Público
Público

Cospedal: "Siempre me he sentido muy, muy apoyada"

El presidente del Gobierno se deshace en elogios hacia la secretaria general del PP ante las cúpulas de partido y Gobierno. Los conservadores lanzan un mensaje de unidad en un coloquio en donde el 'caso Bárcenas' pasó de pu

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mariano Rajoy acudió esta mañana al desayuno-coloquio del Hotel Ritz para apoyar a María Dolores de Cospedal en la conferencia que dio antes del debate con preguntas de la prensa, ausente ésta de la sala principal e instalada en las mesas montadas específicamente en el hall con pantallas para seguir las intervenciones.

Aunque dijo que no era su 'estilo', el presidente del Gobierno elogió a Cospedal en presencia de una representación del PP de máximos: la vicepresidenta, cinco ministros, los presidentes y portavoces de Congreso y Senado, la cúpula del partido, la presidenta del PP de Madrid y el presidente de la Xunta de Galicia, entre otros jefes de ejecutivos autonómicos, dirigentes regionales, alcaldesas como Ana Botella o Rita Barberá, diputados y senadores, Rodrigo Rato o el propio marido de Cospedal, Ignacio López Hierro.

Rajoy agradeció a su número dos en el partido que 'nunca' le dijera que 'no', tanto cuando le propuso ser candidata del PP en Castilla-La Mancha como ser la secretaria general del partido en 2008. 'Recuerden aquellos tiempos de 2008', advirtió el jefe del Ejecutivo, en alusión implícita a su segunda derrota y su liderazgo cuestionado en el partido.

El mensaje de Rajoy quedó claramente expuesto, en clave externa, pero sobre todo, interna: esta 'mujer excepcional' o 'magnífico ejemplo a seguir' tiene el apoyo del presidente porque el presidente lo tuvo de ella incondicionalmente cuando otros pretendían acabar con su liderazgo. Lo dijo, además, con una Esperanza Aguirre sentada de espaldas a los oradores que mantuvo el tipo con el gesto de no darse por aludida. La ex presidenta madrileña fue una de la dirigentes que apostó más fuerte por tratar de desbancar a Rajoy en 2008, pero además, según la Cadena Ser, habría llamado 'imbécil' a Cospedal hasta dos veces por la forma en que estaba gestionando el caso Bárcenas durante una reunión del comité del PP de Madrid.

Las palabras de Cospedal se centraron en la crisis económica y su gestión como presidenta de Castilla-La Mancha, además de agradecer a Rajoy que le diese su confianza para desempeñar su vocación política a niveles de alta responsabilidad. La número dos del PP se felicitó por haber logrado reducir el déficit público de la región 6,2 puntos (del 7,7% al 1,53%) 'sin poner en peligro los servicios sociales básicos' y apeló al 'cambio de mentalidad' sobre el gasto público que ella ha instalado en la Junta. 'Ha sido duro, pero creo que los ciudadanos lo han entendido', aseguró.

El caso Bárcenas fue el gran ausente del coloquio, aunque su presencia lo llenara todo por el deseo de los periodistas de recibir respuestas sobre el mismo, al menos, por parte de Cospedal, ya que Rajoy se mantuvo en silencio todo el tiempo, tras su introducción a la secretaria general, y al término del acto salió por la puerta de atrás del Ritz para evitar a los medios que le esperaban. La docena de preguntas que el moderador del coloquio seleccionó sólo incluyeron una mención al ex tesorero nacional del PP, que Cospedal esquivó con frases como 'el PP está haciendo lo que tiene que hacer', 'la Justicia nos ayudará a saber la verdad' o 'el partido está haciendo un ejercicio de transparencia como ningún otro ha realizado nunca, nunca, nunca'. 'Siempre me he sentido muy, muy apoyada', sentenció tras reconocer que la política pasa por 'un mal momento' aunque 'el PP sigue siendo el partido que más confianza despierta' en los ciudadanos.