Público
Público

CNI y Policía investigan una trama de blanqueo de la familia Obiang en torno al pequeño Nicolás

La investigación engloba al entorno del presunto estafador: José Luis Balbás; el abogado Juan Untoria; el exdirector del Banco Santander, Javier Martínez de la Hidalga; el financiero Javier de la Rosa y el comisario de Policía José Villarejo

Publicidad
Media: 3
Votos: 24
Comentarios:

El 'pequeño Nicolás', a su salida del juzgado.

MADRID.- El Centro Nacional de Inteligencia llevaba tiempo siguiendo los pasos del entorno de 'pequeño Nicolás'. No porque él fuera un ‘charlie’ ni porque sus contactos fueran la llave de información confidencial. Según ha sabido Público, la investigación autorizada por el juez del Tribunal Supremo al CNI englobaba al grupo de personas que componen el entorno del presunto estafador durante los últimos dos años: el economista José Luis Balbás; el abogado Juan Untoria, a quién el juez Garzón metió en prisión por blanquear capitales de la mafia rusa; el exdirector del Banco Santander, Javier Martínez de la Hidalga; el financiero Javier de la Rosa, el comisario de Policía José Villarejo y al propio Francisco Nicolás.

Según las fuentes consultadas por Público, la investigación se centraría en tres ejes: un posible blanqueo de capitales de la familia del dictador de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang; la captación de clientes con dinero en paraísos fiscales que se vieran en la necesidad de trasladarlos, por ejemplo, al Banco Nacional de Guinea; y una presunta estafa que habrían detectado desde el intento de venta de la colección Zanchi de obras de arte, para lo que el propio José Luis Balbás firmó un poder para que Francisco Nicolás pudiera negociar con ella.

Los movimientos de capitales y patrimonio de la familia Obiang llevan desde 2010 siendo investigados en España, a raíz de una querella puesta por la el catedrático de Derecho Penal Manuel Ollé, de la Asociación de Derechos Humanos, que se centraría en las operaciones llevadas a cabo en Las Palmas de Gran Canaria y en Madrid. A lo largo de esta investigación se ha descubierto que uno de los hijos de Obiang, Teodorito, hacía sus operaciones también en la sucursal del Santander de Ortega y Gasset y que se servían de ciudadanos rusos que utilizaban de testaferros.

Presuntamente, el crédito de 20 millones de dólares que el exdirectivo del Banco Santander iba a solicitar al Banco Nacional de Guinea poniendo como aval una propiedad de Toledo se englobaría dentro de este intento de lavar capitales y estafa a través del Banco Nacional de Guinea Ecuatorial (BANGE). Este no es un banco estatal al uso. Tiene accionistas y también ofrece todo tipo de servicios de financiación, créditos, depósitos y demás servicios bancarios como cualquier otro banco privado.

Sin embargo, esta operación sobre la que el CNI tenía los ojos puestos fue abortada por la detención de Francisco Nicolás.“Este sería el motivo porque el que sí habría pinchazos telefónicos y otras pesquisas autorizadas, que cuando sean desveladas dejarán claro que no ha habido actuación irregulares por parte de ningún cuerpo de seguridad”, aseguran a Público estas fuentes.

Cruce de pesquisas

De esta investigación abierta por el CNI no estaba informada la Policía Nacional. A ellos sólo se les encarga, según consta en el sumario, la detención de Francisco Nicolás por los delitos de falsedad documental y usurpación de funciones públicas. Es el propio Javier Martínez de la Hidalga en su declaración quien introduce el término estafa y quien habla de la operación inmobiliaria.

Sin embargo, entre lo incautado por los investigadores de la Policía Nacional en el registro de la casa de la abuela de Francisco Nicolás el día de su detención, y que ya obran en el sumario, hay numerosa documentación acerca de la familia del dictador Teodoro Obiang que está siendo analizada, y que vendrían a complementar las pesquisas del CNI. Además también se están investigando diferentes operaciones en la zona franca de Sevilla y Cádiz con empresas en concurso de acreedores.

Según expertos en delitos económicos consultados por Público, “tanto las obras de arte, como las operaciones inmobiliarias, los créditos y la compra de empresas en situaciones financieras complicadas son instrumentos típicos para lavar capitales o para poder moverlos de un lugar a otro. Son operaciones complejas, aunque en este caso el intento de venta de una colección con dudas sobre su autenticidad no fue lo más inteligente para no levantar sospechas”.

Otro dato que llama la atención a estos expertos consultados por Público es que “todas las personalidades con las que Javier de la Rosa le puso en contacto en su viaje a Catalunya (la familia Pujol, José Luis Núñez, etc) tienen varios puntos en común además de los procesos judiciales y fiscales: depósitos millonarios en Suiza y otros paraísos que deben de trasladar antes de que sean detectados o de que les afecta el levantamiento del secreto bancario”.