Publicado: 27.02.2014 14:06 |Actualizado: 27.02.2014 14:06

La consulta en Catalunya divide al Congreso en tres bandos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La polémica en torno a la consulta planteada por el president de la Generalitat, Artur Mas, para que los ciudadanos de Catalunya decidan sobre si desean la independencia de España ha generado este jueves una triple división entre los diferentes grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados. Esta situación se ha reflejado a primera hora de la tarde en el pleno parlamentario cuando los miembros de la Cámara baja se han pronunciado con su voto sobre las numerosas propuestas de resolución con las que, formalmente, finaliza el debate sobre el estado de la nación que se inició el pasado martes.

Sobre este polémico asunto se han presentado seis propuesta de resolución entre las 105 registradas por los siete grupos parlamentarios (15 por cada uno de ellos como máximo). Por una parte, el Grupo Parlamentario Popular ha registrado una propuesta en la que, tras hacer un canto a los valores que contiene la Constitución, en uno de sus puntos recuerda que "no caben aquellas iniciativas" que "rebasen los principios de soberanía y legalidad". Esta propuesta, evidentemente, ha sido aprobada con el respaldo de la mayoría absoluta de los votos del PP más el apoyo de los diputados solitarios de UPN y Foro Asturias. El PSOE se ha abstenido mientras que el resto de grupos han votado en contra.

Desde una posición diametralmente en contra los grupos del bloque "soberanista" han registrado cuatro propuestas diferentes pero con una redacción muy similar, en las que se instaba al Gobierno a establecer un diálogo con la Generalitat de Catalunya con el fin de hacer posible la consulta anunciada por el Govern catalán. Las propuestas de CiU, La Izquierda Plural, Esquerra Republicana de Catalunya y Amaiur han sido derrotadas con los votos del grupo popular y de UPyD. Los socialistas se han abstenido en las votaciones de las propuestas de los tres grupos citados en primer lugar mientras que han votado en contra la propuesta presentada por Amaiur.

Finalmente, con una posición diferente a las anteriores, se ha votado la propuesta de resolución presentada por el grupo parlamentario socialista. En ella, a modo de "tercera vía", el PSOE plantea la creación de una subcomisión parlamentaria en la que se desarrolle un proceso de debate y diálogo con el fin de realizar las modificaciones constitucionales que permitan el "encaje" de la cuestión catalana en un nuevo marco constitucional. Los socialistas no han tenido el apoyo de ninguna otra fuerza parlamentaria y al no tener el respaldo del PP la propuesta no ha sido aprobada.

En la explicación previa de las propuestas, el portavoz popular, José Antonio Bermúdez de Castro, ha dicho que no es necesaria la creación de ninguna otra instancia parlamentaria ya que existe la comisión Constitucional. Era su forma de anunciar que su grupo, por ende el Gobierno de Rajoy, no se muestran partidarios de iniciar un proceso de "encaje" constitucional de la cuestión catalana. Por su parte, la portavoz socialista, Soraya Rodríguez, ha reiterado la posición anunciada por Rubalcaba de que su grupo se abstendrá sistemáticamente a partir de ahora sobre cualquier iniciativa sobre este asunto es porque no quieren "contribuir a que determinados grupos se presenten como agraviados en Cataluña cada dos por tres".

En relación al resto de las propuestas de resolución el PP tan solo ha respaldado, siempre con enmiendas de su grupo, un número limitado de las 90 formalizadas por los diferentes grupos parlamentarios: las dos de Coalición Canaria sobre fiscalidad y empleo en las islas; otras dos del PNV para ejecutar inversiones en la "Y" del AVE vasco; dos de CiU sobre mejora de la fiscalidad de rentas bajas y sobre medidas para la regeneración democrática; una de UPN para mantener la personalidad de Navarra y contra el terrorismo y, finalmente, una presentada por ERC sobre respaldos a los colectivos de gays, lesbianas y transexuales. La mayoría de estas propuestas han sido respaldadas por el resto de los grupos parlamentarias.

Evidentemente, todas las propuestas del PP han sido aprobadas —dos de ellas se han fusionado con otras tantas de las aprobadas a CiU—. La mayoría de ellas hacen alusión a iniciativas legislativas acometidas ya por el Gobierno de Rajoy. El resto de las propuestas de resolución de los diversos grupos han sido derrotadas por la mayoría absoluta de las populares. Al menos unas veinte propuestas de carácter social y económico de la oposición, principalmente del PSOE y de La Izquierda Plural, han recibido el voto favorable de toda la oposición, especialmente aquellas relativas a facilitar la segunda oportunidad que evite los desahucios en viviendas de primera ocupación, la retirada de la LOMCE y en contra de de la reforma anunciada por el Gobierno de la actual legislación sobre el aborto.