Publicado: 24.10.2016 17:03 |Actualizado: 24.10.2016 17:03

Díaz puede perder la Alcaldía de Granada tras ser imputado el alcalde socialista en un fraude

Ciudadanos cedió el Ayuntamiento granadino al actual regidor, Francisco Cuenca, tras retirarle el apoyo al anterior alcalde del PP precisamente por estar imputado en un caso de corrupción urbanística. El partido naranja sopesa ahora dejar caer al socialista.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
El alcalde de Granada en los Desayunos de Europa Press Anadlucía. / EUROPA PRESS

El alcalde de Granada en los Desayunos de Europa Press Anadlucía. / EUROPA PRESS

MADRID. - El alcalde socialista de Granada, Francisco Cuenca, acaba de ser imputado en el caso del fraude de ayudas a la formación por haber adjudicado supuestos contratos irregulares a particulares siendo delegado provincial de la Consejería de Economía del Gobierno andaluz en 2010. La imputación de Cuenca ha saltado en un momento delicado para el Ejecutivo de Susana Díaz, sustentado por un partido, Ciudadanos, que precisamente dejó caer al anterior regidor granadino del PP tras ser imputado en un caso de corrupción urbanística. El partido naranja acaba de cerrar un acuerdo con el PSOE-A sobre los Presupuestos Autonómicos de 2017, cuyo anteproyecto de ley debe aprobar un Consejo de Gobierno extraordinario el próximo viernes.

El PSOE puede ahora perder la Alcaldía de Granada, en tanto que Ciudadanos ha exigido a los socialistas que no haya imputados ocupando ningún cargo público. El Ayuntamiento granadino, uno de los fueros históricos del PP andaluz, estaba gobernado por los populares con apoyo del partido naranaja hasta hace seis meses. El partido de Albert Rivera le retiró el respaldo al exalcalde del PP, el histórico José Torres Hurtado, tras ser detenido e imputado en un delito de corrupción urbanística. Los socialistas presentaron una moción de censura contra él, que fue apoyada por Ciudadanos, en una operación en la que se implicó directamente la dirección regional del PSOE. 



Díaz medió personalmente con Rivera para lograr la Alcaldía de Granada, arrebatándole así una de las plazas más significativas al PP (donde gobernaron de forma ininterrumpida durante 13 años). Ahora la formación naranja estudia si retira el respaldo al regidor socialista, como ya hizo con Torres Hurtado, o si relativiza la imputación de Cuenca en el caso de la formación, habida cuenta de que la jueza principal del mismo, María Núñez, acaba de archivar la pieza política que señalaba a varios responsables del Gobierno andaluz, descartando el delito de malversación de fondos.

La moción de censura que descabalgó a Torres Hurtado, la primera en una capital de provincia desde las elecciones municipales de mayo de 2015, tuvo lugar en abril, cuando en España había un acuerdo de gobierno entre el PSOE de Pedro Sanchez y Ciudadanos de Albert Rivera. Entonces el pacto nacional era propicio a los socialistas, ahora es el PP de Mariano Rajoy quien tiene sellado un acuerdo de investidura con Ciudadanos, y el PSOE acaba de aprobar en su comité federal que se abstendrá para facilitar el Gobierno a los populares.

En este momento, la corporación municipal de Granada está formada por 11 ediles del PP, 8 del PSOE, 4 de C’s, tres de Vamos Granada y uno de IU. Se da la circunscancia de que el principal promotor de la dimisión de Torres Hurtado, el portavoz municipal de Ciudadanos, Luis Salvador (exdiputado socialista), acaba de dimitir para centrarse en su labor como diputado en el Congreso. Salvador es partidario de dejar caer también al actual alcalde del PSOE.