Publicado: 28.08.2014 08:27 |Actualizado: 28.08.2014 08:27

Un "clamor popular" frente a "una gobernanza mafiosa"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Federació d'Associacions de Veïns de Barcelona y la Confederació d'Associacions Veïnals de Catalunya han difundido un comunicado en el que llaman a la sociedad civil a sumarse a la querella que interpondrán contra el expresident Jordi Pujol (documento en catalán) por haber ocultado durante 34 años una fortuna en el extranjero sin declarar a Hacienda.

Estas organizaciones han abierto una ronda de contactos con sindicatos, fuerzas sociales y movimientos democráticos para tranformar la demanda social en un "clamor popular" y constituir así, en el transcurso de las próximas semanas, un amplio frente judicial ante el caso Pujol con la fuerza y la legitimidad necesarias.

El movimiento vecinal ha decidido dar este paso "por responsabilidad democrática". El objetivo es unir a la sociedad civil para presentarse como acusación contra el expresident con el fin de instar a que la justicia tire del hijo "de los indicios delictivos existentes hasta aclarar su veracidad, el alcance y todas las implicaciones . En una palabra: contribuyendo a que cada uno asuma la responsabilidad que le corresponde".

"Este verano, la confesión de Jordi Pujol —con todas las apariencias de ser un cortafuegos ante posibles revelaciones o una coartada— ha trastornado profundamente la sociedad catalana. Ni se trata de un asunto "personal", ni es un caso entristecedor pero aislado, tal como quieren hacernos creer desde los círculos políticos más cercanos de lo que estuvo durante 23 años al frente de la Generalitat", sostiene el comunicado difundido por el movimiento vecinal.

"La caída de Pujol es la de un actor fundamental del régimen heredado de la transición"

Estas organizaciones consideran que la confesión de Pujol supone un "episodio de fin de época. La caída de Pujol es la de un actor fundamental del régimen heredado de la transición. Y, súbitamente, el escándalo proyecta una luz cruda sobre los entresijos de las últimas décadas de nuestra historia".

Así, recuerdan que la semana pasada, "editoriales de la prensa conservadora madrileña amenazaban Artur Mas con airear irregularidades y corruptelas —suyas y de su familia— que, afirmaban, eran conocidas de la administración estatal, si el presidente no se avenía a reconducir el proceso independentista".

"Más allá de lo que haya de cierto o no, estas insinuaciones ponen de relieve una gobernanza mafiosa, en el que la corrupción de los unos —sabida y tolerada— facilita el chantaje y la extorsión por parte de los otros ... y todo contra las aspiraciones , la dignidad y los derechos del pueblo", enfatiza el comunicado.

Las organizaciones civiles califican de "vergonzoso" y "absolutamente intolerable" que alguien "que se presentaba como una especie de padre de la patria y que —todo el mundo recuerda el caso de Banca Catalana— se ha envuelto con la bandera cuando se cuestionaba su honradez reconozca ahora que ha defraudando sistemáticamente ante la hacienda pública".

Sin embargo, tras un primer impacto, la confesión de Jordi Pujol implica toda una serie de preguntas que se "amontonan" y que conviene aclarar porque sólo la verdad hace libres, según estas organizaciones: "¿Se trata de una herencia no declarada ... o bien las cuentas que maneja la familia Pujol en el extranjero proceden de actividades delictivas, como el cobro de comisiones por concesión de obra pública o el desvío de fondos públicos?

Y, de ser así, ¿cómo no imaginar que estamos ante una red corrupta de financiación partidista y de aprovechamiento con muchas más personas implicadas? Cómo no recordar la evocación del 3% por parte del presidente [Pasqual] Maragall en el Parlamento de Catalunya o escándalos como el del Palau de la Música, Turismo o Ferrocarriles de la Generalitat? ¿Por qué acabó imponiéndose un pacto de silencio entre Gobierno y oposición? ¿Qué impactos ha tenido todo ello sobre la sociedad catalana, sobre sus recursos públicos, sobre la misma democracia? Cuántas decisiones afectando el autogobierno, los presupuestos, los recortes ... se han tomado desde unas relaciones institucionales surcadas por estas cloacas?"

"Catalunya quiere decidir su futuro. Pero, sea cual sea el camino que finalmente elija su pueblo, no será posible si no hacemos limpieza de verdad"

Cuanto "más se mide el alcance del problema —opinan— más claramente aparece que la sociedad civil catalana, afectada en primera persona, debe intervenir decididamente para obtener un esclarecimiento total de los hechos y sus implicaciones. No sería razonable contar con la buena voluntad del propio Pujol, preocupado sobre todo a esconder los movimientos de sus cuentas bancarias en Andorra, y cuya comparecencia ante el Parlamento ni siquiera es segura. Tampoco podemos esperar mucho del actual gobierno español, atrincherado tras la ley que promulgó para amnistiar a los grandes defraudadores".

Y, sin embargo, para la sociedad catalana, hay "urgencia", destacan las organizaciones vecinales: "Nos encontramos en un cruce de la historia. Catalunya quiere decidir su futuro. Pero, sea cual sea el camino que finalmente elija su pueblo, no será posible si no hacemos limpia de verdad, si no dejamos atrás el lastre de la corrupción, si no construimos un régimen transparente y participado por una ciudadanía consciente y activa", despegada de "prohombres salvadores. Es hora de mirar la realidad de frente, porque sólo la verdad hará libres", concluyen.

Comunicado de las asociaciones vecinales de Barcelona sobre el 'caso Pujol' by Público.es


http://www.quoners.es/debate/votarias-a-ada-colau-como-tu-alcaldesa