Publicado: 20.01.2014 12:34 |Actualizado: 20.01.2014 12:34

Los díscolos del PSC mantienen su pulso con la dirección y creen que su expulsión sería un "error"

Elena Valenciano les pide "responsabilidad" y tiende la mano a Rajoy "para decir un 'no' como una casa a la independencia de Catalunya"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los tres diputados del PSC que rompieron el jueves la disciplina de voto para pedir al Congreso que permita la convocatoria de la consulta soberanista han reiterado este lunes su negativa a dejar el escaño, a pesar de que ayer concluyó el plazo que les había dado el partido, y han avisado de que su expulsión "sería un error", porque supondría también la de "una parte del espacio socialista".

En declaraciones a Rac1, Marina Geli, Joan Ignasi Elena y Núria Ventura, quien la semana pasada votaron en el Parlament a favor de solicitar la transferencia de competencias para la consulta, en contra de la línea del grupo socialista, han negado que contemplen formar un partido distinto o pasar a formar parte de alguno actual.

"Mi voluntad es seguir de diputado socialista", ha dicho Elena, quien "en absoluto" se plantea dejar de formar parte del PSC y para el que "la expulsión sería un error", porque, ha añadido, "no estamos hablando de una cuestión disciplinaria, sino una cuestión política que se debe abordar y resolver en clave política".

Marina Geli, por su parte, ha apuntado: "No tengo intención de dejar mi acta de diputada. Somos fieles al programa electoral y representamos aquello que es normalidad en muchos ayuntamientos, alcaldes y concejales socialistas".

Núria Ventura ha constatado su voluntad de "continuar formando parte del grupo parlamentario socialista, porque desde la política podremos conseguir superar este momento difícil". "Mi lugar es el PSC. No me planteo hacer política desde ningún otro lugar", ha apuntado Ventura, quien ha opinado que expresiones como expulsión "se deben dejar de lado y no tienen cabida en un sistema democrático" si se quiere hacer "un partido más plural".

 

Al mismo y desde los micrófonos de la cadena SER, la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, pedía a los tres "responsabilidad" pero sin aventurarse a amenazarles con la expulsión. Sí ha matizado que en democracia, cuando uno tiene un escaño en nombre de un partido y ese partido ha debatido y votado, "uno no debe separarse de la decisión de la mayoría".

"La responsabilidad de estos tres diputados tiene que llevarles a tomar nota de que el 84% del PSC votó lo que ellos han decidido votar distinto. Ellos se han separado de la inmensa mayoría del PSC", ha sentenciado.

En referencia al proceso soberanista, Valenciano ha asegurado que el PSOE ha hablado "mucho" con el Gobierno sobre el desafío lanzado por Artur Mas y que el Ejecutivo puede contar con su partido "para decir un no como una casa a la independencia de Catalunya", pero no "para no hacer nada".

Ha advertido de que todos los partidos deben tomarse "muy en serio" la brecha "enorme" entre Catalunya y el resto de España, y ha animado a "recomponer" las reglas del juego con una reforma de la Constitución para que todos los españoles "seamos iguales pero nos reconozcamos como diversos".

Sobre el proceso de primarias en el PSOE y las críticas de algunos socialistas como Carmen Chacón a la elaboración de un censo previo de votantes, Valenciano ha alertado de que no existe ningún proceso electoral "limpio" que no cuente con un censo. "Los censos se inventaron para luchar contra el fraude y la chapuza, son garantía de que las elecciones van a ser limpias. Queremos unas elecciones primarias ejemplares", ha proclamado.

Eso sí, no ha adelantado si el secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, concurrirá a esas primarias abiertas para elegir candidato a la Moncloa previstas para finales del próximo mes de noviembre, ni tampoco si ella misma será la cabeza de cartel para las elecciones europeas de mayo.