Publicado: 10.11.2016 13:16 |Actualizado: 10.11.2016 19:29

Cinco minutos necesitó Sepúlveda para enchufar en Gürtel a la recomendada del portavoz del PP

"La señora presidenta opinaba, y muchas veces" sobre los actos realizados por las empresas de la trama para la Comunidad de Madrid. Estaban destinados a su "posicionamiento político", reconoce Isabel Jordan a preguntas de la defensa del exviceconsejero Alberto López-Viejo

Publicidad
Media: 4.29
Votos: 7
Comentarios:
Rafael Hernando, portavoz del PP. EFE

Rafael Hernando, portavoz del PP. EFE

MADRID.- Cinco minutos necesitó Jesús Sepúlveda para enchufar en las empresas de Gürtel a Isabel Jordan, la recomendada del portavoz del PP, Rafael Hernando, que buscaba trabajo. Ocurrió en 2002 y se convirtió en gestora de varias empresas de la trama.

Así lo ha reconocido Isabel Jordan ante el tribunal que juzga los negocios de la primera época de la trama (1999-2005), pieza en la que la fiscal pide para ella 39 años de cárcel y 1 mes.

Isabel Jordán ha reconocido que en 2002 pidió a Hernando su mediación para encontrar trabajo, a quien conocía de "tres o cuatro ocasiones" porque está casado con una amiga suya. Quería incorporarse al mercado laboral tras dar a luz a su hija.

Hernando le dio el teléfono de Jesús Sepúlveda en la sede central del Partido Popular de la calle Génova de Madrid. Sepúlveda era responsable de los actos electorales y le recibió en una única entrevista en la sede del PP: "Fui yo sola pero me recibió cinco minutos, no más", ha aclarado al tribunal.

Sepúlveda le dijo en la reunión que no tenía trabajo para ella en Génova, "pero que quizá a lo mejor podría ponerme en contacto con el señor Correa que trabajaba para el PP... Tampoco me dijo que me iba a contratar el señor Correa", ha incidido.

En aquella época, Rafael Hernando era portavoz del PP y diputado nacional. Actualmente es portavoz de la formación conservadora. Por su parte, Jesús Sepúlveda era Secretario de Acción Electoral y un año después se hizo con la alcaldía de Pozuelo de Alarcón (Madrid), gracias a los 100.000 euros aportados para la campaña por Correa.

"La señora presidenta Aguirre opinaba, y muchas veces"

Isabel Jordan sostiene que Esperanza Aguirre conocía al equipo de Special Events, la empresa de cabecera de Correa, según ha reconocido a preguntas de la defensora de Alberto López-Viejo, viceconsejero del Gobierno de Aguirre y procesado en el caso.

"La señora presidenta opinaba y muchas veces" sobre los grandes eventos que organizaban junto con "el equipo de Presidencia" de la Comunidad de Madrid. En su agenda había hasta 4 actos al día destinados a favorecer su "posicionamiento político".

"La señora presidenta opinaba, y muchas veces"
sobre los grandes eventos que organizaban las empresas de la trama Gürtel para ella, Esperanza Aguirre, junto con "el equipo de Presidencia" de la Comunidad de Madrid.

Jordan ha revelado que Esperanza Aguirre intervenía en detalles, como el diseño de la pancarta trasera de sus actos o aumentaba incluso el número de invitados de 500 a 1.000.

Los gestores de Gürtel se reunían para organizar los grandes actos de Aguirre con el "equipo de Presidencia". Allí estaban los responsables de Protocolo y de Prensa, entre otros.



Monitor de la sala de prensa de la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares, con la declaración de Isabel Jordán, gestora de varias empresas de la trama Gürtel y considerada colaboradora estrecha de su cabecilla, Francisco Correa. EFE/Chem

Monitor de la sala de prensa de la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares, con la declaración de Isabel Jordán, gestora de varias empresas de la trama Gürtel y considerada colaboradora estrecha de su cabecilla, Francisco Correa. EFE/Chema Moya

No vio ningún sobre

Por otro lado, la acusada ha reiterado que ella ejercía como directora de algunas de las empresas de Correa, pero en el área comercial y de eventos y ha subrayado que no tenía ninguna capacidad de decisión en materia financiera. Asimismo, ha asegurado que ella nunca vio "ningún sobre".

Jordán ha insistido en que el fraccionamiento de facturas relacionadas con los actos que el Grupo Correa organizó para la Comunidad de Madrid era una petición expresa de la Administración: "Era la Comunidad la que decía el concepto que había que cambiar, la persona a la que había que dirigirse o si había que cambiar el año para facturar", ha apostillado a preguntas del Abogado del Estado.

De hecho, ha señalado que no sabe quiénes fueron las primeras personas con las que se contactó para realizar el primer evento para la Comunidad de Madrid -el 25 de marzo de 2004-. "No era conocida, no conocía a ningún político, ni a la presidenta Esperanza Aguirre. Una semana antes del acto conozco a una series de personas de la organización de ese acto y, a partir de ahí, conozco a Alberto López Viejo", ha concluido.

Pide que testifiquen Aguirre y González

La acusación popular que ejercen exconcejales del PSOE de Madrid ha solicitado al tribunal que cite como testigos a más de 60 altos cargos del Gobierno autónomo por "el fraccionamiento" de estos contratos destinados a eludir los controles legales.
El letrado Wilfredo Jurado ha solicitado que testifiquen, entre estos altos cargos, los expresidentes de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre e Ignacio González y el exconsejero Juan José Güemes.

Los socialistas reiteran en su petición, realizada antes del inicio de la vista oral, pero el tribunal sólo aceptó entonces incluir como testigo a Aguirre.

A Bárcenas también le llamaban "el hijo de puta"

A preguntas del defensor de Luis Bárcenas, extesorero del PP, Isabel Jordan ha reconocido que le llamaban "Luis el cabrón" y también "el hijo de puta", porque había dado contratos del partido a la competencia.

La contabilidad B de la trama Gürtel tiene un apunte de 72.000 euros entregados a "Luis el cabrón" en 2007. La identidad de la persona que está detrás de este apelativo es clave en el caso ya que Bárcenas podría ser condenado por cohecho.

Francisco Maroto, el letrado, trata de delimitar si ese "cabrón" es Bárcenas o, por el contrario, es Luis Delso, expresidente de Isolux que habría prestado dicho dinero a Álvaro Pérez, El Bigotes, según ha reconocido éste y el líder de la trama, Francisco Correa. Delso ha sido citado a declarar como testigo en este juicio.