Publicado: 19.12.2014 13:12 |Actualizado: 19.12.2014 13:33

La CUP pide a Iglesias que apoye un referéndum de independencia catalán

En una carta abierta, con motivo de la visita a Catalunya del líder de Podemos, la formación independentista le emplaza a comprometerse públicamente con "la mayoría social" que reivindica el "derecho a decidir libremente su futuro".

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 10
Comentarios:
Los diputados de la CUP en el Parlament, Quim Arrufat y David Fernández.- EFE

Los diputados de la CUP en el Parlament, Quim Arrufat y David Fernández.- EFE

BARCELONA.- La Candidatura de Unitat Popular (CUP) ha emplazado este viernes al líder de Podemos, Pablo Iglesias, a comprometerse públicamente con la celebración de un referéndum de independencia en Catalunya.

Según indica la CUP en la carta abierta remitida a Iglesias con motivo de su próxima visita a Barcelona, prevista para este fin de semana, "Catalunya es víctima de graves injusticias que cristalizan con una mayoría social empobrecida por una oligarquía política y económica que opera al amparo del capitalismo senil" tal y como ocurre "en el resto de pueblos del Estado y de todo el sur de Europa".



En este contexto, apunta la CUP, en Catalunya "se ha conformado una mayoría social que ha reclamado la convocatoria de un referéndum para decidir libremente el futuro del país", al que se han opuesto "tanto el Gobierno español como el PSOE" aduciendo que los catalanes "no tenemos derecho a votar sobre la independencia de Catalunya en un referéndum democrático y que, si esto no fuese posible, matizan que también tendrían que votar los ciudadanos españoles".

"Catalunya es víctima de graves injusticias que cristalizan con una mayoría social empobrecida por una oligarquía política y económica", aseguran


Después de mostrar su alegría por "contar en España con partidos que se comprometen a respetar nuestra soberanía como pueblo" como Podemos, muestra su "decepción" porque "la voluntad de entendernos y respetarnos democráticamente se desvanece de forma reiterada" al ver que "España tiene otras prioridades", mientras paradójicamente "no cesa el uso del anticatalanismo para arañar votos o como mínimo para no perderlos".

Esta formación de la izquierda independentista, ha reiterado que, a su juicio, los catalanes "quieren decidir libremente su relación con el Estado y con el resto de pueblos del mundo", motivo por el que emplaza a Podemos "a sumarse de forma clara y sin ambigüedades a nuestra mayoría social", así como "a no impedir que el proceso constituyente catalán avance independientemente de cómo y cuándo lo haga el español".

*Texto íntegro de la carta de la CUP dirigida a Pablo Iglesias, traducida al castellano

Bienvenido a Barcelona; bienvenido a Catalunya;
bienvenido en los Países Catalanes
Carta abierta a Pablo Iglesias (Podemos).

Como el resto de pueblos del estado y de todo el sur europeo, hoy los Países Catalanes son víctima de graves injusticias que cristalizan en una mayoría social empobrecida por una oligarquía política y económica que opera al amparo del capitalismo senil. Una oligarquía que es la única beneficiaria del régimen constitucional, autonómico y económico pactado por las élites el final de la dictadura con el objetivo de blindar España. Empobrecimiento generalizado a cambio del enriquecimiento de una minoría. Impunidad para los delitos de corrupción contra el bien común. Y papel de súbditos para una ciudadanía que hasta hace muy poco se creía que gozaba de ciertos derechos democráticos.

Paralelamente, en Catalunya a ha habido otro debate social vinculado al derecho de decidir. Como pueblo con conciencia de serlo, en los últimos años una mayoría social de esta parte del país ha reclamado la convocatoria de un referéndum para decidir libremente su futuro. El Gobierno y el PSOE se han opuesto reiteradamente, como también lo han hecho otras organizaciones sociales españolas, así como algunas de catalanas de carácter diverso. Aseguran que no tenemos derecho de votar sobre la independencia de Catalunya en un referéndum democrático y que, si esto fuera posible, matizan que también deberían votar los ciudadanos españoles.

En este contexto, por la CUP es una alegría contar en España con partidos que se comprometen a respetar nuestra soberanía como pueblo. Sin embargo, también es una decepción constatar cómo la voluntad de entendernos y respetarnos democráticamente desvanece de manera reiterada porque España tiene otras prioridades. En cambio, y paradójicamente, el uso del anticatalanismo para arañar votos (o al menos no perder) no se detiene.

No hay ninguna prueba más evidente de la voluntad de ratificar el régimen de la transición que negar a los catalanes el derecho de decidir. En los últimos años, este derecho se ha concretado a hacer un referéndum sobre la independencia del país. Es decir, queremos decidir libremente nuestra relación con el estado y con los demás pueblos del mundo. Es por ello que os emplazamos a sumarse, de manera clara y sin ambigüedades, a esta mayoría social. Y, sobre todo, os emplazamos a no impedir que el proceso constituyente catalán adelante independientemente de cómo y cuando lo haga el español.

La CUP sostiene que esta decisión pertenece sólo a la sociedad catalana, una parte mayoritaria de la que ha reclamado poder decidir el futuro de Catalunya en un referéndum de independencia. Unos defenderán el sí, otros el no, pero esta es una decisión nuestra que no corresponde a España. El resultado será el que será, y habrá que aceptarlo.

Y aquí está la cuestión que queremos plantear: ¿Podemos se compromete a habilitar un referéndum de autodeterminación en Catalunya en caso de que gane las elecciones españolas? ¿Podemos se compromete, ahora, a hacer un referéndum de independencia en Catalunya? ¿Podemos respeta la lengua y la cultura catalanas y el derecho de autodeterminación de los Países Catalanes y se compromete a defender lengua y cultura catalanas en Valencia y las Islas?

Formamos parte de una mayoría de catalanes y catalanas que estamos hartos de un sistema institucional y económico profundamente desigual y antidemocrático que sufre la misma dominación oligárquica que sufrís en España. Es por ello que la CUP defiende que la independencia debe abrir (debemos forzar que abra) un proceso constituyente, de base popular y radicalmente democrático y transparente que dibuje las bases sociales, democráticas y económicas de la nueva República Catalana. En este sentido, hay que estructurar una mayoría social que, independentista o no, fuerce la apertura de este proceso en clave democrática y el lidere para el cambio social.

Estimado Pablo y resto de compañeros y compañeras de Podemos, ésta quiere ser una carta de bienvenida y de presentación, pero también de petición de palabras claras y compromisos transparentes.


Candidatura de Unidad Popular
19 de diciembre de 2014
Países Catalanes