Publicado: 04.01.2016 10:08 |Actualizado: 04.01.2016 12:16

La CUP apoyaría de forma unánime la investidura de un candidato de ERC

La diputada Anna Gabriel cree que aún hay margen para que Junts Pel Sí haga una nueva propuesta. La dirigente denuncia haber sufrido acoso machista en redes sociales.

Publicidad
Media: 3.20
Votos: 5
Comentarios:
El presidente de la CUP en el Parlament, Antonio Baños, y su portavoz parlamentaria, Anna Gabriel, el pasado domingo. / EFE

El presidente de la CUP en el Parlament, Antonio Baños, y su portavoz parlamentaria, Anna Gabriel, a su lado. EFE

BARCELONA / MADRID.- "Un candidato de ERC contaría con los 10 votos a favor de la CUP", ha asegurado Anna Gabriel, dirigente de la formación independendista catalana que ayer rechazó de manera definitiva la posibilidad de facilitar la investidura de Artur Mas.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, ha querido transmitir que la pelota ahora está en el tejado de Junts pel Sí y que aún hay tiempo para que la formación haga una nueva propuesta. "Hemos interpretado que en este momento dentro de Junts pel Sí podría haber un replanteamiento. Siempre nos han dicho que querían mantener el acuerdo inicial, pero quizás ahora es el momento de hacer un movimiento y poner a otro candidato para no ir a las elecciones".




Anna Gabriel ha explicado también sus reflexiones ante la posibilidad de que un candidato diferente al actual presidente en funciones de la Generalitat pudiera contar además con el apoyo de los 11 diputados de Catalunya Sí que es Pot, a pesar de reconocer que esta formación política no se identifica con la hoja de ruta independentista y defiende la necesidad de celebrar un referéndum pactado. "72 más 11, serían", ha explicado para argumentar en favor del escenario que ellos desean en el Parlament de Catalunya.

La diputada de la CUP también ha explicado que su organización apoyaría a un candidato independiente y podría hacerlo en el caso de que Junts pel Sí propusiera a una persona diferente a Artur Mas.

Anna Gabriel forma parte del sector de la CUP que ha puesto mayor énfasis en la voluntad de descartar a Artur Mas y en la entrevista ha lamentado la presión a la que se han visto sometidos. 

Por lo que respecta a la situación interna dentro de la formación, la dirigente ha negado que exista división y tensión entre "el indepentismo y el anticapitalismo" dentro del partido. "Para nosotros son dos elementos indisociables al que añadimos la cuestión de género. Contiuamos diciendo que queremos ser el acelerador del proceso.

Insultos machistas

Pero más allá de presiones, ha denunciado que se ha sentido acosada como mujer. Le han insultado con expresiones tales como el de "puta traidora", en redes sociales, y esa actitud, más allá de indicar la "falta de proyecto político" de quienes la mantienen, pone de manifiesto un machismo del todo intolerable.

La dirigente de la CUP ha pedido respeto, por otra parte, a los mecanismos democráticos de decisión de su formación y ha asegurado que ellos se limitan a actuar "de acuerdo con los que deciden las bases".

La CUP admite estar "tocada"

Este lunes también ha realizado declaraciones la dirigente Eulàlia Reguant, que ha admitido en una entrevista que la CUP ha quedado "tocada" tras el no a Artur Mas, aunque descarta una escisión. "En los próximos días nos iremos rehaciendo de este proceso y recompondremos todo lo que ahora ha quedado tocado", admite.

Al igual que Gabriel, Reguant considera que el proceso independentista no se acaba aquí. "Continúa existiendo una mayoría independentista en el Parlamento. Trabajaremos y buscaremos una solución para salir de aquí", ha advertido. 

La diputada, que ha negado que Antonio Baños haya dimitido, no ve las elecciones anticipadas como el escenario "deseado" pero entiende que servirían para "tener una mayoría real para ganar la república y el reconocimiento internacional. No obstante, matiza que los nuevos comicios no sería únicamente responsabilidad de la CUP.