeados por un numeroso dispositivo de antidisturbios, los manifestantes han conseguido cortar el tráfico y se han dirigido a pie hasta los juzgados de Plaza Castilla, donde han permanecido hasta que, de en uno en uno, han ido saliendo los detenidos que aún no habían sido puestos en libertad. Allí también les esperaban sus familiares y amigos, mostrando el rechazo a esta operación policial que se produjo justo un día antes de que el Ministerio del Interior enviara al Consejo de Ministros su reforma legislativa.

De los que han pasado la noche del jueves en Moratalaz, 19 fueron detenidos en una operación llevada a cabo por la Brigada Provincial de Información - dos de ellos liberados a las pocas horas por problemas de salud- acusados de haber participado en la marcha antifascista que tuvo lugar en la Universidad Complutense el pasado 20 de noviembre, en la que resultaron heridos cinco estudiantes pertenecientes a un colectivo de derechas. En protesta por estas detenciones, en la tarde del jueves se convocó una concentración frente a la comisaría de Moratalaz, en la que agentes antidisturbios cargaron contra los cientos de asistentes y detuvieron a 11 de ellos.  

Los 19 detenidos en la operación de la BPI están acusados de delitos contra el ejercicio de los derechos fundamentales y las libertades públicas, con agravante de actuar por odio, por lesiones y daños. Mientras, a los que fueron detenidos en la concentración de la tarde se les imputaron delitos de resistencia, desobediencia y atentado a agentes de la autoridad. Estos 11 han quedado en libertad este mismo viernes, pero las detenciones han encendido la indignación de los movimientos sociales, que han salido este viernes a la calle para pedir la libertad sin cargos de todos los detenidos.

A las 19:00 horas Génova estaba rodeada de antidisturbios que identificaban a los viandantes y periodistas. Poco a poco, en Alonso Martínez, se han ido congregando los manifestantes hasta llegar a ser en torno a unos 500, a los que también se ha sumado un grupo de afectados por las preferentes. Después de burlar el cordón policial y conseguir cortar el tráfico, la concentración se ha dirigido directamente a Plaza de Castilla escoltada por varios cordones policiales. "Libertad detenidos por lucha", "no es democracia, esto es una mafia" o "ser antifascista no es ilegal" han sido algunos lemas coreados.

Los manifestantes cortan el tráfico entre la calle Génova y Plaza de Castilla. - JAIRO VARGAS

"Quieren acabar con nosotros porque demostramos que los pobres podemos rebelarnos", decía el padre de uno de los detenidos Al llegar a los juzgados se han situado en la salida, mientras más de 15 furgones policiales custodiaban el lugar. Uno a uno, han ido saliendo los detenidos entre aplausos de sus compañeros de militancia, familiares y amigos. "Esto es igual que lo que ocurría en la dictadura, es lo mismo, quieren acabar con nosotros porque demostramos que los pobres podemos rebelarnos", decía el padre de uno de los arrestados mientras se alejaba de la salida abrazado a su hijo.

Amigos y compañeros aseguraban que algunos de los detenidos no se encontraban en la Complutense el día que ocurrieron los hechos de los que les acusan y que, en algunos casos, estaban en el trabajo y, por tanto, están convencidos de que no habrá condena. Además, entre los 19 arrestados en sus casas, como han asegurado los propios abogados, también había activistas feministas que no pertenecían al ámbito de los movimientos antifascistas y tampoco estaban ese día en la universidad. Por ello, se mostraban convencidos de que, para efectuar las detenciones, la Policía había recurrido a listas de activistas que manejaría la Brigada Provincial de Información.

Afectados por las preferentes se han unido a los conceNtrados en la sede madrileña del PP, en la calle Génova. - JAIRO VARGAS

Uno de los arrestados en las inmediaciones de la comisaría de Moratalaz, René Otaduy, logró escribir un mensaje a pesar de las restricciones aplicadas en las diligencias policiales, que teóricamente impiden a los detenidos acceder a dispositivos móviles. "Queridos compañeros, la oleada represiva que estamos sufriendo tiene dos estrategias: el endurecimiento legislativo que se aprobará hoy en Consejo Ministros a través de la nueva Ley de Seguridad Ciudadana y la oleada de detenciones a lo largo del día de ayer realizadas de forma brutal. Detenciones que tienen entre otros objetivos dificultar las movilizaciones en contra de política represiva general".

"Con ambas movilizaciones, yendo hoy a Génova y a Plaza de Castilla, mostraremos el rechazo, la necesaria lucha y solidaridad, que ¡No pasarán!, y se verán así reforzadas con la asistencia a cada una de ellas del conjunto del movimiento popular en Madrid", añade. Y concluye alegando que "para el Gobierno del PP, sería un éxito, que hoy no se visualizase, ante su sede y otras instituciones, el rechazo a su política brutalmente represiva y antipopular".