Público
Público

ELECCIONES EN CATALUNYA El PP anuncia "incentivos fiscales" para las empresas que salieron de Catalunya

Albiol quiere facilitar el regreso de estas compañías e incluirá su propuesta en el programa para las elecciones del 21-D. El líder del Partido Popular de Catalunya no descarta la "repetición" de los comicios.

Publicidad
Media: 3.90
Votos: 10
Comentarios:

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (d), conversa con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, en el Congreso de los Diputados, en una imagen de archivo. EFE

El Partido Popular apuesta por "incentivos fiscales" para animar a las empresas que se han ido de Catalunya en las últimas semanas a regresar (2.655 empresas han trasladado su sede social fuera, según los datos del Colegio de Registradores de este lunes), pese a que fue el Ejecutivo central quien, con un decreto ley, facilitó dicha situación.

Ahora, esa será una de las medidas estrella del PPC en las próximas elecciones del 21 de diciembre, según ha confirmado el propio Xavier García Albiol en una comida informal con periodistas. La idea es promover incentivos para todas las compañías, también para las que se han quedado, pero atraer a las fugadas con un programa específico para ellas.

Una iniciativa similar a la que Ciudadanos, muy por delante de los conservadores en las encuestas, había anunciado con anterioridad. "Sí, pero que expliquen cómo lo harán. Nosotros lo detallaremos", aseguró el líder del PPC, que no niegan la competencia entre las formaciones del autodenominado bloque "constitucionalista".

Asumiendo que quedará tercero en el ránking de dicho bloque, por detrás de Inés Arrimadas y Miquel Iceta, en el PP prometen darlo "todo" en campaña y pedir el voto para un programa electoral que, aseguran, "no podrán prometer" ninguno de sus socios en la aplicación del 155 de la Constitución. Ello incluirá -avanzó sin especificar detalles- otras medidas en materia de Educación, seguridad y hasta en el sector "audiovisual". 

Desde el PPC -ahora ya en consonancia con Génova y no como en otros tiempos en los que la coordinación entre esta federación y la sede central escaseaba- confían en una alta participación en los próximos comicios que demostrará el "voto oculto" que no aparece en las encuestas. Sin embargo, Albiol asume que el resultado electoral volverá a ser muy ajustado entre los independentistas y los constitucionalistas. Tanto, que incluso prevé que se pueda llegar el escenario de repetición de elecciones.

En ese caso, la culpa será del PSC, la formación que será el blanco de sus ataques, más allá de los lanzados contra los independentistas de ERC o PDeCAT y contra los "objetos volantes no identificados"  de Podemos y los Comunes de Ada Colau. Para Albiol, "los intereses de Iceta no son los del PSOE", ya que considera que la "prioridad" del líder del PSC es pactar un gobierno con una Esquerra que renuncie a la declaración unilateral de independencia y la formación morada. 

Llegado ese escenario, el conservador catalán cree que algunas federaciones socialistas como Andalucía o Extremadura "saltarían" y Pedro Sánchez evitaría la crisis interna impidiendo a Iceta que formase parte de ese Ejecutivo. Por ello, Albiol ha instado al secretario general del PSOE a aclarar si permitiría a Oriol Junqueras ser presidente de la Generalitat no con su apoyo expreso, sino con su abstención. De hacerlo, el líder del PPC preferiría repetir las elecciones antes de permitir un tripartito PSC-ERC-Podemos/Comunes incluso aunque cumplan con la legalidad, aunque ello conllevara a más inestabilidad. 

Por otro lado, Albiol ha reconocido errores del pasado como el haber permitido que se votara sin problemas en el primer referéndum del 9-N de 2015, lo que ha provocado, a su entender, el éxito de Cs. También ha alabado la política de comunicación de sus socios y rivales al mismo tiempo y, aunque ha criticado la escasa labor parlamentaria de los 25 diputados naranjas en Catalunya, también ha dejado caer que no serán el blanco de sus dardos. "Arrimadas no es mi adversaria. Lo son los independentistas", sentenció volviendo a apelar a la necesaria "unidad" del constitucionalismo.

Campaña "nacional" en grandes ciudades

Por último, Albiol adelantó el calendario previsto para el inicio de la campaña. Mañana mismo presentará, junto a los senadores que votaron el 155, el eslogan de la misma. La intención es "explicar bien" los motivos del Gobierno de Mariano Rajoy para llegar a aplicar dicho artículo de la Constitución y las consecuencias -buenas, obviamente- que está teniendo ya en Catalunya.

Una prueba más de que este escenario electoral no afecta sólo a la Comunidad en que se celebran, sino al resto de España, tal y como reconoció el líder del PP catalán. "No nos votarán por nuestro trabajo o por simpatía, nos votarán en función del contexto político catalán que está contaminado por la situación nacional y viceversa", constató.

Por ese motivo, los altos cargos de Génova, así como varios miembros del Gobierno participarán de forma activa en la campaña. Este mismo fin de semana tanto la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, como la ministra de Defensa y secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, estarán en Catalunya. La única ministra catalana, la titular de Sanidad, Dolors Montserrat, también tendrá un "papel muy activo" en la campaña. Y el propio Rajoy tiene previstos actos el 2, 8, 13 y 17 de diciembre, sin que se descarte incluir más fechas en su agenda. La estrategia será, además, huir de los grandes mítines y actos en hoteles y acercarse más a la gente de la calle. 

Albiol, consciente de que el voto del PPC llegará de capitales y áreas metropolitanas -no así de pueblos y municipios pequeños-, reforzará su presencia en grandes ciudades en las que incluso llegará a reforzar el envío del mailing para que los electores puedan acudir a votar con el sobre ya cerrado en casa y se evite, con ello, el voto oculto. Las encuestas internas del PPC, así como el clamor que siente él en la calle, aseguró, le hacen prever un resultado para su formación bastante mejor que el que le auguran los sondeos mediáticos. Por ello, su objetivo es "el NS/NC" ( no sabe, no contesta), es decir, intentar movilizar a "entre el 25 y el 30%" de voto indeciso. El 21-D se verán los resultados.