Público
Público

La crisis pasa de largo por la empresa familiar de Aznar

Famaztella, la sociedad mediante la que el ex presidente canaliza sus ingresos empresariales y académicos, obtuvo en 2008 un 34,4% más de beneficios que en el ejercicio anterior

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La crisis ni siquiera ha rozado a Famaztella, la sociedad familiar creada en 2004 por José María Aznar tras abandonar la Moncloa y a través de la cual canaliza los ingresos que le depara su actividad en el ámbito intelectual y académico y, sobre todo, en el de los negocios. A falta de conocer los datos de 2009, la sociedad cosechó en 2008 una ganancia neta (beneficios después de impuestos) de 412.770 euros, un 34,4% más que en el ejercicio anterior.

En 2007, la Central de Balances del Banco de España cifró en un 24% la disminución de beneficios de las empresas no financieras españolas. Pero ese descenso no va con Aznar, cuya empresa ha ganado en tres años casi un millón de euros. Exactamente, 952.625 euros, un volumen envidiable para la mayoría de las pymes, categoría en la que se encuadra Famaztella.

La sociedad cerró con una ganancia neta de 412.770 euros

Al igual que ocurrió en 2007, los gastos de personal fueron nimios para Famaztella: 9.668 euros, frente a los 7.502 del ejercicio precedente. De nuevo, la compañía decidió no repartir dividendos, con lo que los 412.770 euros de beneficio neto pasan a engrosar su patrimonio. En la casilla 'otros gastos de explotación', Famaztella anotó 10.693 euros frente a los 9.711 consignados en las cuentas de 2007.

Fuentes de la fundación FAES, el conservador laboratorio de ideas que preside Aznar, confirmaron a Público que el ex presidente continúa en el consejo directivo de News Corporation, propiedad de Rupert Murdoch. En 2008, ese puesto le reportó 148.000 euros.

El mascarón de proa del imperio Murdoch, o al menos el medio que moviliza a más estadounidenses, es la cadena Fox, la misma que ha colocado en la diana a Barack Obama y su plan de reforma sanitaria.

El ex presidente continúa al servicio de Rupert Murdoch, látigo de Obama

La relación empresarial de Aznar con Murdoch se remonta, oficialmente, a septiembre de 2004, cuando Famaztella pasó a percibir de News Corporation 10.000 euros mensuales por sus 'servicios de asesoría'. Cuando el acuerdo quedó sellado, el ex presidente y el magnate ya mantenían una fluida relación: de hecho, el 5 de septiembre de 2002 Murdoch fue uno de los invitados a la boda de Ana Aznar con Alejandro Agag.

La vinculación de Aznar con News Corporation no es la única que le liga al mundo de los negocios. El presidente de honor del PP, cuya última incursión en la política le permitió, el pasado jueves, cuestionar el liderazgo de Mariano Rajoy, también se sienta en el consejo asesor de la compañía estadounidense J.E. Roberts, dedicada a grandes operaciones inmobiliarias.

En julio de 2007, Aznar acompañó al accionista mayoritario y cara visible de la compañía, Joseph E. Roberts, durante su entrevista con el entonces presidente argentino, Néstor Kirchner. La empresa tenía ya en esa fecha intereses en Argentina, con una operación valorada en 26 millones de dólares.

Su último paso académico, dirigir la cátedra de Ética en la UCAM murciana

En febrero, trascendió que Aznar había dejado de ser asesor de la firma británica de capital riesgo Centaurus Capital. Los zarpazos de la crisis empujaron a la compañía a prescindir del ex mandatario español.

Desde que en marzo de 2004 cesó como presidente, Aznar ha compaginado su nutrida actividad económica con una no menos abultada carrera académica. El último hito en este campo, anunciado en octubre, es su incorporación a la Universidad Católica de Murcia (UCAM) como catedrático de Ética.

Vinculado a la universidad estadounidense de Georgetown desde hace cinco años, el jefe de FAES no ha parado de recibir doctorados honoris causa. En su mayoría, el otorgamiento de estas distinciones ha partido de universidades privadas de talante derechista, como la Andrés Bello de Santiago de Chile y la Francisco Marroquín de Guatemala.

Igualmente, lo invistieron honoris causa la Universidad Sofía de Tokio (1997), la Universidad Internacional de Florida (1998), la Bar Ilan de Israel (2005), la de Ciencias Aplicadas de Perú (2006), la Católica del Sacro Cuore de Milán (2007). Y, este año, la CEU Cardenal Herrera de Valencia le ha concedido idéntica dignidad por su 'defensa de las raíces cristianas'. La investidura como honoris causa por la CEU tuvo lugar el pasado 20 de febrero. Durante el acto, Francisco Camps, presidente de la Generalitat valenciana, elogió al ex presidente por su 'ética, honestidad, coherencia y responsabilidad'.