Publicado: 29.11.2013 12:36 |Actualizado: 29.11.2013 12:36

Dirigentes abertzales condenan el ataque a la sede del PP de Barakaldo

Los cuatro ediles de Bildu en esa localidad vizcaína no suscriben el comunicado de rechazo pactado por el resto de grupos del Ayuntamiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El dirigente de la izquierda abertzale Joseba Permach ha mostrado, "de forma clara y nítida", su "más absoluto rechazo" al ataque perpetrado con cócteles molotov este viernes de madrugada contra la sede del PP de Barakaldo, y ha reclamado a quienes quieran "seguir trabajando" a favor de los derechos de los presos de ETA que lo hagan con "métodos pacíficos y democráticos".

En una rueda de prensa convocada en San Sebastián para referirse a la situación de Fagor Electrodomésticos, Permach, que hoy es dirigente de Sortu (la marca de la izquierda abertzale legalizada por el Constitucional en 2012) ha expresado su rechazo "más absoluto" al ataque a la sede de los populares en el municipio vizcaíno y ha preguntado "¿a quién beneficia que en estos momentos se produzcan este tipo de hechos?".

Además, ha emplazado a "todas las personas que quieran seguir trabajando por el respeto de los derechos humanos que están siendo conculcados a los presos políticos vascos" a que lo hagan "utilizando métodos pacíficos y democráticos".

El representante de la izquierda abertzale ha denunciado, asimismo, que "determinados sectores del Estado" pretenden "un proceso de involución" en Euskadi.

De este modo, ha remarcado que "estos hechos no benefician absolutamente a nadie que tenga ansias de buscar una solución pacífica en Euskal Herria", por lo que ha reiterado el "más absoluto rechazo" de la coalición abertzale a los mismos.

Por su parte, la portavoz de EH Bildu en el Parlamento Vasco, Laura Mintegi, ha defendido hoy que "todas las violencias, la política y la económica deben ser apartadas", pero ha eludido rechazar expresamente los últimos ataques de violencia callejera perpetrados en el País Vasco.

Mintegi ha hecho estas declaraciones, a preguntas de los periodistas sobre el ataque que ha sufrido esta madrugada la sede del PP de la localidad vizcaína de Barakaldo, donde desconocidos han arrojado dos cócteles molotov, que han ennegrecido la fachada y han causado daños en una ventana, aunque no se han registrado heridos.

Este sabotaje supone además el quinto incidente de violencia callejera ocurrido en Bizkaia en tres días.

Tras registrar en el Parlamento Vasco la enmienda a la totalidad de su grupo al proyecto de Presupuestos de 2014, la portavoz de EH Bildu ha equiparado la "violencia política y la económica", y ha dicho que "ninguna de ellas es defendible" y que ambas son objeto de preocupación para su grupo.

"Ninguna situación violenta es defendible, ni en el terreno político ni en el económico. Desgraciadamente vemos todos los días sucesos violentos de todo tipo. Todas las violencias deben ser apartadas de la actividad política en una democracia sana porque nos preocupa que cualquier tipo de expresión violenta pueda manifestarse en este país", ha explicado.

Mintegi ha hecho de este modo un rechazo general a "todo tipo de violencia" y, ante las preguntas de los periodistas, ha eludido rechazar de manera expresa y concreta los últimos ataques de "kale borroka", reprobación que sí hizo ayer la portavoz de EH Bildu en el Ayuntamiento de Bilbao, Aitziber Ibaibarriaga, quien dijo "rechazar" la quema de contenedores en los barrios de Rekalde y Santutxu de la capital vizcaína ocurridos el martes y miércoles pasados.

Además, a título personal y no como portavoz de su grupo, Laura Mintegi ha señalado que "no hay mejor fórmula para luchar contra cualquier violencia que trabajar por una justicia social y una democracia sana y justa" que, según ha dicho, es a lo que se dedica "todos los días" la coalición abertzale

Por otro lado, los cuatro ediles de Bildu en el Ayuntamiento de Barakaldo (Bizkaia) no se han sumado al acuerdo del resto de partidos con representación municipal para condenar el ataque con cócteles molotov perpetrado esta madrugada contra la sede del PP de la localidad.

El alcalde de Barakaldo, Alfonso García (PSE-EE), ha convocado hoy la Junta de Portavoces urgente tras conocer dicho ataque, que constituye el quinto incidente de violencia callejera registrado en Bizkaia en tres días.

Los representantes del PSE-EE, PNV, PP y Ezker Anitza-IU en Barakaldo han consensuado un texto de condena en el que se expresa la "preocupación" por este hecho, ya que además de poner en peligro la integridad física de los ciudadanos "pretende trasladar a la sociedad a los tiempos de mayor deterioro de la convivencia".

La Junta de Portavoces considera que la "raíz" de estos ataques si sitúa en "la intolerancia en la que está actuando una parte minoritaria de la población", y exige "unidad" tanto a las instituciones como a la sociedad para recuperar "la convivencia y la educación democrática".

En el texto, se condena "el acto terrorista" y se solicita apoyo y colaboración a los vecinos para descubrir a los autores, a la vez que se ofrece solidaridad tanto al PP como a los residentes en el inmueble donde se ubica la sede atacada.

En otras localidades, algunos dirigentes abertzales también han apoyado esta semana condenas de la kale borroka. Así, uno de los cuatro concejales de Bildu en el Ayuntamiento de Getxo ha apoyado el miércoles una moción presentada por el PP para condenar el ataque que sufrió el martes su sede en el barrio de Las Arenas, en la que desconocidos hicieron pintadas y lanzaron pasquines a favor de los presos de ETA.