Diario Público
Diario Público

El Consejo de Estado culpa a Defensa del accidente del Yak-42

El Ministerio tuvo conocimiento de los riesgos que implicaba contratar este tipo de vuelos y pese a ello no actuó, denuncia el informe

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 8
Comentarios:
El entonces ministro de Defensa, Federico Trillo, con chaquera azul, en el lugar del accidente, el 27 de mayo de 2003. CHEMA MOYA EFE

El entonces ministro de Defensa, Federico Trillo, con chaquera azul, en el lugar del accidente, el 27 de mayo de 2003. CHEMA MOYA EFE

MADRID.- El Ministerio de Defensa, entonces dirigido por el conservador Federico Trillo, tenía conocimiento de los riesgos para la seguridad que suponían viajes como el del Yak-42, cuyo accidente acabó con la vida de 62 militares españoles en 2003, tal y como señala el informe sobre el caso emitido por el Consejo de Estado. 

En el texto, al que ha tenido acceso El País, se señala que "hay, anteriores a la fecha del siniestro, hechos que habrían permitido a la Administración ponderar el especial riesgo concurrente en el transporte de tropas en que se produjo el accidente. Dicho con otras palabras pudieron ser advertidas circunstancias que habrían llamado a la adopción por los órganos competentes de medidas que pudieran haber despejado el riesgo que se corría".

Este dictamen no tiene consecuencias económicas, pero supone la primera vez que se reconoce la responsabilidad patrimonial del Estado en la mayor catástrofe de la historia moderna del Ejército español en tiempos de paz.

El Consejo de Estado admite de esta forma, como lo hizo la Audiencia Nacional al archivar definitivamente el procedimiento penal abierto contra seis mandos militares por un delito de imprudencia con resultado de muerte, que la causa del accidente fue el agotamiento y el estrés de los pilotos del Yak-42 y su falta de formación para afrontar situaciones como la que vivieron.

El accidente pudo haberse evitado

El informe, aprobado el pasado 20 de octubre por unanimidad de la Comisión Permanente del Consejo de Estado, el máximo órgano consultivo del Gobierno, que preside el exministro del PP José Manuel Romay Beccaría, supone un severo varapalo para los responsables del Ministerio de Defensa de la época, al determinar que el accidente pudo haberse evitado si estos hubieran cumplido con su deber de velar por las condiciones en que viajaban los soldados.

El dictamen subraya la importancia del informe secreto del Centro de Inteligencia y Seguridad del Ejército (CISET) que un mes antes del accidente, advertía de que se corrían "altos riesgos al transportar personal en aviones de carga fletados en países de la antigua URSS, su mantenimiento es como mínimo muy dudoso".

Solo hubo tres responsables condenados en los tres procesos judiciales abiertos por el accidente: tres mandos militares, responsables de la deficiente identificación de los cadáveres de los fallecidos. Fueron condenados por la Audiencia Nacional, pero Mariano Rajoy los indultó al poco de llegar a la presidencia del Gobierno.  

Rajoy: "Ocurrió hace muchísimos años"

Rajoy ha sido preguntado durante la mañana de este martes sobre el informe del Consejo de Estado, pero ha afirmado que aún no lo ha visto y por tanto no puede extenderse en deatalles.  "No lo he visto, pero yo creo que eso ya está sustanciado judicialmente, ocurrió hace muchísimos años", ha manifestado el presidente del Gobierno, respuesta que los familiares de las víctimas han considerado "una falta de respeto".  

En declaraciones a este medio, el vicepresidente de la asociación de familiares de víctimas del Yak-42 ha pedido al entonces ministro de Defensa y ahora embajador en Londres, Federico Trillo, que "pida perdón" por negar durante trece años toda responsabilidad del Ministerio en la catástrofe: "Sabía lo que había. Fueron negligentes en la contratación del vuelo y ahora el Consejo de Estado lo reconoce".