Público
Público

Cospedal vincula los escraches con la violencia: "Si pasa algo grave, los culpables serán ellos"

Después de siete semanas sin comparecer ante los medios, la secretaria general del PP insiste en comparar los escraches con el nazismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Siete semanas después de su última rueda en la sede del PP en la calle Génova de Madrid, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, volvió a comparecer ante los medios. La dirigente conservadora centró su mensaje, como es habitual en los últimos días, en los escraches. Volvió a repetir que son 'nazismo o totalitarismo' y lanzó una advertencia, que casi sonó a amenaza: 'Si algún día tenemos algo grave que lamentar habrá que mirar a los responsables de provocar la violencia que se está provocando'.

La dirigente conservadora dejó claro  que estos hechos se pueden comparar a lo que ocurrió en la Alemania nazi y también en otros países: 'Ir a casa de alguien y decir 'se donde vives', violentar a su familia, a sus hijos, se puede comparar a lo que se produjo en los años 30 en un país europeo y en otros sitios también'.

También aseguró que la violencia 'se terminará volviendo contra aquellos que la están ejerciendo'.

Después de que el sábado calificara en un acto en Madrid con dirigentes de su partido y del Gobierno los escraches de 'nazismo puro', al ser preguntada hoy si se reafirmaba en esas declaraciones que han generado polémica ha dicho: 'Me reafirmo completamente'.

'Ir a casa de alguien, señalarlo, decirle sé dónde vives y ejercer violencia física o verbal contra él o ella, su familia y las personas que están en esa casa es un acto de totalitarismo, de nazismo o de fascismo. Me reafirmo', ha subrayado. Ha insistido en esta idea para señalar que 'ir a casa de alguien y violentar a su familia, asustar a sus hijos, insultarle y vejarle' es una 'actitud totalitaria que se puede comparar con lo que se produjo en los años 30 en un país europeo y en otros sitios'.

En este sentido, aseguró que 'a nadie le gustaría que le pasara en su propia casa, ni con sus hijos, ni en su negocio, ni con su marido, mujer, padre o madre' y al ser preguntada si cree que se debe incrementar la protección policial de los miembros del PP, aseguró que lo que se tiene que pedir es que los miembros del PP 'no requieran de protección policial' porque, argumentó, eso no es propio de un país democrático.