Publicado: 01.10.2015 11:00 |Actualizado: 01.10.2015 11:42

Madina irá el número siete en las listas del PSOE por Madrid

El Comité Regional del PSOE-M deberá ratificar este viernes la candidatura.

Publicidad
Media: 2
Votos: 5
Comentarios:
Eduardo Madina, durante un acto con militantes socialistas. EFE

Eduardo Madina, durante un acto con militantes socialistas. EFE

MADRID.- Finalmente el diputado vasco, Eduardo Madina, ha visto cumplido su deseo de poder volver a ser diputado e ir por la lista de Madrid, y está ya cerrada la negociación: será el “número siete”de la candidatura que encabezará Pedro Sánchez.

En principio, dicho puesto se entiende como “de salida” y le garantiza el escaño. En las anteriores generales, el PSOE logró diez diputados por la Comunidad de Madrid, pero aún no habían nacido las nuevas fuerzas políticas emergentes como Podemos o Ciudadanos. No obstante, los socialistas aspiran a repetir el mismo número de parlamentarios.

Como ya adelantó César Luena, no ha sido nada fácil el encaje de Madina en dicha candidatura por los escasos puestos que había y la importancia de una lista como la de Madrid. Su posición ha bailado en varias ocasiones y algunos rumores apuntaban que Ferraz lo quería situar como “nueve”, un puesto ya de dudosa salida. Pedro Sánchez no quiso este jueves desvelar si hubo fricciones con Madina sobre esta posición, simplemente se limitó a recordar que cumpliría su palabra de que iría en un puesto para que fuera diputado.



Álava o Madrid

En principio, a Madina se le ofreció encabezar Álava, pero el diputado vasco lo rechazó al entender que si se quería contar con él, debería ser en una lista con perfil más político como la de Madrid. Además, él siempre ha sido diputado por Vizcaya y no veía bien el cambio.

Ferraz en principio se puso firme y llegó a decir que “Álava o nada”, pero finalmente Sánchez optó por ir con las aguas tranquilas a las elecciones, y le buscó hueco en el “flexible” Partido Socialista de Madrid (PSOE-M).

En medio del proceso, no obstante, hubo una extraña operación que fue ordenar que César Luena fuera votado en las agrupaciones. Se especuló mucho cuáles eran las verdaderas intenciones de aquello, ya que el secretario de Organización tenía asegurado su puesto como cabeza de lista por La Rioja. El movimiento finalmente se abortó. Ferraz quiere pasar lista ahora sobre lo ocurrido, y lo explica como “un reconocimiento al trabajo que ha hecho Luena en Madrid”.

El resto de la lista está con los nombres ya conocidos. Al final estará Rafael Simancas –cuyo nombre también bailó para encabezar la lista al Senado-; las dos mujeres más votadas en la agrupaciones: Luz Rodríguez y Ángeles Alvarez; el portavoz parlamentario Antonio Hernando; y los dos fichajes de Sánchez: la catalana Meritxell Batet, como dos; y Zaida Cantera, como seis.

Este viernes el Comité Regional de Madrid deberá ratificar la candidatura y, aunque se aprobará con toda probabilidad, hay bastante descontento por la escasa presencia del socialismo madrileño en la lista.