Publicado: 15.01.2014 17:32 |Actualizado: 15.01.2014 17:32

Los críticos del PSC ignoran el aviso de Navarro y siguen amenazando con romper la disciplina de voto

Marina Geli advierte de que ella y los otros tres diputados díscolos aún pueden votar a favor de la iniciativa que exige transferir la competencia para convocar consultas. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No hay nada decidido y lo que decidan no lo explicarán hasta después de que se produzca mañana la polémica votación acerca de la transferencia a la Generalitat de Catalunya de las competencias para convocar una consulta. Los cuatro diputados del PSC críticos con la dirección de Pere Navarro que mantienen su escaño en el Parlament —el alcalde de Lleida, Àngel Ros, ha renunciado al suyo esta tarde —mantendrán la incógnita sobre si cumplen con la disciplina de voto de su partido, que pide el 'no' para la iniciativa hasta el último momento.

Según ha explicado una de ellas, la exconsellera Marina Geli, en declaraciones a Público, la puerta sigue abierta a apoyar la iniciativa que impulsan las fuerzas nacionalistas. "Puede que votemos que sí, nos abstengamos o decidamos acatar la disciplina de voto", ha asegurado. Lo que en ningún caso hará este grupo que además de ella lo componen Joan Ignasi Elena, Núria Ventura y Rocío Martínez-Sampere, y que se ha reunido al mediodía en un restaurante barcelonés cercano al Parlament, es aceptar la sugerencia que esta mañana les hacía desde Madrid su primer secretari. 

Tras reunirse con el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, Navarro instaba a los críticos a seguir el camino de Ros y a abandonar sus escaños antes de tener que romper la disciplina de voto de su partido que, según ha insistido el primer secretari, no hace más que cumplir con el mandato que el Consell Nacional aprobó el pasado 17 de noviembre con el respaldo del 83% de sus miembros.

Geli ha querido dejar claro que esa salida previa no se producirá, dejando la puerta abierta a que ella y el resto de los diputados díscolos puedan retar a Navarro a poner en marcha las medidas disciplinarias que considere oportunas en el caso de que mañana voten a favor de la iniciativa o se abstengan. Y es que fuentes del PSC insistían esta mañana en que una ruptura de la disciplina de voto traería "consecuencias" para quienes la llevaran a cabo. 

Entre estos críticos Geli, Elena y Ventura estarían dispuestos incluso a apoyar la iniciativa de los nacionalistas, mientras que Martínez-Sempere, que podría concurrir a las primarias para la Alcaldía de Barcelona, abogaría más por la abstención. Lo que ocurra, ha apuntado la exconsellera de la Generalitat, no lo explicarán en todo caso hasta después de la votación de mañana.

Ante las palabras de Navarro que ha instado a los críticos votar "en consecuencia" al resultado de la votación que se produjo en el Consell Nacional y que aprobó un compromiso a no apoyar cualquier iniciativa que no fuera pactada antes con el Estado, Geli quiere dejar claro que ni ella ni el resto de los parlamentarios del sector soberanista pretenden romper el partido. "No se nos puede acusar a nosotros de romper la unidad porque cada vez hay más concejales del PSC que en sus ayuntamientos están apoyando iniciativas similares al del Parlament", apunta.