Publicado: 26.03.2016 20:21 |Actualizado: 27.03.2016 08:00

‘El Tesorero’, la corrupción hecha un juego para toda la familia

Un juego de mesa realiza una parodia crítica de los casos más populares de corrupción

Publicidad
Media: 4.20
Votos: 5
Comentarios:
Una de las tarjetas del juego de mesa 'El Tesorero'

Una de las tarjetas del juego de mesa 'El Tesorero'

MÁLAGA.- “Así juegan contigo”. Este es el mensaje que hay detrás de El Tesorero, el juego de mesa de la corrupción que han ideado dos compañeros de la Escuela Universitaria de Diseño, Innovación y Tecnología (ESNE), adscrita a la Universidad Camilo José Cela.

Rafael Conde, profesor de Sociología y Marketing en Diseño y Desarrollo de Videojuegos, relata cómo la idea surgió a partir del Monopoly Deal, una versión del popular juego de compra de inmuebles y calles que combina las cartas.



“Todo comenzó como una broma, haciendo chistes de que así es como los corruptos juegan con nosotros, con esa impunidad y esa facilidad para hacer y deshacer”, explica. Conde se encargó del desarrollo de las reglas y la mecánica del juego mientras que su colega Miguel Rejas, que fuera director de Arte de ENSE, ha diseñado todas las ilustraciones.

Una de las tarjetas del juego de mesa 'El Tesorero'

“El juego básicamente consiste en adquirir grupos de propiedades”, cuenta Conde, “que van desde las más pequeñas, como son bolsos y trajes a las más caras, como Juegos Olímpicos y Circuitos de Fórmula 1, pasando entremedias por rotondas, aeropuertos, cuentas en Suiza o estaciones de AVE”. Cuando un jugador ha de pagar a otro, en lugar de dinero se paga son sobres.

A estas cartas de propiedades se les añaden las de acciones y ésta es precisamente la novedad y la que convierte al juego en un auténtico reflejo de la realidad, “parodiando pero con humor crítico”, explica su creador. De este modo, aparecen cartas como Privatización, con el rostro de Esperanza Aguirre, que obliga a todos los rivales a pagar; o la del Juez Amigo, que paraliza cualquier acción que perjudique al que la extraiga esta carta.

“Aunque el juego en sí es una broma”, señala Conde, “en realidad no es un humor alegre, porque es así como juegan con nosotros”. Otro buen ejemplo de lo precisa que es la parodia son las cartas comodín que, en realidad, son alcaldes con rostros como el de Rita Barberá, con las que uno pone a su nombre las propiedades que precise.

Una de las tarjetas del juego de mesa 'El Tesorero'

Crowfunding: objetivo de 5.000 euros

Los creadores de El Tesorero han llevado el proyecto a una plataforma de micromecenazgo para poder lanzar el juego al mercado. El objetivo es de 5.000 euros, de los que a falta de algo menos de un mes han recaudado ya cerca de una tercera parte.

Tal y como apunta Conde, “es un objetivo ambicioso, pero la producción del juego, con los costes de impresión de las cartas y su posterior envío, encarecían mucho todo”.

Una de las tarjetas del juego de mesa 'El Tesorero'

La otra opción habría sido la creación del juego digital, lo que evitaría los elevados costes de impresión. Sin embargo, los creadores descartaron esta opción porque “la programación necesaria para cubrir todas las opciones posibles de cartas no resultaba sencilla”.

Los planes pasan por conseguir los fondos suficientes para hacer llegar el juego a todos los mecenas y, con el dinero sobrante, hacer una nueva tirada y lanzarlo al mercado por el mismo precio que el mínimo en la plataforma de crowdfunding -25 euros-, indica Conde, para precisar que “es lo justo con quienes están confiando ahora en el proyecto”.

El proyecto ha acaparado tanta atención que, incluso, entre las recompensas para los mecenas se incluye el DVD del largometraje de David Ilundain B, la película, basada en la declaración del ex tesorero del Partido Popular (PP), Luis Bárcenas, en el caso de la contabilidad B del PP.