Público
Público

El Congreso reprueba a Catalá y a los fiscales Maza y Moix por proteger al PP en el caso Lezo

El ministro de Justicia es el segundo miembro de los Gobiernos de Rajoy que recibe el rechazo del pleno de la Cámara Baja y la primera vez que esta censura abarca a la cúpula del ministerio público.

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 8
Comentarios:

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, durante el debate en pleno del Congreso de los Diputados de la moción del grupo socialista sobre su reprobación. EFE/Paco Campos

Una mayoría abrumadora del Congreso de los Diputados ha aprobado esta tarde su reprobación al ministro de Justicia, Rafael Catalá, por su “injerencia” en procedimientos judiciales en los que están investigados cargos públicos del Partido Popular así como su “comportamiento” que ha provocado el menoscabo del Ministerio Fiscal, según se señala en la moción presentada por el grupo parlamentario socialista.

La misma moción respaldada por la cámara también reclama la destitución del Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, por “incumplimiento grave y reiterado de sus funciones”, así como la remoción del Fiscal Anticorrupción, Manuel Moix. A ambos, cuyos nombramientos se atribuyen al ministro de Justicia reprobado, la moción les atribuye actuaciones tendentes a favorecer y proteger a personas del Partido Popular investigadas en causas judiciales.

Todos esas circunstancias se relacionan con la actuación de estos tres cargos públicos en relación con el caso Lezo de corrupción política en torno a la empresa pública Canal Isabel II por el que está encarcelado el ex presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González. También por sus actuaciones paa proteger al presidente de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, quien finalmente se vio obligado a dimitir.

Rafael Catalá es el segundo ministro de un Gobierno presidido por Mariano Rajoy que es reprobado por el pleno del Congreso de los Diputados. El pasado mes de octubre el pleno de la cámara también se pronunció en el mismo sentido respecto al entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, por utilizar de forma partidista recursos de su departamento para combatir el proceso soberanista en Catalunya y que actualmente se encuentran bajo examen en una comisión parlamentaria de investigación en la Cámara baja.

La iniciativa socialista ha recibido 207 votos a favor, mientras que otros 134 sufragios se han manifestado en contra, correspondientes todos al grupo popular. No ha habido ninguna abstención. El ministro Catalá, que es diputado electo, ha estado presente en el debate y en la votación acompañado de nueve miembros del Ejecutivo que han ido acudiendo a arropar a su compañero a medida que avanzaba el debate, encabezados por la vicepresidenta Sáenz de Santamaría . La moción es consecuencia de la interpelación a la que fue sometido el titular de Justicia la semana pasada por el grupo socialista.

El debate ha sido una repetición del celebrado el pasado miércoles en la interpelación del grupo socialista al titular del departamento de Justicia. La unanimidad ha sido la tónica general en todos los grupos de la oposición a la hora de justificar su reprobación.

Si acaso, los portavoces las formaciones catalanas ERC, Ester Capella, y del PDeCAT, Lourdes Ciuró, ha añadido sus críticas a la actuación de los fiscales contra los protagonistas del proceso soberanista en Catalunya. Estos dos portavoces han exigido la dimisión del titular de la cartera de Justicia y la destitución de los fiscales objeto de la moción.

La portavoz de Unidos Podemos – En Comú Podem-En Marea, Gloria Elizo, ha empleado parte de su intervención en criticar al grupo socialista por no apoyar la iniciativa de su grupo de presentar una moción de censura. “Sin incapaces de asumir responsabilidades más allá de la reprobación de un ministro”, ha dicho dirigiéndose en tono muy duro a la bancada socialista. No obstante, ha anunciado que por “responsabilidad” su grupo votaba a favor de la moción.

Previamente intervino la diputada socialista Isabel Rodríguez para defender el contenido de la iniciativa de reprobación. “Usted tiene que ser destituido por el presidente del Gobierno ya que no tiene la decencia de dimitir: no puede permanecer ni un minuto más como ministro de Justicia” , ha exclamado Rodríguez.

La portavoz ha criticado la actitud del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, “quien esta misma mañana ha despreciado la decisión de esta cámara al argumentar que no tiene una vinculación jurídica”. Para esta diputada “la repercusión es todavía mayor porque en democracia el Gobierno y sus miembros deben responder ante el parlamento”.

El portavoz popular, Carlos Rojas, ha salido ciertamente envalentonado a la tribuna para asegurar precisamente que la moción sometida a debate “no tiene consecuencia alguna”. Si acaso, ha explicado “los reprobados deberían ser los autores de la moción, no el ministro”. “No se escuden en la inmunidad parlamentaria para decir mentiras”, ha proseguido.

A partir de ese momento, con tono de voz elevado, se ha empleado a fondo en la estrategia del `y tu más ´ dirigida a la bancada socialista, con especial recuerdo al caso de los ERE “en el que tienen dos ex presidentes encausados. No tienen legitimidad”, ha sentenciado. Eso ha sido después de lanzar un llamativo aserto: “Fue un Gobierno del PP el que descubrió el caso Lezo”, ha proclamado. La diputada socialista Rodríguez ha pretendido contestarle pero la presidenta Pastor no se lo ha permitido.